El virus del zika ha levantado los focos rojos algunos países del continente americano, sin embargo, en México aseguran que se trata de una enfermedad que se cura máximo en 12 días con solo tomar paracetamol. El doctor Cuitláhuac Ruiz Matus, titular de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, explicó que no hay prueba científica de que este agente infeccioso sea la causa de microcefalia o de tres muertes en Brasil. No obstante, mientras la ciencia arroja respuestas, el experto asegura que México no debe bajar la guardia y cuidar a sus mujeres embarazadas. El funcionario agregó que en el país está contenido el mosco que transmite zika, pues además contagia el chikungunya y dengue, males que también están controlados y ninguno representa una epidemia. 

PROMO-ZIKA

Ciudad de México, 29 de enero (SinEmbargo).–  La Organización Mundial de la Salud dio a conocer ayer un cálculo donde alertaba que podrían reportarse de 3 a 4 millones de casos de infectados por el virus de zika en el continente Americano a lo largo de 2016. El anuncio ha provocado que naciones hayan encendido los focos rojos ante la “emergencia”; sin embargo, el doctor Cuitláhuac Ruiz Matus, titular de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud (SSa), dijo en entrevista para SinEmbargo que en México no se trata de una epidemia, y que no existe prueba científica de que este agente infeccioso sea causante de microcefalia en niños producto de mujeres embarazadas infectadas.

Por otra parte, el sistema de monitoreo y prevención epidemiológica ya estaba preparado, pues el mosquito que transmite zika también infecta el chikungunya y dengue; tres enfermedades que no son epidemias en México y desde hace años se han realizado acciones para erradicarlas.

El titular de la la Dirección General de Epidemiología contó que el tratamiento de 10 días consiste en paracetamol, y que incluso hay personas ni siquiera se enteran que tuvieron zika, porque no presentan síntomas.

–¿En México hay una epidemia de zika?

–No. Sólo hemos confirmado 18 casos. Una epidemia surge cuando hay más casos de los que se esperan. Nosotros ya sabíamos que iba a llegar, lo que no minimiza nada, pero ya sabíamos lo que podía pasar porque éramos susceptibles. Pero debemos poner atención y subir nuestros sistemas de prevención.

–¿Este virus es para que los mexicanos se preocupen?

–No, yo creo que no. Es de ocuparse. México tiene un robusto sistema de salud pública, que no es lo mismo que servicios públicos, me refiero al sistema de vigilancia epidemiológica, respuesta preventiva, respuesta ante epidemias de brotes ante desastres que nos ocupa. Nosotros llevamos ya casi un año en este tema. Nosotros ya lo sabíamos. Teníamos en claro que iba a venir. Aquí no hay sorpresas. Con esto no quiero decir que hay que minimizarlo, de ninguna manera. No para nada. Hay que estar ocupados, muy atentos y tenemos que proteger a nuestras mujeres embarazadas.

–¿Un capitalino puede padecer el virus de zika?

–Sí, si viaja a las zonas como Huatulco [Oaxaca]. Pero en la Ciudad de México no puede ser infectado. El mosco no vive en alturas arriba de mil 900 o 2 mil metros sobre el nivel del mar. En zonas altas no hay mosco, porque no hay condiciones.

–¿Es mortal?

–No. Históricamente es una de las enfermedades transmitidas por vector con menos letalidad. chikungunya es de baja letalidad, pero zika es menor. Brasil tiene tres defunciones en bebés, pero son probablemente atribuidas al zika. Es todo lo que se sabe, porque puede haber mil factores. Normalmente el paciente se repone completamente.

–¿Qué piensa de la alerta que han lanzado los organismo de salud internacionales?

–Adecuada. Es una medida de salud pública con diferentes nombres y diferentes matices, porque en México el término alerta se usa en otro momento: no estamos en alerta ahorita en México. Sin embargo, no importa el término, es muy oportuna ante las condiciones que se están viviendo en el continente Americano, ante la dispersión de un virus reemergente.  no es un virus nuevo, se conoce desde 1947, transmitido por un mosco, el cual transmite también dengue y chikungunya.

–¿Qué está haciendo el sector salud ante este virus?

–Primero tenemos que entender que llevamos una lucha larga contra este mosco, desde antes del chikungunya, estuvimos combatiendo la dengue.  Por ejemplo, con otro mosco, el del paludismo, te puedo decir que México es un territorio libre de este mal, son casos mínimos, y la mayoría son importados. Digo esto porque es un ejemplo que las batallas largas y continuas pueden ganarse. Ya lo hicimos con el paludismo. En el caso del dengue o zika llevamos años trabajando, no sólo en esta administración, sino de años atrás.

