El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lamentó que en Europa se hayan implementado toques de queda “autoritarios” debido al aumento en los casos de la COVID-19, que con más de 200 mil contagios diarios, la zona se ha convertido nuevamente en el foco de la pandemia.

Ciudad de México, 28 de octubre (EFE).- Al tiempo que el país supera los 900 mil casos de COVID-19, el Presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, lamentó este miércoles los toques de queda “autoritarios” que Europa ha implementado por los rebrotes.

“Yo lamento que eso se esté aplicando en Europa, ni en los peores momentos de Europa había esos toques de queda y todas esas medidas, claro que para un conservador eso es, para decirlo coloquialmente, es mole de olla, eso les encanta, les fascina”, expresó en su rueda de prensa matutina.

López Obrador comparó la situación de los europeos con el pueblo mexicano “obediente, responsable y consciente”.

Sus declaraciones ocurren cuando Europa ha registrado más de 200 mil contagios diarios de COVID-19 en las últimas jornadas, lo que coloca al continente otra vez como epicentro global de la pandemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Francia ha sido uno de los países que implementó el toque de queda como medida para evitar más contagios de COVID-19. Foto: Ian Langsdon, EFE

Pero México rebasó los 900 mil casos confirmados en la última jornada con un índice de pruebas positivas mayor al 40 por ciento y casi 90 mil muertes, lo que lo consolida como el décimo país con más contagios y el cuarto con más decesos, de acuerdo a datos de la Universidad Johns Hopkins.

Especialistas han indicado que México no puede hablar de un rebrote porque ni siquiera ha salido de la primera ola de contagios.

Europa ha vuelto a ser el foco mundial de la pandemia, luego de que los casos por COVID-19 han aumentado. Foto: Martin Divisek, EFE

Aun así, López Obrador afirmó que en ninguno de los 32 estados mexicanos hay incremento de muertes, mientras que los repuntes de contagios se concentran en ocho entidades, en particular en el fronterizo Chihuahua.

“Estamos viendo lo que está pasando en España, en Francia, en Italia y aquí hay en estos estados estos incrementos, pero (vemos) cómo hacerle para que no se nos convierta en una situación inmanejable”, declaró.

El Presidente, que ha considerado “exagerada” la eficacia del cubrebocas, llamó a la población “a cuidarse”, a evitar las aglomeraciones, a mantener “la sana distancia” y el aseo personal, pero también pidió actuar con libertad.

También aseveró que en México “no se saturaron los hospitales” en ningún momento de la pandemia, al informar que la ocupación hospitalaria es del 33 por ciento en camas generales a nivel nacional.

El mandatario reconoció que está “preocupado”, pero que está más “ocupado” en atender la emergencia.

“No debemos de alarmarnos, desde luego no estoy minimizando el problema, esto es una pandemia terrible que ha causado mucho dolor, que sigue afectando en todo el mundo y nuestro país, pero no se resuelven las cosas por el autoritarismo”, sostuvo.