El Presidente López Obrador y Corral han incrementado sus confrontaciones. Foto: Gobierno de México.

Esta semana fue intensa, apuntando al dramatismo.

La confrontación en la zona centrosur del Estado alcanzó niveles inesperados; desde la Presidencia de la República se acusó al gobernador Javier Corral de filtrar información de la Mesa de Paz y Seguridad a civiles, lo que habría derivado en la separación de las fuerzas federales coordinadas con la Quinta Zona militar, y a esto se suman las denuncias públicas del subsecretario de Seguridad Pública, que señaló a grupos monopólicos como beneficiarios finales de la producción agrícola de la región e incitadores de los enfrentamientos entre pobladores y fuerzas federales.

Además, se ha descubierto una extraña vinculación con un controvertido empresario regional procesado por homicidio, señalado por malas prácticas comerciales y que forma parte de la élite empresarial de Delicias. Él fue víctima de una tentativa de homicidio a mediados de 2019, y cuando el atentado aún se estaba investigando, a su empresa se le otorgó un contrato millonario para una obra hidráulica; días después el mismo sujeto fue secuestrado y posteriormente liberado junto con su familia, seguido a esto se publicó un video donde él le cercena las orejas a dos de sus escoltas, que luego aparecieron asesinados, y volvió a ser objeto de un atentado contra su vida, resultando con graves lesiones en el rostro en esta ocasión; fue hasta entonces que la Fiscalía General del Estado lo detuvo y procesó por homicidio.

En respuesta a los señalamientos de la Federación, el gobernador declaró ante Ricardo Raphael y Carlos Loret de Mola que a él no lo intimida el presidente porque no tiene una historia de corrupción y que “topará con pared”, agregando que el Gobierno federal carece de la capacidad de diálogo necesaria para resolver los problemas como el del agua y que sólo acepta un “estás conmigo o estás contra mí”; además, afirmó directamente que “la narrativa del presidente es de discordia, el espíritu de la revancha que lo habita, lo supera siempre”, asegurando que el rompimiento se dio cuando él le pidió que se desmilitarizara el conflicto y se resolviera mediante el diálogo. Además, como cereza del pastel, el gobernador “desinvitó” al delegado federal de la Mesa de Paz y Seguridad por haberle perdido la confianza, ya que lo acusó de impulsar el conflicto de las presas.

Por su parte, y luego de más de un mes, los agricultores de la zona centrosur continúan con el bloqueo de las vías del ferrocarril, causando graves daños al comercio regional y a la industria automotriz, minera y de exportación e importación (sólo en Juárez ya se suspendieron a los primeros mil obreros y no se conoce el dato de la ciudad de Chihuahua).

Mientras la alcaldesa de la capital del Estado acusa públicamente al gobernador de golpearla sistemáticamente para que ceda en su interés por la candidatura del PAN a la próxima elección de gobernador, Javier Corral denuncia la existencia de corrupción en el interior del PAN, distanciándose de Calderón y Margarita Zavala y manifestando que su interés político fundamental es organizar y estructurar la oposición al Gobierno federal, destapándose como aspirante a la candidatura presidencial del 2024 ante Ricardo Raphael, de la siguiente manera:

─¿Se ve como candidato presidencial para 2024? ─Preguntó el reportero.

─Me veo orquestando una oposición mejor organizada, más inteligente, más propositiva, no contestataria, que no se asemeje a López Obrador ─respondió el actual mandatario.

─¿Entonces se descarta?

─Claro que me gustaría, pero no estoy en eso.

Todo ha sucedido así, y sólo quiero dejarlo como testimonio, porque nunca supe de algún gobernador que se enfrentara de tal manera al presidente de la República desde la época de la Revolución, después del asesinato de Madero y Pino Suárez.

Sólo alcanzo a escribir pocas líneas acerca de la situación del Estado desde la zozobra como habitante de Ciudad Juárez, pues debo guardarme mi opinión, ya que soy diputado por Morena y ésta sería parcial, pero usted, ¿qué opina?