El peso pierde al cierre y llega a -1.19% frente al dólar, su peor nivel desde junio

28/09/2021 - 4:20 pm

La mayoría de las monedas de países emergentes perdieron terreno a pesar del avance en el precio del petróleo. Las expectativas sobre el inicio del tapering de la Fed y una aversión al riesgo por China Evergrande Group han dado un impulso al dólar.

Ciudad de México, 28 de septiembre (SinEmbargo/EFE).– El peso mexicano cerró la jornada de este martes con una fuerte depreciación de 1.19 por ciento (24 centavos), lo que representó su peor caída desde el 16 de junio, según datos de Banco Base. Por su parte, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó el día con un retroceso mayor al de la mañana, que se situó en -0.5 por ciento, llegando a -1.3 por ciento.

La cotización del peso se colocó alrededor de 20.35 pesos por dólar, con el tipo de cambio tocando un mínimo de 20.0973 y un máximo de 20.3939 pesos por dólar, cerca de la resistencia clave de 20.40 pesos. El análisis de Banco Base recalcó que el peso mexicano se ubicó como la segunda divisa más depreciada en la canasta amplia de principales cruces, “resultado de un incremento de la aversión al riesgo en los mercados financieros globales, por lo que se observaron caídas en los mercados de capitales y pérdidas para la mayoría de las divisas en el mercado cambiario”.

Al inicio de la sesión, el peso cotizaba alrededor de 20.26 pesos por dólar, con lo que acumuló dos sesiones consecutivas, sumadas a la del viernes 24 de septiembre, con una pérdida de terreno frente al billete verde.

En ventanillas el dólar se vendió hasta en 20 pesos con 80 centavos.

La depreciación de esta mañana se debe a que continúan las presiones al alza sobre las tasas de interés de los bonos del Tesoro, al elevarse las expectativas de inflación y la probabilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos comience a subir su tasa de interés en la segunda mitad del 2022.

 

En el caso de la BMV, el índice S&P/BMV IPC, compuesto por las acciones de las 35 emisoras de más valor por capitalización y liquidez en México, pierde -0.39 por ciento a un nivel de 52 mil 396.73 unidades, mientras que el índice FTSE BIVA, el principal de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), se mueve -0.58 por ciento al nivel de mil 057.64 unidades.

Al interior del principal indicador de la Bolsa mexicana, la mayoría de los valores operan con pérdidas, con 26 de los componentes en rojo, ocho en verde y uno sin cambios, siendo los peores desempeños los de Industrias Peñoles, con -1.79 por ciento; Grupo Carso, con -1.68 por ciento; Asur, con-1.66 por ciento, y Walmex, con un retroceso de -1.64 por ciento.

La directora analista de Banco Base explicó que la aversión al riesgo y la depreciación del peso se debieron a que el dólar se ha fortalecido ante las presiones inflacionarias en Estados Unidos y la expectativa de que la Reserva Federal podría comenzar a subir su tasa de interés antes de que termine el 2022.

Agregó que “en el mercado de bonos, la tasa de rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años subió 5 puntos base a 1.54 por ciento, acumulando un incremento de 23.7 puntos base en las últimas cuatro sesiones. El incremento de la tasa de rendimiento favorece la especulación a favor del dólar estadounidense en el mercado cambiario, lo que ha ocasionado el fortalecimiento del dólar durante las últimas sesiones”.

También recordó que aún hay nerviosismo por la probable suspensión parcial de operaciones del Gobierno de Estados Unidos, luego de que senadores republicanos se han negado a subir el techo de la deuda. En ese sentido, el cierre parcial de operaciones ocurriría en octubre y hoy la Secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha dicho que el Departamento del Tesoro se quedará sin liquidez a partir del 18 de octubre, lo que implica un riesgo “catastrófico” pues se podría incurrir en incumplimiento en el pago de deuda.

Finalmente, Siller Pagaza expuso que todavía persisten los riesgos para la actividad económica, pues Estados Unidos, la confianza del consumidor del Conference Board bajó por tercer mes consecutivo en septiembre, resultado de los incrementos en precios al consumidor, por ello, “es probable que las presiones inflacionarias continúen durante el cuarto trimestre del año, debido a incrementos significativos en los precios de materias primas, principalmente energéticos”.

“En lo que va de septiembre, el precio del WTI acumula un incremento de 9.21 por ciento, mientras que el gas natural en Estados Unidos acumula un incremento de 33.45 por ciento y en Europa un incremento de 52.99 por ciento. Se espera que los precios de los energéticos se mantengan elevados durante la temporada de invierno, lo que a su vez implica mayores costos de producción e incrementos en precios de mercancías y alimentos procesados a nivel global”, sostuvo.

