Graciela, de 30 años de edad, contó a El País que el domingo 13 de enero cuando viajaba en Metro con rumbo a su casa un grupo de cinco hombres y una mujer la rodearon en las escaleras al interior de una estación del Metro e intentaron llevársela. No lo lograron, forcejearon y ella logró subirse al vagón.

El 65 por ciento de las investigaciones por desapariciones en el Metro fueron cerradas de forma rápida porque los sujetos desaparecidos volvieron a aparecer, pero el otro 35 por ciento implica que dichas personas fueron vistas por última vez en alguna de las 195 estaciones del subterráneo de la capital mexicana.

Ciudad de México, 29 de enero (EuropaPress).– En los últimos cuatro años se han registrado 153 desapariciones en el Metro de Ciudad de México, 43 de ellas en 2018 y lo que va de 2019, según ha informado la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CdMx).

El 65 por ciento de esas investigaciones fueron cerradas de forma rápida porque los sujetos desaparecidos volvieron a aparecer, pero el otro 35 por ciento implica que dichas personas fueron vistas por última vez en alguna de las 195 estaciones del subterráneo de la capital mexicana.

Algunos testigos y víctimas de intentos de secuestro frustrados cuentan sus experiencias con miedo.

Graciela, de 30 años de edad, contó a El País que el domingo 13 de enero cuando viajaba en Metro con rumbo a su casa un grupo de cinco hombres y una mujer la rodearon en las escaleras al interior de una estación del Metro e intentaron llevársela. No lo lograron, forcejearon y ella logró subirse al vagón.

El País titula su reportaje así: “El triángulo de las Bermudas en el metro mexicano: 153 desaparecidos en cuatro años / El subterráneo de Ciudad de México informa de la desaparición de una quincena de usuarios entre 2018 y lo que va de 2019”.

Gabriela cuenta que a ella la intentaron secuestrar en las escaleras de una estación del Metro de la CdMx. Foto: Cuartoscuro

“Me duele pensar que podía haber sido parte de las estadísticas de desaparición. Pienso en aquellas personas que no pudieron escapar y que ahora recordamos como un número más en las tablas de la Secretaría de Seguridad Pública”, dijo la mujer al diario español.

La mujer dijo que al contar su experiencia en las redes sociales, la gente se burló de ella y aseguraron que era una mentirosa. También aseguró que no se trató de un robo, pues en ningún momento intentaron quitarle sus pertenencias; pero que ella sí escuchó que le ponían precio: “por esta ta dan 20”.

Sin embargo, la cantidad de personas que utilizan este transporte es de en torno a 5.5 millones de usuarios al día, según el Sistema de Transporte Colectivo.

El metro de Ciudad de México implementó en 2004 vagones exclusivos para mujeres y menores de 12 años, debido al alto número de denuncias por acoso sexual presentadas que se habían situado en este medio de transporte.

“El metro fue uno de los pocos que implementaron la política de separar vagones exclusivos para mujeres con el fin de evitar el alto número de denuncias por acoso sexual que enfrentaba. Además, es uno de los más poblados. Jorge Gaviño, que fue director del Sistema de Transporte Colectivo (ente a cargo del servicio), calculó en 2017 que el sistema mexicano transportaba 5,5 millones de usuarios al día. El segundo más saturado del mundo, solo por detrás del de Nueva Delhi, en India”, dijo El País.

Asimismo, la red del Centro de Cómputo del Gobierno de la ciudad cuenta con 3 mil 417 cámaras en las instalaciones del Metro, pero esto no ha disminuido el número de desapariciones porque no abarcan todas las estaciones, lo que impide realizar seguimientos.

“Se está trabajando para lograr una integración y trabajo conjunto entre el Metro y el C5 (centro de control de la ciudad)”, ha afirmado una portavoz de la Administración de Ciudad de México al diario El País.

No existe ninguna denuncia oficial por secuestro o intento de secuestro dentro del subterráneo, por lo que la Procuraduría no puede iniciar una investigación para determinar si existe una banda criminal detrás de estos sucesos.

ACOSO EN EL METRO

Otro de los problemas que se enfrentan a diario las usuarias del Metro de la Ciudad de México es el acoso. Un estudio de 2017 del Consejo Ciudadano de Seguridad y el Instituto de las Mujeres reveló el perfil acosador en el Metro de la capital. El 96 por ciento de los agresores son hombres que tienen conciencia de lo que hacen.

El agresor, como podría pensarse, no es una persona sin pareja o que actúe bajo la influencia de sustancias, como el alcohol. De acuerdo al estudio, son sujetos que aprovechan las circunstancias. Es decir, puede ser cualquiera.

El 43 por ciento de los agresores, quienes aprovechan las estaciones con mayor afluencia para realizar los tocamientos, tienen entre 26 de 40 años, y solamente el 4 por ciento tenían antecedentes penales.