El Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Los proyectos prioritarios restantes – Refinería Dos Bocas y Tren Maya- prácticamente no erogaron recursos en 2019”. Foto: Presidencia, Cuartoscuro

+ 12 millones de pobres más

+  El avioncito engañabobos

Sin dinero. Sin productividad. Sin iniciativa. La 4T tiene en la quiebra financiera a un Gobierno que en sólo 19 meses está agotando su gasto corriente, el de los programas sociales, el de los presupuestos, el de los fondos emergentes, el de los fideicomisos, el de los organismos descentralizados. ¿En qué los vació? En obsequiar dinero a su base social-electoral para asegurar votos en la elección intermedia del 2021. ¿Y las empresas, los negocios, los desempleados, los encerrados por la cuarentena? ¡Que se jodan!

“El Gobierno de AMLO está regalando dinero, pero no lo está generando”, advertimos en esta columna desde el 3 de abril de 2019 (Los borreguitos de López Obrador). Y hoy, haber saqueado – literal- las arcas públicas con fines político-electorales, ha empobrecido aún más al país. Las cifras así lo indican: con el Gobierno lopezobradorista, México es más pobre, más desigual y más injusto.

“El principal problema que enfrenta México en términos económicos, es que no hay dinero público”, advirtió el exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, en entrevista con el diario El País. De esa dimensión es la gravedad de las finanzas gubernamentales. Un Gobierno quebrado, pues.

Y esa quiebra financiera tiene consecuencias:

De acuerdo con la Consultoría Integralia, el Aeropuerto de Santa Lucía requirió del 100 por ciento de los recursos presupuestados en 2019, y sólo logró un avance físico del… ¡3 por ciento! Los proyectos prioritarios restantes – Refinería Dos Bocas y Tren Maya- prácticamente no erogaron recursos en 2019 y no presentaron avances físicos significativos, informa la avezada reportera Georgina Howard en la Revista Evidencias de julio de este año.

¡Y agárrense! Con las pérdidas registradas por la CFE y Pemex, se hubieran podido construir el aeropuerto, la refinería y el tren. Pero no será así. Esa es otra tragedia nacional: de cómo se ha destrozado a la economía por caprichos presidenciales y cuestiones ideológicas. (Las cifras las detallamos líneas abajo).

Sigan perdiendo el tiempo con el gancho engañabobos del avioncito presidencial, que tan sólo es un distractor ensalzado por el régimen, voceros y fanáticos, para desviar la atención del verdadero desastre nacional que está frente a nuestros ojos y que muchos no quieren ver.

Sigan viendo el avioncito engañabobos, mientras al país se lo carga la… desgracia.

*****

Aquí están las cifras. Irrefutables. Contundentes. Frías. Son las que cuentan para ver nuestra realidad actual:

Ya son 15.7 millones los desempleados en México durante el último año, con base en datos oficiales divulgados por senadores del PAN el viernes pasado. El desempleo se agudizó desde diez meses antes de que nos pegara el coronavirus. Tan sólo en diciembre pasado, se perdieron 400 mil empleos.

Cada hora, 13 mil 700 personas perderán su empleo. (Fuente: Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. Coneval).

Cada hora, mil 366 mexicanos entrarán a la pobreza. (Fuente: Coneval).

Cada hora, siete empresas cerrarán para siempre. (Fuente: Coneval. El gráfico con estas cifras fue recopilado y difundido por el empresario Joan Borbolla en su cuenta de TW).

Así, 12.2 millones pertenecientes a la clase media caerán al rango de pobreza. Para finales del año, se registrarán 95 millones de pobres, que equivale a entre 75 y 80 por ciento de la población total del país. (Fuente: ONG Signos Vitales. 10/Julio/2020).

“Repunta pobreza laboral (porcentaje de la población con un ingreso salarial inferior al costo de la canasta alimentaria); llega al 54.9 por ciento de la población”. (El Universal. 27/Julio/2020).

Durante la contingencia por la COVID-19, el… ¡92 por ciento de las empresas no recibió ningún tipo de apoyo financiero para evitar su quiebra! (Fuente: Inegi). El trato del Gobierno hacia las pequeñas, medianas y microempresas, ha sido canallesco. “Si van a quebrar, que quiebren”, dijo López Obrador, en una de las frases sexenales más oprobiosas de las cuales tengamos memoria.

La recesión económica se profundizó en mayo pasado. La economía mexicana anota desplome histórico de 21.6 por ciento. (El Universal. Tláloc Puga. 24/Julio/2020).

En 30 de cada 100 hogares del país, por lo menos un integrante perdió su trabajo por la pandemia. En 65 de cada 100 hubo pérdida de ingresos. (Fuente: Inegi).

En 37 de cada 100 hogares se tuvo que vender algún bien, pedir prestado o gastar los ahorros. (Fuente: Inegi). ¿Importan estas cifras a López Obrador y a su Gobierno? La respuesta es no. México es el país que menores recursos ha destinado a los ciudadanos afectados por la pandemia y por la crisis económica: apenas un miserable 0.4 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB). Para los mexicanos, desprecio y limosnas.

En los 3 primeros meses del 2020, la CFE, a cargo de Manuel Bartlett, perdió 121 mil millones de pesos. (Fuente: Forbes y El Economista). Pemex perdió… ¡600 mil millones de pesos!, incluidas las últimas pérdidas reportadas ayer martes. Sumadas, superan los 700 mil millones de pesos. Para darse una idea del desastre financiero del actual régimen, basta saber que con esta cantidad perdida, se hubieran podido construir el Aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya, cuyos presupuestos ascienden, en global promedio, a 416 mil millones de pesos. (Fuente: Portal dicesmx). De ese tamaño es el despilfarro que se ha hecho por la pésima administración de la 4T.

México será la quinta economía que más caerá en América Latina. (Fuente: Cepal).

“La deuda neta del sector público federal alcanzó un nivel de 49.5 por ciento como proporción del Producto Interno Bruto al mes de mayo, un aumento de 4.7 puntos porcentuales respecto al mismo mes del 2019, lo que representó el mayor repunte de la deuda desde la crisis del 2009”. (El Financiero. Zenyazen Flores. 3/Julio/2020).

De acuerdo al FMI, la Deuda Pública Bruta del Gobierno de AMLO representará el 65.9 por ciento del Producto Interno Bruto. Peña Nieto la dejó en 53.6 por ciento del PIB.

Las obligaciones de México aumentaron 12 por ciento anual respecto al PIB durante el primer trimestre del año, con lo que se ubicó entre los cinco países emergentes que más aumentaron su endeudamiento. Esta expansión sólo la superaron los aumentos registrados por los pasivos de Chile, China, Brasil y Sudáfrica, consignó un análisis del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF). (El Economista. Yolanda Morales. 20/Julio/2020).

Deuda mexicana escala al 106 por ciento de su Producto Interno Bruto. (Fuente: Instituto de Finanzas Internacionales).

El precio de la gasolina Magna aumentó, durante junio, en 8.6 por ciento.

*****

Insensibilidad del Gobierno ante la pandemia, ante el dolor humano, ante la necesidad de salud, ante las restricciones sanitarias, ante el desempleo, ante la quiebra de empresas y ante la crisis económica más grave de nuestra historia.

Y sí, como definió de manera acertada y filosa hace algunas semanas el periodista Guillermo Ochoa:

“En el peor momento, y en las peores manos…”.

TW @_martinmoreno

FB / Martin Moreno

[email protected]