Joe Biden acudió a votar de manera adelantada este miércoles en el estado donde reside, Delaware, y llamó a la población a que apueste por un “camino infinitamente diferente” para que el país deje de lado el mandato del Presidente Donald Trump.

Washington, Estados Unidos, 28 de octubre (EFE).- El candidato demócrata en las elecciones de Estados Unidos, Joe Biden, votó este miércoles por adelantado en su estado de residencia, Delaware, y pidió a los estadounidenses apostar por un “camino infinitamente diferente” para el país que deje atrás el mandato del Presidente Donald Trump.

“Acabamos de votar“, dijo Biden, acompañado de su esposa, Jill, al salir de un centro de votación en Wilmington (Delaware), en el que había que solicitar cita para poder participar.

El exvicepresidente adelantó poco antes, durante un discurso sobre cómo afrontar la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, que no sólo votaría por sí mismo, sino por una serie de candidatos a cargos locales y estatales que se presentan a los comicios del próximo 3 de noviembre.

“Nos quedan seis días más para las elecciones, y los estadounidenses tienen en sus manos la posibilidad de situar a este país en un camino infinitamente diferente”, afirmó Biden en ese discurso, también desde Wilmington.

Una larga fila de votantes fue registrada este martes al esperar su turno para sufragar en las elecciones presidenciales estadounidenses, en St. Petersburg (Florida, Estados Unidos). Foto: Peter Foley, EFE

Más de 74 millones de personas han votado ya por adelantado en las elecciones del 3 de noviembre, lo que supone más del 53 por ciento de todos los que participaron en los comicios de 2016, según el recuento del independiente US Elections Project.

Mientras que muchos de ellos lo han hecho por correo, tanto Biden como Trump han optado por acudir en persona a su centro de votación: el Presidente hizo lo mismo el pasado sábado en Florida, su estado oficial de residencia.

Un grupo de ciudadanos fue registrado este martes en el centro de votación para las elecciones presidenciales estadounidenses, en el estadio Nationals Park, en Washington. Foto: Shawn Thew, EFE

En declaraciones a los periodistas después de votar, Biden se refirió brevemente a los saqueos en comercios registrados en Filadelfia (Pensilvania) durante las protestas de este martes en esa ciudad, desatadas por la muerte de un joven negro a manos de la policía.

“No hay ninguna excusa en absoluto para los saqueos y la violencia, aunque la protesta es legítima”, subrayó Biden.

En su discurso sobre la pandemia, el candidato demócrata advirtió de que si Trump gana las elecciones y consigue debilitar la reforma sanitaria de 2010 con la ayuda del tribunal supremo, se acabaría la obligación para que la vacuna de la COVID-19 sea gratis para los estadounidenses con seguro médico una vez que esté disponible.

“Incluso si yo gano, nos va a llevar mucho trabajo duro acabar con esta pandemia. No estoy haciendo una falsa promesa de que puedo acabar con esta pandemia como si pulsara un interruptor. Pero empezaré desde el primer día tomando las decisiones correctas, y dejaremos que la ciencia nos guíe”, recalcó Biden.