La FGR catea casa de Emilio Lozoya señalada por MCCI como pieza clave en caso Odebrecht

29/05/2019 - 3:00 am

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) señaló que la propiedad, de mil 165 metros cuadrados, fue adquirida por Emilio Lozoya a finales de 2012 con dinero que las autoridades investigan como parte de los sobornos pagados por Odebrecht

Ciudad de México, 29 de mayo (SinEmbargo).- La Fiscalía General de la República (FGR) realizó un cateo en la casa de Emilio Lozoya Austin, ubicada en Lomas de Bezares. Así como la casa de sus padres y de su hermana, para cumplimentar la orden de aprehensión girada en su contra.

Según reportaron medios nacionales, elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) cumplimentaron las tres órdenes de cateo con el objetivo de ubicar a Lozoya Austin, ex Director de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Una de ellas se ejecutó en el inmueble propiedad del ex Director de Pemex, que se ubica en el residencial La Retama, en el número 20 de la calle Landera en Lomas de Bezares, entre Bosques de las Lomas y Santa Fe, en la alcaldía Miguel Hidalgo.

Además, la FGR cateó las casas de su hermana, Susana Gilda Lozoya Austin, y de su padre, Emilio José Lozoya Thalmann. Sin embargo, Emilio Lozoya Austin no fue localizado.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) señaló al inmueble como clave en el caso Odebrecht, pues en ésta se realizaron negociaciones ilegales con la empresa brasileña y reuniones que tenían que ver con el pago de sobornos a cambio de contratos en la refinería de Tula, Hidalgo, de acuerdo con un artículo publicado por la asociación.

“La edificación, de mil 165 metros cuadrados, fue adquirida por Emilio Lozoya a finales de 2012 con dinero que las autoridades investigan como parte de los sobornos pagados por Odebrecht”, indicó MCCI.

En el texto, MCCI explica que en 2016, el ex Director de Odebrecht en México, Luis Weyll, declaró a las autoridades brasileñas que se reunió con Lozoya en su casa de Santa Fe para negociar sobornos a cambio del contrato de la refinería de Tula.

“En total, el ex directivo de Odebrecht confesó que pagó diez millones de dólares a Lozoya. Cuatro en 2012 y seis más entre 2013 y 2014. Lozoya siempre ha negado estas acusaciones”, se precisó el artículo.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas