Foto: AP

Como sabemos estamos ante un brote de coronavirus que comenzó en Wuhan, China. Este virus se ha extendido por China y al menos a 16 países a nivel mundial.

La Dra. Emilia Anis, Gerente de la División de Epidemiología del Ministerio de Salud, dijo en un mensaje de video que aquellos que viajan a la ciudad deben “evitar el contacto con animales, vivos o muertos, y evitar pasar tiempo en los mercados de animales.

Los funcionarios de salud han dicho que el misterioso virus al parecer se originó por los “animales silvestres en un mercado de mariscos”, este mercado es el de Animales Silvestres y Mariscos Huanan que se encuentra en en una de las ciudades centrales de China.

En este mercado podías encontrar, (y digo podías porque está cerrado desde el primero de enero) una gran variedad de animales como: cachorros de lobo, zorros, ratas, pavos reales, cocodrilos, salamandras, víboras, tortugas, carne de camello y de puerco espín, estas entre los 112 “artículos” como le llaman a los animales o sus partes, que vendían allí.

Videos que han salido en las noticias de este mercado muestran a la mayoría de los animales vivos, en diminutos espacios, luchando por salir o vivir, y un nivel de salubridad altamente cuestionable, no sólo por el hecho de que maten animales ahí, si no la limpieza del lugar y de la gente.

Ahora, antes de que hagan lo que muchas personas hacen cuando se enteran de lo que comen las personas en China al ver estos videos, – más desde que se cree que de ahí salió este brote- como llamarlos bárbaros por comer perros y gatos aparte de los animales que enlisté y les sigan echando y culpando tanto por sus “costumbres barbáricas” de consumo, recordemos en dónde estamos parados ya que escupir pa’rriba nunca ha traído nada bueno.

Los invito a reflexionar varias cosas:

Una es que en México nos comemos casi TODO lo que se mueva, simplemente nos enseñaron que otros mamíferos o reptiles son los “normales” para comer, en lugar de consumir perros y gatos, comemos cerdos que son más inteligentes que los perros y gatos, y sienten el dolor igual, en lugar de comer lobos comemos toros, venados, patos, conejos, tlacuaches, pavos, vacas, y no sólo la carne, nos comemos en taquitos los ojos, sesos, ubres, lengua, el tuétano ( si la grasa en medio del hueso), su sangre, los intestinos. También comemos cocodrilo, tortuga en sopa y sus huevos antes de que nazcan y claro de forma ilegal.

Ah ¡también insectos! como hormigas y sus larvas (los famosos escamoles), grillos.

Y lo más importante, regresemos a los animales que en México vemos regularmente sólo como comida y que en otros países es una barbaridad comer como las vacas -¿les recuerda a algo de su opinión contra china y los perros?- hay cientos de videos de como en los rastros mejor conocidos como mataderos de México no sólo los matan de una forma en la que los torturan, sino que ponen los pedazos del animal en el piso que está lleno de sangre, en el que todos pisan, donde hay basura, todo sin un mínimo de cuidado, si creen que limpian los cuchillos o machetes con cada destazada están lejos de la verdad, y esto, está documentado, lo encuentras en línea.

Y la otra que aprendamos de los errores nuestros y de los demás países, también sabemos que ha habido enfermedades por la poca salubridad, como salmonella, o la Influenza Aviar AH7N3 de alta patogenicidad reportada este año por SENASICA a la Organización Mundial de Sanidad Animal, entre otras que vienen de los animales que nos comemos.

Mientras sigamos consumiendo sin pensar de dónde vienen, cómo son criados, cómo son transportados, mientras al gobierno no le importe supervisar como se matan los animales que los mexicanos comen ni cómo están sus instalaciones, mientras sigamos sin analizar qué podemos hacer para aprender de la historia para que un virus no amenace a toda la humanidad de muerte tan seguido esto seguirá pasando y andaremos todos asustados esperando que no llegue a nuestra casa.

Pero, no aprendemos. Así que antes de aventar la primera piedra, hay que revisar y analizar si todo está bien en casita (México) y hacer cambios y evitar futuros brotes.