El Consejo Coordinador Empresarial y el Consejo Mexicano de Negocios llevan meses afinando un plan nacional de infraestructura junto con el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, en las reuniones no ha estado Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de la Coparmex, quien ha emitido diversas críticas al Gobierno federal. Socios del organismo patronal están “inconformes” con este “golpeteo” con “fines electorales” porque ha descuidado las necesidades de los emprendedores, afirmó Carlos Chavira, presidente de la Coparmex Cd. Juárez (2008-2012).

Ciudad de México, 28 de octubre (SinEmbargo).– Socios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) a nivel nacional están “inconformes” con el “proyecto personal político-electoral” del presidente nacional Gustavo de Hoyos Walther rumbo a las elecciones presidenciales de 2024, porque “no está respondiendo” a las necesidades de los 36 mil medianos y pequeños empresarios que representa, aseguró Carlos Chavira Rodríguez, presidente de la Coparmex Cd. Juárez (2008-2012), quien impulsa un organismo empresarial alternativo.

“De Hoyos primero manifestó su interés por ser Diputado federal y ahora Presidente de la República. Lo que es absolutamente cuestionable es que para esos fines esté convirtiendo a la Coparmex en una institución con fines electorales, con fines políticos y con intereses totalmente ajenos a los que tiene su membresía, los empresarios que formamos parte de esta Confederación en todo el país, y que desde luego no estamos conformes. No se está buscando la legítima representación de nuestros intereses, de nuestros proyectos y las posibilidades de ver crecer nuestros negocios, de ampliar nuestras inversiones, de generar más empleos y ver una reactivación económica”, dijo Chavira.

“No estamos de acuerdo que se nos utilice para decir que hay una gran inconformidad de toda la membresía de Coparmex por el Gobierno. Eso es falso”, alertó. “Está poniendo a todos los empresarios legítimos, que tienen aspiraciones de ampliar su actividad económica y empresarial, en riesgo de una confrontación donde nadie pidió ser un contendiente del Gobierno federal como lo está haciendo aparentar este pequeño grupo de oportunistas que ahora son encabezados por De Hoyos”, aseguró el empresario.

De acuerdo con el empresario Carlos Chavira, quienes “se han adueñado de los espacios de decisión más importantes de la Coparmex” durante 10 años mediante modificaciones a los estatutos son sus cuatro últimos presidentes nacionales: Gerardo Gutiérrez Candiani (2009-2012), quien fue precandidato a la gubernatura de Oaxaca en 2012; el interino Alberto Espinosa Desigaud (2012); Juan Pablo Castañón Castañón (2012-2015); y Gustavo de Hoyos Walther (2016-2019).

“No hay unanimidad como De Hoyos falsamente lo ha dicho; hay mucha inconformidad de sur a norte. Habemos muchas voces de empresarios que creemos que la finalidad de la Coparmex debe ser otra, no la utilización del organismo para fines electorales. Para eso que se vaya a un partido político. Él ha manifestado públicamente su simpatías por el PAN, bueno, que deje Coparmex y participe en ese partido”, propuso.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, sin mencionar nombres, aseguró en la conferencia matutina del 17 de octubre que hay empresarios que “tienen una doble chaqueta: por un lado, líder empresarial; por el otro lado, líder partidista. Pero además simulan que son independientes, cuando en realidad tienen posturas políticas. Hay algunos que hasta ya están aspirando a ocupar cargos, ya todas sus actitudes y sus declaraciones tienen que ver con eso. Los conozco, aunque se disfracen, y ya andan buscando eso. Entonces, por eso agarran estas banderas, pero yo considero que no es legal, no es legítimo. ¿Cómo van a representar así a los empresarios?”.

SinEmbargo pidió al área de comunicación de Coparmex nacional un comentario respecto a los señalamientos contra el presidente Gustavo de Hoyos. Hasta el cierre de la edición no obtuvo respuesta.

DE HOYOS CRITICA “PARA BUSCAR REFLECTORES”

El Consejo Coordinador Empresarial y el Consejo Mexicano de Negocios, encabezados por Carlos Salazar Lomelí y Antonio del Valle Perochena, se han reunido constantemente con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para generar un Plan Nacional de Infraestructura entre inversión pública y privada para impulsar la economía mexicana, luego de la tensión e intercambio de señalamientos durante el proceso electoral de 2018.

Sin embargo, ha estado ausente Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Coparmex desde 2016, con posibilidad de reelegirse un quinto año luego de modificaciones a los estatutos.

Este organismo patronal lanzó Alternativas por México, una iniciativa con giras estatales para formar 110 agentes ciudadanos para 2021, año en que se elegirán 13 gubernaturas y se renovará la Cámara de Diputados. El líder patronal Gustavo de Hoyos ha criticado el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, la ley contra facturas falsas, la política de austeridad, los proyectos del Tren Maya, el aeropuerto en Santa Lucía y la refinería en Dos Bocas, entre otras medidas.

“Gustavo de Hoyos no forma parte junto con otros dirigentes empresariales de los análisis de importantes proyectos de infraestructura. Coparmex no está participando en las grandes definiciones de la forma en que debe orientarse y encausarse el país. Hay mucha inconformidad. Habemos muchos empresarios que somos socios activos de Coparmex en todo el país que no estamos de acuerdo en esa actitud de confrontación, de golpeteo y de descalificación continua”, afirmó Carlos Chavira. “Por qué este cambio tan drástico: es importante plantear puntos de vista distintos, hacer propuestas constructivas, lo que no es correcto es que ahora se critica lo que antes jamás se criticó”.

Chavira, ex presidente de Coparmex Cd. Juárez de 2008 a 2012, fue testigo de cómo Candiani, Castañón, Espinosa y De Hoyos fueron “cómplices” de los señalamientos de corrupción contra los ex Gobernadores priistas César Duarte Jáquez (Chihuahua), Javier Duarte de Ochoa (Veracruz) y Roberto Borges Angulo (Quintana Roo), por lo que cuestiona que De Hoyos ahora emita críticas y señalamientos “para buscar reflectores y tener una mayor y mejor imagen dentro de ciertos grupos”.

“Yo hice señalamientos públicos, que jamás tuvieron eco, sobre los malos manejos que César Duarte estaba haciendo; señalamientos de corrupción, de impunidad y de abuso de poder que jamás fueron atendidos. Al contrario, en los hechos, hubo una vinculación muy cercana de todos esos personajes que jamás criticaron y llegaron al extremo de decir, como Alberto Espinosa, que Duarte era uno de los mejores Gobernadores de la historia de México. A ese nivel llegaron todos ellos. ¿Cuál es la autoridad que podrían tener ahorita que negaron cualquier tipo de crítica mínimo a este tipo de Gobernadores tan cuestionados?”.

“Habemos empresarios que estamos en contra de la inseguridad, de la corrupción y somos víctimas de ella, como lo vivimos con César Duarte en Chihuahua, que dejó hipotecado el estado. Coparmex jamás se manifestó por ese crimen, por cómo saqueó las arcas del erario público y manipuló las leyes”, enfatizó el ex representante empresarial de Ciudad Juárez. “Y ahora, casualmente con el inicio del actual Gobierno, empieza a hacerlo”.

EL ORGANISMO EMPRESARIAL ALTERNO

Al no sentirse representados por la dirigencia de Gustavo De Hoyos en la Coparmex, diversos socios plantean un nuevo organismo que dé voz a los emprendedores en diálogos con las autoridades gubernamentales, e incorpore a las mujeres empresarias y a los pequeños empresarios de todo el país en proyectos con trascendencia nacional, planteó Carlos Chavira.

En México, destacó, existen más de 4 millones de empresas con menos de 50 empleados que buscan áreas de crecimiento con una participación más intensa en creación de empleos y cadenas productivas para fortalecer el mercado interno, “que ahorita no se ha dado y es la última de las prioridades de De Hoyos”.

“Es una iniciativa que tiene que ver con este vacío en el que ha venido incurriendo la dirigencia de Coparmex cada vez de manera más amplia. Ha generado un malestar muy importante”, explicó Chavira. “Esto no tiene que ver con que desaparezca Coparmex. Tiene toda la legitimidad para continuar y seguir las actividades que está desarrollando, pero lo cuestionable es la manipulación política que está haciendo”.

Sin embargo, los socios de diversas regiones del país que han manifestado su interés en esta opción empresarial han sido “intimidados” con llamadas y comentarios “de gente cercana a De Hoyos señalándoles que busquen alejarse por su propio bien y no se involucren”.

“Han habido acciones de intimidación inaceptables. De esto hago directamente responsable a Gustavo de Hoyos por esa actitud absolutamente incomprensible e incalificable de cómo se intimida a los socios de Coparmex que han tenido acercamiento con un servidor”, finalizó.

SinEmbargo publicó anteriormente que cuando Carlos Chavira compitió por la presidencia nacional de Coparmex en 2012, luego de ser crítico de los presuntos desvíos de recursos de César Duarte, fue acusado de supuesta administración fraudulenta en perjuicio del Gobierno de Chihuahua por 20 millones 818 mil pesos bajo la causa penal 339/13 que derivó en orden de aprehensión el 25 de febrero de 2013, luego de que el Gobierno estatal le dio 25 millones de pesos para la celebración del Primer Expo-Encuentro Empresarial, Cultural y Deportivo “Juárez Competitiva” 2011.

Ante ello, la Coparmex le retiró el registro a la candidatura. Pero después de siete años de lo que consideró una “persecución política”, Chavira fue absuelto por las autoridades judiciales ante la falta de pruebas.