El Gobierno del Estado de San Luis Potosí dio a conocer que el grupo de búsqueda y lancheros voluntarios de la comunidad de Tanchachín, durante la madrugada de este domingo, tuvieron contacto con el cuerpo de una persona sin vida en el Río Santa María, aproximadamente a 200 metros de la cascada de Tamul, que fue reconocido como Rodolfo Adrián Peña Ortega de 40 años de edad, quien residía en Saltillo, Coahuila.

Aquismón, San Luis Potosí, 29 de junio (Pulso).- Este domingo fueron encontrados los cadáveres de Rodolfo Alejandro, y su hijo Marcelo de 7 años, quienes habían sido arrastrados por la corriente del río Gallinas, en donde se forma la Cascada de Tamul.

El Gobierno del Estado de San Luis Potosí dio a conocer que el grupo de búsqueda y lancheros voluntarios de la comunidad de Tanchachín, durante la madrugada de este domingo, tuvieron contacto con el cuerpo de una persona sin vida en el Río Santa María, aproximadamente a 200 metros de la cascada de Tamul, que fue reconocido como Rodolfo Adrián Peña Ortega de 40 años de edad, quien residía en Saltillo, Coahuila.

Al lugar llegó, como primer respondiente, la Policía Municipal de Aquismón. Además arribó personal de Servicios Periciales, llevándose a cabo el levantamiento del cuerpo a las 5:00 horas, para ser trasladado al Servicio Médico Legista (Semele) de Ciudad Valles.

Por la tarde, el cadáver del menor fue encontrado, estaba atorado en una poza, dentro del agua, muy cerca de donde fue visto por última vez, en la parte alta de la cascada.

Se presume que la creciente lo sumergió y se atoró con alguna rama, mientras que su papá, Rafael Adrián de 40 años, cayó por la cascada (105 metros) y quedó hundido abajo.

Como ya se dio a conocer, esta tragedia sucedió el viernes pasado, cuando la familia pretendía tomarse fotografías para tener un recuerdo de su visita a Tamul.

Pero como el paraje estaba cerrado, pidieron a un lugareño que los llevara a algún sitio donde pudieran tomarse fotos, y fueron a la localidad El Naranito, atravesando por propiedad privada, hasta llegar al río Gallinas, donde se forma la cascada.

Sin embargo, horas antes había estado lloviendo para la zona serrana de Tamasopo y Aquismón, por eso inesperadamente llegó una corriente de agua, y la familia fue arrastrada; sólo Marcela, madre del menor y esposa del individuo, logró salir con vida, al aferrarse a unas ramas.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PULSO. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.