La Secretaria de Salud también está evaluando tipificar como delito el no usar cubrebocas durante la pandemia.

Ciudad de México, 29 de julio (SinEmbargo).- Los habitantes de Nuevo León que padezcan COVID-19 y no cumplan con las medidas sanitarias correspondientes se harán acreedores a una multa económica y tres años de prisión.

Las personas que no cumplan con el aislamiento y pongan en riesgo la salud de los demás, serán sancionadas.

De acuerdo con el titular de la Secretaria de Salud del estado, Manuel de la O, la multa entrará en vigor a partir de mañana 30 de junio.

La disposición fue publicada en el Periódico Oficial del Estado, luego de que el Congreso local aprobara algunas reformas al Código Penal.

“Hicimos un decreto para hacer una reforma al Código Penal del Estado, les hago del conocimiento que el día de hoy se publicó en el Periódico Oficial se eleva a delito la conducta consistente en el hecho de que una persona a sabiendas de que padezca enfermedad alguna grave y transmisible ponga la salud de otros en peligro de contagio”, explicó el Secretario.

Además agregó que el Consejo de Salud continúa evaluando la posibilidad de tipificar como delito el no portar cubrebocas durante la pandemia.