El Congreso de Tabasco aprobó este lunes el Dictamen por el que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Penal del Estado de Tabasco, mejor conocido como Ley Garrote. Sin embargo, se preve que el dictamen sea modificado. La Ley contempla penas de 10 a 20 años contra aquellos ciudadanos que realicen manifestaciones, bloqueos carreteros, o impidan la construcción de obras públicas o privadas en la entidad.

Ciudad de México, 29 de julio (SinEmbargo).- El Congreso de Tabasco, con mayoría de Morena, aprobó este lunes la llamada #LeyGarrote, propuesta por el también Gobernador de Morena, Adán Augusto López Hernández.

La reforma al Código Penal de esa entidad, de la que también es oriundo el Presidente Andrés Manuel López Obrador, contempla penas de 10 a 20 años de cárcel para las personas que cometan “delitos contra la libertad de tránsito; de oposición a que se ejecuten trabajos y obras públicas, e interrupción o dificultad del servicio público de comunicación”.

La negativa para frenar la llamada #LeyGarrote y la discusión del dictamen en el Congreso de Tabasco, provocó protestas. Un grupo de ciudadanos que ingresaron al salón de plenos del edificio legislativo acompañó a los legisladores que aprobaron la nueva ley con gritos de “traidores”, “vendidos” y “nos vemos en 2021”.

La nueva Ley fue aprobada con más de 20 votos a favor.

El dictamen, presentado el viernes pasado, desató protestas no sólo en Tabasco sino a nivel nacional, por lo que lo opositores consideraron una “Le Antimarchas” y busca frenar a quien pretenda manifestarse contra el Gobierno de López Hernández, por lo que en las redes sociales se le bautizó como #LeyGarrote.

“Se trata de ‘meter orden’, porque muchas veces se va a realizar una obra y diversos sindicatos no están de acuerdo por ciertos intereses, y tratan de cerrar el paso para frenar el avance de los proyectos que tanto necesita Tabasco”, dijo Julia Pardo Contreras, Diputada de Morena y presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil del Congreso tabasqueño.

El Congreso de Tabasco se conforma de cuatro fracciones parlamentarias: Morena, con 21 diputados; Partido de la Revolución Demócratica (PRD), con seis; Partido Revolucionario Institucional, con cinco, y Partido Verde Ecologista de México (PVEM), con tres.

Previamente, los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) aprobaron en la Comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil del Congreso de Tabasco, modificaciones a la ley para elevar las penas a aquellos ciudadanos que se manifiesten o impidan la ejecución de obras públicas o privadas.

Con tres votos a favor, de Morena, y uno en contra, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la iniciativa fue impulsada por el Gobernador de la entidad, Adán Augusto López Hernández. Es la misma que se discutió este lunes.

La iniciativa de Ley contempla penas de 10 a 20 años contra aquellos ciudadanos que realicen manifestaciones, bloqueos carreteros, o impidan la construcción de obras públicas o privadas en la entidad.

Esta determinación, bautizada por los partidos de oposición como #LeyGarrote, modifica los artículos 299, 306, 307 y 308; y la adhesión de los artículos 196 Bis y 308 Bis al Código Penal de Tabasco.

Durante la discusión en la comisión, la Diputada del PRI, Ingrid Rosas Pantoja, criticó la iniciativa y dijo que se busca “inhibir el derecho de los ciudadanos de ejercer cualquier tipo de manifestación en contra del Gobierno federal, estatal, municipal o de cualquier otro ente público”.

Añadió que se pretende criminalizar a los ciudadanos, y dijo que el Presidente Andrés Manuel López Obrador seguramente se pronunciará en contra porque “él siempre reclamó el derecho a manifestarse”.

Por su parte, y según información de medios locales, los legisladores de Morena aseguraron que la medida busca “meter un orden, en donde las codas que son justas se hagan”.

La denominada como #LeyGarrote implicaría penas de 10 a 20 años de prisión para ciudadanos; y la inhabilitación de cinco a 10 años de cualquier funcionario que efectúe una manifestación.

ADÁN AUGUSTO LÓPEZ DICE QUE NO ES LEY PARA CRIMINALIZAR

Adán Augusto López, Gobernador de Tabasco, afirmó que la llamada “ley garrote” es solo una reforma al Código Penal del estado, encaminada a atacar el delito de extorsión. Además, negó que fuera diseñada para atacar el derecho a la libre manifestación.

“No es ni siquiera una ley, están desinformados, nosotros lo que presentamos es una iniciativa para reformar el Código Penal de Tabasco por el delito de extorsión”, dijo en entrevista con Azucena Uresti para la emisión de Radio Fórmula.

“Yo no veo dónde hay un atentado contra la libertad de expresión”, agregó.