El mandatario mexicano exhibió los cinco compromisos adquiridos durante su toma de posesión en el 2018 que le quedan por completar.

México, 28 sep (EFE).- El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presumió este lunes de haber cumplido en su segundo año de mandato 95 de los 100 compromisos adquiridos al tomar posesión en diciembre de 2018, aunque exhibió también los cinco que le quedan por completar.

“Vamos bien, se está avanzando, estoy cumpliendo con los compromisos que hice. Incluso estoy llevando a cabo compromisos nuevos”, indicó el mandatario antes de repasar la lista que leyó en su ceremonia de investidura y que está haciendo de México “un país más justo, más digno”.

Estos son, en palabras del Presidente de México, los cinco encargos que asumió con el pueblo y que no ha podido lograr hasta ahora.

DESCENTRALLIZAR AL GOBIERNO FEDERAL

López Obrador prometió desconcentrar el Ejecutivo federal de Ciudad de México, pero hasta el momento todos los ministerios permanecen en la capital. Su idea, como comentó este lunes, sigue siendo la misma: “que se vayan las secretarías a los estados”.

ELIMINAR FIDEICOMISOS Y CUALQUIER MECANISMO PARA OCULTAR RECURSOS

El Presidente explicó que la cancelación de los fideicomisos, un asunto que él ha abanderado, está “por aprobarse” en el Congreso para evitar que se pueda “ocultar fondos públicos y evadir la legalidad y la transparencia”.

“Claro que estamos a favor de la ciencia, claro que estamos a favor de la cultura. No estamos a favor de los privilegios y de la corrupción, que no se confunda nadie”, aclaró frente a las críticas del sector cultural y científico por la supresión de fondos en estos sectores.

IMPULSAR FUENTES ALTERNATIVAS DE ENERGÍA

“Está en proceso, porque aquí lo que queremos es potenciar sobre todo las hidroeléctricas con turbinas nuevas, pero está en proceso”, explicó sobre ese compromiso.

Hasta el momento, la gestión energética de López Obrador se ha centrado en recuperar el poder de las estatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE) con estrategias que los expertos e incluso algunos fallos judiciales han considerado perjudiciales para la energía renovable que aportan las compañías privadas.

ACLARAR LO OCURRIDO EN EL CASO AYOTZINAPA

El mandatario aseguró que se daría un nuevo impulso a la investigación de la desaparición forzada de los 43 jóvenes en Ayotzinapa, en el sureño estado de Guerrero, un episodio ocurrido en 2014 y al que se dio carpetazo con la creación de la llamada “verdad histórica” según la cual policías locales corruptos entregaron los jóvenes al crimen organizado.

El fin de semana, coincidiendo con el sexto aniversario del suceso, el gobernante ofreció disculpas en nombre del Estado por el caso, y aseguró que la nueva investigación puesta en marcha bajo su administración implica a policías, militares y narcotraficantes a diferencia de la actuación de su predecesor Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Ese impulso a las pesquisas no ha conseguido hasta el momento aclarar lo ocurrido ni castigar a los responsables, algo que el presidente aseveró este lunes que “se va a cumplir”.

TRANSFERIR A LAS COMUNIDADES MINERAS LOS IMPUESTOS QUE LAS EMPRESAS PAGAN POR LA EXTRACCIÓN

López Obrador se comprometió a dar directamente a las comunidades de zonas mineras el dinero de los impuestos que el Estado cobra por su explotación, un hecho que todavía no se cumple.

“Esa está en proceso, porque hubo un alegato judicial de gobernadores. Se entregaba el dinero a los gobiernos estatales y no llegaba, o a Gobiernos municipales y no llegaba a las comunidades mineras; ahora ya se resolvió legalmente y estos recursos van a llegar de manera directa”, indicó.