La Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada informó en un comunicado que no apelará el fallo del juez Santiago Pedraz con lo que Moreira Valdés podrá iniciar los trámites para recuperar su pasaporte y con ello, tener la posibilidad de dejar España cuando así lo decida.

El ex mandatario de Coahuila, Humberto Moreira, al salir de prisión. Foto: EFE

El ex mandatario de Coahuila, Humberto Moreira, al salir de prisión. Foto: EFE

Ciudad de México, 29 de enero (SinEmbargo).- Las autoridades españolas no apelarán la decisión del juez que dejo en libertad bajo caución al ex líder nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Humberto Moreira Valdés.

De acuerdo con información publicada esta mañana por diversos diarios nacionales, la Fiscalía Especial Contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada informó en un comunicado que no apelará el fallo del juez Santiago Pedraz con lo que Moreira Valdés podrá iniciar los trámites para recuperar su pasaporte y con ello, tener la posibilidad de dejar España cuando así lo decida.

El juez tiene hasta el próximo lunes para confirmar su resolución; sin embargo, el ex Gobernador de Coahuila continuará en condición de investigado y podrá ser sujeto a procedimiento penal. Con ello, Humberto Moreira tendrá que declarar ante el juez cuando así sea requerido, y en caso de no acudir al llamado si es que no se encontrara en ese país se podría emitir una orden de extradición.

Moreira fue aprehendido el pasado 15 de enero bajo la sospecha de los delitos de blanqueo de capitales y cohecho, y liberado días después, el 22, con medida cautelar de retirada del pasaporte y restricción de salir del territorio, que se mantendría hasta que el auto se afirme.

Ese día, Moreira salió del centro penitenciario de Soto del Real y negó su vinculación con el grupo criminal de “Los Zetas”.

Acompañado por uno de sus abogados, Ulrich Ritcher Morales, consideró que su encarcelamiento por los supuestos delitos de blanqueo de capitales y cohecho no perjudicarán al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Tras ser interrogado por el juez en la mañana, el prominente político mexicano, que se enfrenta a penas que pueden alcanzar cinco y seis años de prisión por presunta participación en lavado de capitales, malversación de caudales públicos, cohecho y organización criminal, se dirigió en la tarde a la cárcel madrileña de Soto del Real, donde pasó recluido las últimas siete noches, para recoger sus pertenencias y abandonar de inmediato el recinto penitenciario.

La Fiscalía, que originalmente pidió prisión incondicional para el detenido, tenía cinco días para presentar recurso formal y luego la sala resolvería a favor o en contra. Sin embargo, durante los últimos minutos de ayer la autoridad española informó que no apelará el fallo, con lo que Moreira podrá recuperar su pasaporte, y si así lo desea, salir de ese país.