La joven protagonista del meme conservará los derechos de autor gracias a una codificación que se realizó en el token. Así, cada vez que alguien revenda este NFT, recibirá el 10 por ciento de comisión.

Estados Unidos, 29 abril (RT).- El meme ampliamente conocido en redes sociales como “la niña desastre” que muestra a una pequeña con una sonrisa casi malévola delante de una casa en llamas, se ha vendido como token no fungible (NFT, por sus siglas en inglés) por 180 ethereum (un poco más de 475 mil dólares), según los datos de Foundation, un sitio para comercio de productos digitales.

DERECHOS DE AUTOR

Aunque la venta de este meme representa una transferencia de propiedad, Zoe Roth, ahora de 21 años, conservará los derechos de autor del meme del que es protagonista gracias a una codificación que se realizó en el token. Así, cada vez que alguien revenda este NFT, recibirá el 10 por ciento de comisión.

Según explicó la joven, en una ocasión recibió un correo electrónico en el que le sugirieron que intentara tomar el control de su imagen vendiéndola como un NFT. Luego de investigar más a fondo, con la ayuda de su padre y de un abogado consiguió adueñarse de “la niña desastre”.

“Poder venderlo sólo nos muestra que tenemos algún tipo de control, algún tipo de acción en todo el proceso”, señaló Roth.

 ORIGEN

La fotografía original fue tomada por Dave Roth en 2005 durante un entrenamiento del Departamento de Bomberos local a dos cuadras de su casa en Mebane, Carolina del Norte (EU), y muestra a su hija Zoe cuando tenía cuatro años, de pie y sonriendo frente a una casa en llamas.

Sin embargo, no fue sino hasta 2008 que la imagen recibió atención del público después de que el padre la presentara para un concurso llamado “Captura de emociones” y resultara seleccionada para ser publicada en la edición impresa de la revista JPG Magazine. A lo largo de los años, la foto se convirtió en meme y desde entonces ha circulado por redes sociales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.