Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México 28 de dic (SinEmbargo).– En medio de la crisis de inseguridad imperante durante los últimos años en Ciudad Juárez, Chihuahua, otra crisis se extendió de manera acelerada: la económica. El Gobierno de Enrique Peña Nieto ha declarado a varias zonas de esa frontera como “zonas de alta prioridad”.

De acuerdo con una investigación realizada por Rocío Gallegos para El Diario, siete mil 765 manzanas de distintas colonias de Juárez están habitadas por personas que viven en la miseria. Esta cifra es cinco veces la cantidad de cuadras reportadas por el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), en un trabajo realizado para autoridades federales hace tres años, cuando se detectó que residentes de mil 527 manzanas vivían en situación de “pobreza” o de “pobreza extrema”.

Es decir, de 2009 a la fecha, mientras el gobierno de Felipe Calderón dedicaba grandes cantidades de recursos federales a combatir la inseguridad desatada en el sexenio, se quintuplicó la cantidad de pobres en una de las ciudades emblemáticas del fracaso de la estrategia.

La expansión de la marginación, dice El Diario, tuvo lugar justo en el marco de la lucha antinarco encabezada por el ex Presidente Felipe Calderón, cuya estrategia contó con el despliegue masivo de fuerzas federales en Ciudad Juárez, considerada una de las zonas más violentas de todo México. Mientras los elementos del Ejército llegaban al por mayor al lugar para resguardar la seguridad, los pobres crecían de manera considerable.

Enrique Licón, titular de Desarrollo Social del Municipio, aseguró a la periodista del rotativo que la pobreza en la ciudad se extendió gracias a la crisis de inseguridad que se tradujo en un severo desempleo, “lo que llevó a los ciudadanos a pedir ayuda a las autoridades”.

El funcionario local también destacó que la pobreza trajo consigo el padecimiento de hambre entre los pobladores y destacó que entre 2010 y 2011 la demanda de alimentos creció hasta en un 35 por ciento.

Licón indicó a El Diario que durante este año, el Gobierno Municipal pidió al Colegio de la Frontera Norte realizar un estudio de la pobreza en la ciudad debido a las diferencias entre los índices que aplica el Gobierno Federal para medir la pobreza y pobreza extrema.

Debido a este panorama, el día de ayer la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) emitió un decreto presidencial por el que se lanzó la declaratoria de zonas de atención prioritaria para el 2013.

Aunque en el decreto no se menciona a las colonias donde se ubican las manzanas con pobladores en extrema pobreza, indagatorias del IMIP ubican que la mayoría de los polígonos en esas condiciones se encuentran en asentamientos como Lomas de Poleo, La Conquita, Felipe Ángeles, Insurgente, Fronteriza, Siglo XXI, Francisco Villa, 16 de Septiembre, Mariana Escobedo, Palo Chino, Libertad, Granjas Unidas, Plazuela de Acuña, México 68, La Campesina, Terrenos Nacionales, Bello Horizonte, Kilómetro 20, 27, 28 y 29, Manuel Valdés, El Papalote, Carlos Chavira, Toribio Ortega, Granjas de Chapultepec, Socosema, Fray García de San Francisco, Manuel J. Clouthier, Frida Kalho, Tarahumara, entre otras.

El decreto también menciona zonas rurales en las que se contemplan mil 80 municipios de 26 entidades que tiene un muy alto o alto índice de rezago social.

Entre ellos se incluyeron 16 municipios de la entidad que registran una muy alta o alta marginación social debido a que el 25 por ciento o más de su población vive en pobreza extrema, estos son: Bocoyna, Balleza, Batopilas, Carichi, Guachochi, Chínipas, Guadalupe y Calvo, Guazapare, Maguarichi, Manuel Benavides, Morelos, Moris, Nonoava, Ocampo, Urique y Uruachi.