Veracruz, un lugar de gran riqueza cultural, hermosos paisajes y gente cálida

28/11/2021 - 12:05 am

Veracruz cuenta con sitios que ofrecen actividades tranquilas, además de espacios para relajarse. La entidad es rica en historia y biodiversidad y tiene una opción para cada persona.

Ciudad de México, 28 de noviembre (SinEmbargo).- No es un secreto que México tiene lugares hermosos, danzas tradicionales, comida deliciosa y gente amable y trabajadora. Una de las entidades que siempre destaca por su riqueza cultural es Veracruz, tierra de playas tranquilas, naturaleza cautivante, mestizaje, danza y son. Con eso en mente, compartimos varios datos de este estado, una buena opción para pasar un fin de semana o las fiestas decembrinas.

Veracruz fue la primera ciudad española en nuestro país tras la Conquista; Hernán Cortés llegó a Veracruz en 1519 y ahí se asentó. Este lugar recibió como nombre La Villa Rica de la Vera Cruz debido a que los españoles llegaron un Viernes Santo, esto se sumó a la riqueza que encontraron en los indígenas y en el lugar.

Hernán Cortés estableció su casa en La Antigua, lugar en el que aún permanecen las ruinas de esta construcción de piedra de río del siglo XVI.

La vieja casona de Hernán Cortés, en Veracruz (México). Foto: EFE

Veracruz cuenta con lugares para practicar actividades extremas y rodearse de la naturaleza. Un lugar perfecto para el turismo de aventura es Jalcomulco. Su nombre viene del náhuatl “Xalkomolko”, “xalli” que significa arena y “komol” que es olla o agujero; “ko” significa en, lo que se traduce en “En el rincón de la arena”. Entre las actividades deportivas para disfrutar en este lugar están caminatas, cabalgata, tirolesa, kayakismo, batucadas, cañonismo, senderismo, recorridos en bicicleta y paseos en cuatrimoto.

Otro lugar es Chachalacas, un poblado de pescadores con una de las playas más hermosas, este es un lugar especial para los amantes de la adrenalina. Chachalacas se encuentra a 47 kilómetros del Puerto de Veracruz y es especial para practicar buceo, además de volar en parapente y disfrutar del aire y las alturas. Mención especial tienen las Dunas del Sabanal, estas montañas de arena se formaron hace más de 10 mil años y pueden recorrerse en cuatrimoto o motocicletas todo terreno.

Chachalacas es el lugar indicado para practicar sandboarding. Foto: veracruz.mx

Para pasar un fin de semana tranquilo están los seis Pueblos Mágicos, que a través de sus tradiciones y la calidez de sus habitantes dejan en todo quien los visita una experiencia muy especial.

Coatepec, un lugar cafetalero especial para disfrutar de sus casonas con estilo andaluz, caminar por sus hermosos jardines, parques y haciendas, disfrutar del toque misterioso de la neblina, comer cecina coatepecana, tamales, pan horneado a la leña y una deliciosa taza de café que se cosecha en la región.
Papantla, con la imperdible zona arqueológica de El Tajín, un espacio con arquitectura única en Mesoamérica, además de la Danza de los Voladores de Papantla reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Papantla cuenta con una Escuela de Niños Voladores, ubicada en el Parque Takilhsukut. El sitio recibe cerca de 65 niños y jóvenes. Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo

Zozocolco de Hidalgo y sus cascadas, perfecto para caminar en los senderos que conectan a varias de estas cascadas de la zona, momentos para disfrutar de la vegetación y el aire fresco. Sus platillos característicos son el mole, la barbacoa y las gorditas de plátano.
Orizaba tiene un recorrido en teleférico, este cuenta con 917 metros de longitud y 320 metros de altura que conecta Plaza Pichucalco con el Eco Parque Cerro del Borrego, la vista desde la cima resulta impresionante.
Xico, un lugar de ambiente festivo, flores, aroma a café, casas coloniales y un hermoso paisaje enmarcado por montañas y haciendas cafetaleras.
Coscomatepec de Bravo cautiva a los visitantes con su singular colorido y sus talleres artesanales.

La gastronomía de Veracruz es muestra del mestizaje dado en la región con la llegada de españoles y africanos, sumado a los productos y recetas que ya se realizaban en nuestro país, toda esta mezcla resultó en una gastronomía llena de color, aromas y sabores. Entre los platillos representativos veracruzanos están el zacahuil, el tamal de un metro de largo que puede llegar a pesar hasta 20 kilos; arroz a la tumbada, un platillo que incluye varios mariscos; además del representativo pescado a la veracruzana que se prepara con huachinango, mero o robalo, dorado con mantequilla y bañado en una salsa de jitomate con chiles güeros, aceitunas, alcaparras, pimiento y orégano.

Pescado a la veracruzana. Foto: Shutterstock

Las danzas y los trajes típicos veracruzanos son una muestra de la riqueza cultural. Uno de ellos es traje de jarocho, cuyo origen se relaciona con los poblados localizados en la cuenca del río Papaloapan, las mujeres españolas en la época de la Colonia usaban prendas con influencia de Valencia y Andalucía, por lo que utilizaban telas pesadas y oscuras con caudas y holanes, lo que no resultaba muy agradable debido al clima caluroso de Veracruz. Mientras que las mujeres mestizas e indígenas usaban faldas floreadas con blusas de manta. Tras pasar los años y tomando en cuenta el clima, las telas cambiaron por otras más ligeras, entre ellas organdí y algodón.

Uno de los trajes típicos de Veracruz. Foto: Shutterstock

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas