Foto: El Sur

En Chilpancingo, los trabajadores de 16 Centros de Salud acordaron protestar por separado durante este lunes por la supuesta muerte de los médicos. Foto: El Sur

Por Brenda Escobar, Anarsis Pacheco, Abel Salgado y Aurora Harrison, especial para SinEmbargo

Ciudad de México, 29 de junio (SinEmbargo/El Sur).– Trabajadores de la Secretaría de Salud de Guerrero exigieron la presentación con vida de sus compañeros desaparecidos el pasado viernes 19 de junio y que de acuerdo con la Fiscalía del Estado, fueron asesinados cerca del poblado de Santa Bárbara, en Chilpancingo.

Por su parte, los familiares de los médico pidieron al Gobernador Rogelio Ortega Martínez, la creación de una Fiscalía especial para investigar el caso y al Congreso que cese al fiscal Miguel Ángel Godínez.

Esta mañana, alrededor de 30 trabajadores del Hospital Básico Comunitario de Petatlán pararon labores durante 15 minutos en exigencia de la aparición con vida de sus dos compañeros médicos Marvin Hernández Ortega y Raymundo Tepeque Cuevas.

Hernández Ortega y Tepeque Cuevas desaparecieron con el trabajador administrativo de la Jurisdicción Sanitaria 07, Julio César Mejía Salgado, y el administrador Osvaldo Ortega Saucedo cuando viajaban de Chilpancingo hacia Acapulco.

En tanto, en Chilpancingo, los trabajadores de 16 Centros de Salud acordaron protestar por separado durante este lunes por su supuesta muerte, luego de que este fin de semana la Fiscalía estatal asegurara que sus cuerpos fueron hallados en Santa Bárbara, municipio de Chilpancingo, aunque los familiares de las víctimas niegan que sean ellos.

En Petatlán, todos los trabajadores del nosocomio en el que trabajaban los doctores Hernández Ortega y Tepeque Cuevas pararon labores a las 10 de la mañana y salieron a la entrada principal del hospital donde permanecieron durante 15 minutos portando pancartas y fotografías de los cuatro, en demanda de su regreso.

Mientras que en la capital, de 10 a 10:20 de la mañana, unos 30 trabajadores del Centro de Salud ubicado en la Alameda, bloquearon la avenida Benito Juárez, en el centro de la ciudad, y colocaron cartulinas en el acceso principal con mensajes como “En memoria de los médicos fallecidos”.

Informaron, que a nivel municipal se determinó que en todos los Centros de Salud de Chilpancingo los empleados de la Secretaría de Salud protestarían “por su muerte”.

FAMILIARES PIDEN A LA PGR ATRAER EL CASO

Los familiares de los médicos se reunieron este domingo con el Gobernador Rogelio Ortega, y le pidieron, en un escrito, que se cree una Fiscalía especial para investigar la desaparición de sus familiares y al Congreso que cese al fiscal Miguel Ángel Godínez.

Antes de la reunión, el Gobernador dijo que se hará una segunda prueba de ADN a los cuerpos hallados en la sierra de Santa Bárbara municipio de Chilpancingo para dar certeza a los familiares de que se trata de los cuatro médicos y profesionistas, e indicó que ordenó a la Fiscalía “pulcritud en estos casos sensibles para la sociedad”.

Ortega Martínez reconoció que los familiares de los cuatro profesionistas no aceptan los resultados de los estudios de genética que presentó el sábado en la noche la Fiscalía. Dijo que ellos tuvieron la oportunidad de ingresar al Semefo para verificar de forma visual y directa pero no reconocieron en esa oportunidad que se les dio por parte de Fiscalía.

Al mediodía, el Gobernador se reunió con los familiares de los cuatro profesionistas desaparecidos quienes le externaron que no confían en los resultados del Fiscal ante lo cual el mandatario se comprometió a continuar la búsqueda, reforzando acciones con la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

Carlos Mejía Salgado, hermano de Julio César Mejía Salgado contó a la prensa que en la reunión le expresaron al Gobernador que las pruebas de reconocimiento genético “ya no tienen ningún sentido”.

Dijo que los familiares exigieron que la búsqueda se intensifique porque estaban enterados que la Fiscalía retiró a los investigadores de la sierra de Chilpancingo donde se habían encontrado los cuerpos, lo que consideró “una falta de responsabilidad tremenda” porque se debería incrementar el número de personas en la averiguación.

Dedujo que la “apurada” respuesta del fiscal en los resultados de la prueba de ADN, cuando el jueves Godínez Muñoz declaró que “esto lleva una cierta temporalidad, la semana que entra, el lunes o martes tendremos los resultados de los comparativos genéticos y determinar lo que diga la ciencia”, es porque quiere dar “carpetazo” al caso pero que los familiares de los desaparecidos no lo aceptarán.

Carlos Mejía Salgado declaró que los familiares de los cuatro profesionistas desaparecidos ya habían solicitado la intervención de la “División Científica de la Policía Federal” para que también tomen muestras de los cadáveres encontrados en Santa Bárbara y realicen sus propios comparativos genéticos.

Reveló que el gobernador les dijo que tenía “ciertas limitantes”, pese a eso, confió que era “aceptable” la reunión porque no se les habían “cerrado las puertas”.

El hermano de Julio César Mejía Salgado dijo que el gobernador no ratificó lo dicho por el Fiscal “no lo avaló, simplemente dijo que no es de su competencia el poder decir que está mal o no están mal (los exámenes de ADN), que nosotros insistamos para que haya digamos un reinicio”.

Carlos Mejía Salgado confió que después del segundo acercamiento con el gobernador, se les permita volver a realizar los estudios genéticos pero con la Policía Federal “ya nosotros no nos quedaríamos con lo que nos dicen aquí, las pruebas pueden ser manipuladas”.

Los familiares entregaron un oficio al gobernador en el que rechazan la versión de la Fiscalía que pretende concluir las investigaciones y los estudios de ADN de los cuatro encontrados en Santa Bárbara; otra de las solicitudes fue que el fiscal comparezca ante el pleno del Congreso del Estado y se les permita estar presentes a una comisión de familiares.

Solicitaron también que se cree una fiscalía especial para la desaparición de sus familiares o que sea atraída por la Procuraduría General de la República (PGR).
Por último solicitaron al Congreso del Estado el cese en sus funciones del fiscal, Miguel Ángel Godínez, por la “ineptitud, la falta de profesionalismo y por los resultados que pretende imponernos”, se leía en el oficio.

A diferencia del sábado, la reunión del domingo duró una hora y el semblante de los familiares era más tranquilo. Dijeron que el gobernador les programó citas para hoy con el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso del Estado, Bernardo Ortega Jiménez y con un representante de la Policía Federal, de la división de investigación.