Dos jueces federales de Nueva York han aceptado, de momento, que las demandas contra el productor se amparen en la ley de tráfico sexual, pero la defensa de Weinstein dice que en este caso no se han aprovechado las “oportunidades” para alegar adecuadamente un cargo de ese calibre y piden al juez que lo desestime.

Nueva York, 29 de enero (EFE).– La defensa del ex productor de cine Harvey Weinstein ha reprobado ante los tribunales en Nueva York una demanda colectiva interpuesta contra él por diez mujeres que lo acusan de tráfico sexual, informaron este martes medios locales.

Inicialmente, tres mujeres demandaron a Weinstein en verano del año pasado en una corte federal de Manhattan y en septiembre un juez pidió que su querella se consolidara con las acusaciones de otras seis supuestas víctimas, a las que se sumó una décima en noviembre.

Los abogados de Weinstein indicaron en documentos entregados en las últimas horas y citados por el portal Page Six que esa demanda colectiva sólo “busca titulares” y carece de acusaciones “admisibles y oportunas”, refiriéndose en concreto al cargo por tráfico.

Las mujeres, a través de sus equipos legales, alegan que Weinstein intentó forzarlas a tener sexo a cambio de papeles en películas o mejoras profesionales.

En la imagen un registro del productor de cine Harvey Weinstein, acusado en distintos casos por presunta violación, abuso sexual, intimidación y acoso. Foto: EFE/Archivo

La defensa argumentó que a no ser que haya pruebas de que el famoso productor de Hollywood “esclavizó o traficó con las demandantes para obtener una ganancia comercial”, no debería considerarse esa acusación.

La enmienda permitió adherirse a una modelo polaca que lo acusa de agresión y acoso sexual en 2002, cuando ella tenía 16 años, pero los abogados argumentan que en la querella no se dice que hubo un “intercambio” de dinero o “algo de valor” por los supuestos actos sexuales.

“Para que constituya un acto sexual comercial, la transacción debe ser de naturaleza económica”, dicen los letrados, que también rechazan la acusación de crimen organizado de la demanda original, y consideran que acusar al productor de tener una “Empresa Sexual Weinstein” es “escritura creativa”.

Esa denominación “no puede transformar varias demandas intencionadas de responsabilidad civil en una empresa de crimen organizado”.

Dos jueces federales de Nueva York han aceptado, de momento, que las demandas contra el productor se amparen en la ley de tráfico sexual, pero la defensa de Weinstein dice que en este caso no se han aprovechado las “oportunidades” para alegar adecuadamente un cargo de ese calibre y piden al juez que lo desestime.

Este lunes, un juez autorizó la demanda de una productora de televisión, Alexandra Canosa, bajo la ley de tráfico humano, con cargos de presunta violación, abuso sexual, intimidación y acoso contra Weinstein y sus compañías.