WS Y SUDESTE ASIÁTICO A LA BAJA

Wall Street cerró con pérdidas este martes y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, bajó un 1,63 % en una jornada marcada por los comentarios del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, sobre la inflación.

Según datos al cierre de la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones recortó 569.38 puntos, hasta 34 mil 299.99, mientras que el selectivo S&P 500 descendió un 2.04 por ciento o 90.48 enteros, hasta 4 mil 352.63.

El índice Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes, vivió su peor día en medio año al perder un 2,83 % o 423,29 unidades, situándose en 14 mil 546.68.

El parqué neoyorquino comenzó la sesión con dudas, pero apostó decididamente por la ventas después de que Powell admitiera ante el Comité Bancario del Senado que la inflación en EU es más preocupante y estructural que a principios de este año.

Además, dijo que los problemas de la cadena de suministro en el país, uno de los principales motivos de la elevada inflación, “no solo no han mejorado, sino que en algunos casos han empeorado”.

El banco central apuntó la semana pasada que podría iniciar la retirada de estímulos monetarios desplegados por la pandemia tan pronto como en noviembre y subir los tipos de interés el año que viene, por lo que los inversores han estado actuando en consecuencia. Foto: EFE.

Los operadores se han deshecho de posiciones en la bolsa y han acudido al mercado de deuda pública, impulsando al rendimiento del bono del Tesoro a 10 años hasta niveles no vistos desde junio, ya que tocó esta mañana el 1.558 por ciento.

Por sectores, hoy destacó el fuerte retroceso de las empresas tecnológicas (-2.99 por ciento) y de comunicaciones (-2.79 por ciento), caracterizadas por sus altas valoraciones y sensibles al alza de los tipos de los bonos.

El único sector que se mantuvo en verde fue el de la energía, que avanzó un 0.44 por ciento mientras se vislumbra una crisis por la ajustada oferta global de petróleo y el aumento de la demanda de combustibles.

Por otra parte, al mercado le preocupa el posible cierre del Gobierno de EU si no se aprueba financiación antes del viernes y también el techo de la deuda, que podría llevar a una suspensión de pagos.

SE DISPARAN LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este martes con un descenso del 0.2 por ciento y se situó en 75.29 dólares tras una aparente recogida de beneficios por parte de los inversores.

Según datos al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en noviembre restaron 0,16 dólares con respecto al cierre anterior.

El petróleo de referencia estadounidense comenzó la jornada al alza, pero se dio la vuelta al compás del barril de Brent, de referencia europea, que llegó hoy a superar los 80 dólares por primera vez en unos tres años y retrocedió después.

Pese a la recogida de beneficios de hoy por parte de los inversores, ambos barriles llevan cinco semanas seguidas en ascenso y se han revalorizado más del 50 por ciento desde que comenzó el año porque la oferta global sigue ajustada.

El crudo de referencia en Europa, que arrancó la sesión de hoy en 80.16 dólares. Foto: EFE.

El crudo está también recibiendo impulso por el fuerte ascenso del gas natural, que podría llevar a las empresas de servicios públicos a cambiar un combustible por otro, apuntan los expertos.

Los contratos de gas natural para entrega en octubre hoy siguieron elevando su valor, 13 centavos, y se situaron en casi 5.84 dólares por cada mil pies cúbicos.

La Secretaria de Energía, Rocío Nahle, celebró la noche de ayer que el precio de la mezcla mexicana llegara a los 71 dólares con 89 centavos por barril.

“De acuerdo a los precios internacionales del petróleo hoy la mezcla mexicana del hidrocarburo por arriba de los 71 dólares por barril. La movilidad en el mundo se recupera y algunos productores no restablecen en su totalidad su producción”, publicó en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con Pemex, el precio de la mezcla mexicana se situó en 71.89 dólares por barril. Foto: Captura de pantalla.

Por otro lado, el barril de crudo Brent para entrega en noviembre bajó este martes un 0.55 por ciento en el mercado de futuros de Londres, hasta 79.09 dólares, en una jornada en la que llegó a superar los 80 dólares por primera vez en tres años.

El petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, perdió 0.44 dólares respecto a la negociación anterior, cuando acabó en 79,53 dólares.

En una sesión volátil, el Brent alcanzó los 80,70 dólares a las 6.27 GMT, su máximo desde octubre de 2018, si bien después cedió terreno para rondar los 78 dólares y volvió a remontar al final hacia los 79.

Detrás del notable repunte del Brent en los últimos días figuran, según los analistas, factores como la inquietud de los inversores a que se produzca una escasez de oferta cuando aumenta la demanda en muchos países a medida que se eliminan las restricciones a la actividad impuestas por la pandemia.

La OPEP estimó hoy en su informe anual que el consumo mundial de petróleo continuará aumentando a medio plazo hasta una media de 104,4 millones de barriles diarios (mbd) en 2026.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas