Luego de que la capitana del equipo femenil de Puebla diera a conocer que un árbitro invadió la intimidad  de las jugadoras, el Club Puebla salió en defensa de las jóvenes y exigió una investigación que ya ha comenzado; también reprobó todo acto que vaya en contra del Fair Play.

Ciudad de México, 28 de octubre (AS México).- Un nuevo escándalo sacude al futbol mexicano: jugadoras del Club Puebla denunciaron que fueron víctimas de acoso por parte de un árbitro durante el encuentro contra Cruz Azul. Así lo dio a conocer la capitana del equipo a través de su cuenta de Twitter; la jugadora acusó que uno de los jueces incurrió en una falta que provocó gran incomodidad a sus compañeras.

María José López, capitana de la Franja, declaró que ella y sus coequiperas sintieron su intimidad amenazada cuando el cuarto árbitro de su partido les pidió mostrar su ropa interior.

La futbolista declaró que “tuvimos que mostrar la parte superior de nuestra prenda interior aun sin portar licra debajo del short, lo que se nos hizo una falta de respeto a nuestra intimidad”.

Ante esta denuncia, la Liga MX Femenil respondió que investigará lo ocurrido y mandó un mensaje para advertir que no aceptará dicho comportamiento en el torneo femenil.

En el mensaje se afirma que la Comisión Disciplinaria ha abierto una carpeta de investigación. Asimismo, llevará a cabo un análisis para eventualmente dictar una sanción o castigo a quien sea encontrado culpable.

En palabras de María José, el responsable fue Edgar Pablo Villa, quien fungió como cuarto silbante en el compromiso del Puebla ante el equipo femenil del Cruz Azul.

Instantes después de darse a conocer la noticia en redes sociales, el Club Puebla salió en defensa de sus jugadoras y exigió la investigación que ya ha comenzado. También reprobó todo acto que vaya en contra del Fair Play.

Y UN CASO MÁS DE ACOSO

Hace unas semanas se dio a conocer el caso de un aficionado que tocó el seno de la jugadora del Houston Dash, Sofía Huerta, durante su enfrentamiento contra el Club Tigres.

Al finalizar el encuentro entre los equipos femeniles Tigres y el Houston Dash, las jugadoras se tomaron un tiempo para convivir con la afición, acto que terminó con un mal sabor de boca para Sofía Huerta, quien fue acosada por un sujeto que se encontraba en la tribuna.

Tras los hechos Tigres informó que interpuso una demanda contra el pseudoaficonado y sería vetado de todos los partidos, así como el acceso a las instalaciones donde entrena el conjunto Felino.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS MÉXICO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.