El director ejecutivo y cofundador de Airbnb, Brian Chesky, declaró que los viajes globales tras la pandemia de la COVID-19 no volverán a ser los mismos; en su opinión, las personas diversificarán más los lugares a visitar para reducir costos y aumentará el turismo interno.

Estados Unidos, 29 de junio (RT).- Brian Chesky, director ejecutivo y cofundador de la plataforma Airbnb de alquiler de viviendas de vacaciones, ha aseverado que los viajes globales tal vez nunca se recuperen por completo de la pandemia del coronavirus, pero anticipa el desarrollo del turismo interno.

“Me atrevería a decir que los viajes nunca volverán a ser como eran antes de la COVID-19, simplemente no”, aseguró Chesky en un entrevista concedida a Axios. “A veces en solo unos meses ocurren décadas de transformación”.

Según el empresario, actualmente la gente “no se sube a los aviones” para cruzar las fronteras, sino que viaja en auto a “comunidades que están a 300 kilómetros de distancia o menos”.

“La gente algún día volverá a los aviones”, matizó Chesky. “Pero una de las cosas que creo es un cambio bastante permanente es (que habrá) una redistribución de a dónde van los viajeros”.

Pese a que los viajes en avión volverán, Brian Chesk considera que aumentarán los viajes en automóvil para abaratar costos. Foto: Antonio Calanni, AP

VISITAS A CIUDADES PEQUEÑAS

En el pasado, los viajeros se limitaban a “50 o 100 ciudades”, apuntó el fundador de Airbnb. “Todos iban a Roma, París, Londres, se quedaban en el distrito hotelero, se subían al autobús de dos pisos. Esperaban en la fila para tomarse una selfi frente a un punto de referencia”, explicó Chesky.

Tras la pandemia, este tipo de viajeros se reducirá en comparación con “las personas que visiten comunidades más pequeñas”, estima el ejecutivo.

Además, augura un potencial auge de los Parques Nacionales a medida que cambia la cultura en torno a los viajes. A pesar de que son “bastante baratos”, poca gente los ha visitado, destacó.

“No se necesita comprar un boleto de avión. Por lo general se puede conducir, porque la mayoría de las personas viven a 300 kilómetros de un parque”, concluyó Chesky.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.