El Presidente Andrés Manuel López Obrador también pidió a la población mantener sus cuidados durante las vacaciones de Semana Santa, con el fin de evitar un repunte en los casos de COVID-19 en el país.

Ciudad de México, 29 de marzo (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que aún cuando esta semana le toca vacunarse, no lo hará de inmediato. Primero consultará a sus médicos, los que lo atendieron cuando estuvo enfermo de COVID-19.

“Ya me va a corresponder pero voy a practicarme unos estudios, en estos días, porque los médicos que me atienden, quienes me ayudaron cuando padecí del COVID, me hicieron análisis y me recomendaron que esperara para la vacuna porque tenía anticuerpos suficientes, pero ya ha pasado el tiempo. De todas maneras, quiero que ellos sean los que me recomienden lo que más me conviene”, dijo hoy durante su conferencia de prensa matutina.

El mandatario añadió que dentro de una semana o 10 días le realizarán estudios, y a partir de ese momento sus médicos decidirán si se aplica la dosis.

“Ya me va a tocar porque esta ya programada esta semana para la Cuauhtémoc. Vamos a ver qué me dicen los médicos en una semana, 10 días, y dependiendo de eso ya me vacunan”, agregó.

López Obrador dio positivo a la COVID-19 el pasado 25 de enero, con síntomas leves. Tras 14 días de cuarentena, volvió a las actividades públicas el 8 de febrero.

Ayer, el Gobierno de la Ciudad de México informó que la sexta jornada de vacunación a adultos mayores de las alcaldías Benito Juárez, Cuauhtémoc y Álvaro Obregón se realizará del martes 30 de marzo al 3 de abril, con las dosis de AstraZeneca.

Andrés Manuel López Obrador vive en Palacio Nacional, ubicado en la colonia Centro de la Alcaldía Cuauhtémoc, por lo tanto, su turno para ser vacunado se acerca.

Las dosis se aplicarán en La Universidad La Salle; la Biblioteca Vasconcelos; y la Escuela primaria Benito Juárez. Cada sede contará con 61 células de aplicación.

El calendario de vacunación en esa demarcación es el siguiente, según la primera letra del apellido paterno de los adultos mayores:

A, B y C, el 30 de marzo.
D, E, F y G, el 31 de marzo
H, I, J, K, L y M, el 1 de abril
N, Ñ, O, P, Q y R, el 2 de abril
S, T, U, V, W, X, Y, Z y rezagados 3 de abril.

De acuerdo a las fechas y a la primera letra del apellido del Presidente, tendría que ir a vacunarse el 1 de abril en alguna de las sedes antes mencionadas.

Alrededor de las 22:30 horas del domingo, México recibió el primer embarque de vacunas de AstraZeneca provenientes de Estados Unidos. El país recibió 1.5 millones de dosis, mismas que servirán para acelerar el plan de vacunación en México.

La Secretaría de Salud informó que el país aplicó, en las últimas 24 horas, 123 mil 624 dosis de las vacunas contra la COVID-19. Con ellas, en México se han aplicado ya 6 millones 852 mil 596 dosis, aunque solo 825 mil 185 personas han recibido esquemas completos de vacunación, de las que 619 mil 697 son del área de la salud, 17.626 profesores y 187.862 mayores de 60 años.

México tiene comprometidos 34,4 millones de dosis de vacuna de la compañía estadounidense Pfizer, 79.4 millones de la anglosueca AstraZeneca, 35 millones de la china CanSino, 24 millones de la rusa Sputnik V, 20 millones de la china Sinovac, 12 millones de la también china Sinopharm y 51.4 de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

PIDE EXTREMAR PRECAUCIONES

El Presidente también pidió a la población mantener sus cuidados durante las vacaciones de Semana Santa, con el fin de evitar un repunte en los casos de COVID-19 en el país.

“Ya estamos en la Semana Santa, recomendarles a todos que nos cuidemos, ya sabemos cómo cuidarnos. No se prohíbe nada. Prohibido prohibir, es cosa de tomar conciencia, la pandemia continúa, desgraciadamente, está bajando el número de contagios, pero hay pandemia y hay que procurar no enfermarnos hasta que tengamos la vacuna que os proteja”, dijo.

López Obrador recordó que las personas que superan la enfermedad también pueden sufrir secuelas, por lo que solicitó mantener la guardia en alto.

“No sólo es lo lamentable y lo doloroso de las pérdidas humanas, no sólo es eso, el que sale de la pandemia, que puede vivir para contarlo, sí tiene que padecer secuelas, nos afecta nuestro organismo. Que no nos infectemos, no sólo es que está en riesgo la vida, sino que nos afecta al organismo y nos lo va a cobrar con el paso del tiempo. Acuérdense que esta pandemia hace más daño a quienes padecemos de enfermedades crónicas, fui´démonos ahora en Semana Santa”, agregó.

El pasado sábado, el Presidente advirtió de una tercera ola de contagios que ya afecta a países de todo el mundo, mientras miles abarrotan aeropuertos y centrales de camiones en el arranque de las vacaciones de Semana Santa.

“¿Por qué nos apura [acelerar la jornada de vacunación]? Porque no deseamos que se nos presente, no deseamos un repunto, porque hay esa amenaza, como está sucediendo en algunos otros países, donde nosotros vamos para abajo en contagios y ya está una nueva ola en otros países de Europa, también de nuestra América”, dijo el mandatario al inaugurar el Hospital General de Gómez Palacio, Durango.

López Obrador adelantó que a más tardar el 15 de abril, todos los adultos mayores ya cuenten con al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19.