“El bienestar animal es un asunto de interés a nivel mundial y entre distintos actores claves en la industria alimentaria, además de generar interés en diversos países para la creación de regulaciones en la producción animal”, escribe Sabina García de Humane Society International.

Ciudad de México, 29 de julio (SinEmbargo).- En columnas pasadas, he mencionado que el bienestar animal es un tema importante para los consumidores, las empresas y los productores de animales de granja, además se ha hecho cada vez más presente en la agenda global. Sin embargo, para el público general es aún un concepto nuevo del que tienen poco contexto de su significado y origen. El bienestar animal juega un rol muy importante no sólo en la opinión pública, sino también en la elaboración de las legislaciones de los Estados, tratados de comercio internacional, investigación académica, entre otros.

Últimamente, mucho se habla del bienestar animal en medios de comunicación no especializados pero pocas personas saben realmente lo que implica el bienestar en la vida de los animales, ya sean animales de producción, de compañía, de laboratorio o la fauna silvestre.

El bienestar animal es un concepto que surge en los años 60s en el Reino Unido debido a la preocupación de las prácticas de crianza, matanza y transporte que se implementaban sobre los animales de producción particularmente. Es decir, el bienestar animal tiene su origen en una preocupación ética.

Este primer paso, permitió que el bienestar animal fuera objeto de debate en el ámbito académico, además de dar pie a numerosas investigaciones científicas para entender mejor sus implicaciones. Gracias al involucramiento posterior del gobierno con la comunidad académica, se pudo obtener información detallada sobre la situación de los animales de producción y cómo mejorarla con bases científicas. Y a partir de ello, trabajaron en una legislación que pudiera mejorar las condiciones de crianza y manejo de estos animales.

Aunque existen diferentes definiciones de bienestar animal, existen aspectos básicos que deben ser considerados en la vida de los animales que están a cargo del cuidado humano. Estas son las 5 libertades, que son la base del bienestar animal, y establecen que los animales deben estar/ser:

• libres de hambre, sed y desnutrición;
• libres de miedo y angustia;
• libres de incomodidades físicas o térmicas
• libres de dolor, lesiones o enfermedades; y
• libres para expresar su comportamiento natural.

Considerando estas 5 libertades, concluimos que son una referencia muy importante para todos, incluidos los consumidores, en nuestra capacidad de escoger productos alimenticios de consumo personal donde los animales tuvieron una vida de mayor bienestar animal.

Un ejemplo de ello, son los productos como el huevo y carne de cerdo libre de jaula, entre otros.

El bienestar animal es un asunto de interés a nivel mundial y entre distintos actores claves en la industria alimentaria, además de generar interés en diversos países para la creación de regulaciones en la producción animal. Las exigencias de los consumidores alrededor del mundo han provocado que los empresarios estén más interesados en las implicaciones del bienestar animal en sus negocios, las tendencias mundiales en la producción animal y la incorporación de indicadores para su evaluación.

El poder del consumidor es real y no debemos demeritarlo al momento de realizar nuestras compras en nuestros establecimientos favoritos. Como lo he dicho antes, pequeños pasos grandes cambios.