–¿Desde cuándo?

En el caso específico de zika fue en 2014, luego que nos enteramos que en la Isla de Pascua hubo un paciente autóctono, es decir, que no había viajado. Luego de ese caso Chile no volvió a reportar ningún caso. ¡Qué bueno! Pero desde entonces comenzamos a hacer acciones, iniciando con reuniones técnicas en el sector salud. El año pasado México lanzó su primer aviso preventivo de viaje a Brasil y a Colombia. Nosotros todavía no teníamos casos autóctonos. Dijimos: cuidado, como lo han hecho otros países, como Estados Unidos. Incluso emitimos un aviso epidemiológico a los 22 mil puestos de vigilancia epidemiológica que hay en el país, que son los consultorios que nos pasan toda la información todos los días. Además reforzamos la campaña de prevención con la campaña de chikungunya, que aunque fue muy criticada, no hay alguien que no haya escuchado el comercial. Además activamos los sistemas de vigilancia epidemiológica.

–¿Cuáles son las acciones de contención?

–Ha habido siempre, en cuestión de contención del mosco adulto, lo cual se hace a través de fumigaciones, en donde mediamos la densidad de la gota, hasta la velocidad conque se fumiga. La Secretaría de Salud está empleando insecticidas probados en su eficacia. Hay toda una técnica. Además tenemos vigilancia entomológica. En todo el país están colocadas suavi-trampas, donde atrapamos el huevo, para saber qué mosquitos hay. Muchos moscos desde la larva están infectados, por ejemplo, con chikungunya; hasta el momento no hemos encontrado zika. Claro, nunca son acciones suficientes, se requiere de la población, y autoridades de los tres órdenes de gobierno para evitar criaderos de moscos. Por más ciencia que le pongas y termines con el mosco adulto, no será suficiente, porque hay larvas, es una tarea continua.

BRASIL-ZIKA

–¿Es caro tratar a personas infectadas?

–No es caro, es igual que el del chikungunya. El tratamiento es a base de paracetamol porque sólo es sintomático, a veces se usa antihistamínico porque en algunos casos hay ronchas, mucho descanso, agua. De no ser por la información que nos está dando Brasil y la Polinesia Francesa [sobre casos de microcefalia en la población, lo cual aún no está determinado que sea por zika] el zika es un padecimiento mucho menos grave y mucho menos molesto que el dengue o chikungunya, pues en 10 o 12 días la persona se recupera completamente, si secuelas. Y hay un alto porcentaje de asintomáticos, que las personas ni siquiera se enteraron que tuvieron zika. Por tanto no representa un costo importante.

–¿Pero qué sucede en los casos de mujeres embarazadas?

–Es donde viene el tema. En Brasil la directora de la OMS, Margaret Chan, dice, lo que nosotros venimos diciendo desde hace tres años, y es que ya está demostrada la asociación entre infección por virus zika y microencefalia. Brasil dijo: en esta zona tuve zika y ahora comienzo a ver casos de microcefalia, pero no está demostrada la causa. Eso no está demostrado: que el zika sea causa de la microcefalia. ¿Qué pasó con los casos de 1968 a 2014? Nadie reportó un brote microcefalia. ¿Qué pasa en Colombia? de hecho Colombia tiene más casos de zika que Brasil, pero tampoco hay casos de microencefalia. Entonces, lo que dice la OMS es que hay una asociación pero todavía no está demostrada la causalidad. Eso es ciencia, que ayudará a tomar decisiones. Lo que hoy tenemos que hacer es proteger a nuestras mujeres embarazadas ante la duda.

–¿El tratamiento es distinto para mujeres embarazadas?

–No. Es exactamente el mismo. Pero lo que le decimos a esta población que vive en zonas donde hay moscos, es que tomen medidas básicas: que usen blusas de manga larga, calcetas, pantalón grueso, repelente, que en casa usen mosquiteros…

–Es un virus, lo cual debe mutar. ¿Puede ser grave?

–Sí, los virus mutan, pero hay unos más estables que otros. Este es un virus muy estable. Hay evidencia científica que indican que es el mismo, en todos los casos.

–Se sabe que sólo se transmite por el mosco, pero la OMS investiga un caso relacionado por transmisión sexual, ¿qué opina?

–Lo está investigando en un caso, donde lo encontró en semen, pero hoy por hoy está comprobado que es un virus transmitido por vector, no hay otra forma científicamente confirmada.