Ayer el mandatario aseguró que la extinción de los fideicomisos ayudaría a la Secretaría de Hacienda a recabar 50 mil millones de pesos que, de acuerdo con la información presentada este martes por el Canciller Ebrard, servirán para el combate a la COVID-19.

Ciudad de México, 29 de septiembre (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a la Cámara de Diputados a avalar la propuesta de legislación sobre la eliminación de los 55 fideicomisos que darían al país 50 mil millones de pesos aplicables para la lucha contra la COVID-19.

“Aquí aprovecho para hacer un llamado a los legisladores, porque hoy se va a aprobar posiblemente lo de la suspensión de fondos y fideicomisos, todo ese dinero que estaba suelto, disperso, sin control”, aseguró el mandatario esta mañana.

El Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, anunció este martes que el país tendrá acceso oportuno al portafolio de vacunas, a través del mecanismo COVAX, con lo que se comprometió a cubrir al 20 por ciento de la población del país, equivalente a 51.6 millones de dosis.

Durante la conferencia de prensa matutina, desde Palacio Nacional, el canciller dijo que México tendrá acceso a ocho proyectos internacionales de vacunas a través del portafolio COVAX, de los cuales 3 son de estados Unidos, uno de Alemania, uno de Gran Bretaña, dos de China, uno más de Australia.

Con esta base el Presidente López Obrador destacó que su Gobierno fue promotor del mecanismo que lo beneficiará y que consiste en evitar el acaparamiento de medicinas y de vacunas. “Presentamos una iniciativa que se aprobó en la ONU con este propósito, o sea, México fue el promotor de esta iniciativa y nos tienen en consideración especial”, aseguró.

Para llevar a cabo el desembolso económico requerido, se requiere que el país tenga finanzas públicas sanas, dijo. “Tenemos dinero disponible para dar los anticipos y tener las vacunas desde que se pruebe que funcionan. Ya vamos a entregar todos los anticipos”, anunció.

Recalcó la importancia del ahorro para tener más recursos disponibles y suficientes “para que no falte la atención médica y los medicamentos gratuitos”. “Se va a poner orden y con esos fondos vamos a estar ahora sí que más preparados para que se garantice el derecho a la salud en nuestro país, como lo venimos haciendo”, dijo sobre los fideicomisos.

Ayer el mandatario mexicano adelantó que el Gobierno federal pretende recabar 50 mil millones de pesos con la cancelación de fideicomisos. La propuesta no fue del agrado público, agregó, pero negó que se vaya a impactar a sectores de investigación científica o culturales.

“La Secretaría de Hacienda va a recoger, calculamos, como 50 mil millones de pesos que se manejaban sin control, al margen”, dijo el mandatario. “Esto no les gustó nada a los intelectuales orgánicos o pseudocientíficos que cobraban por todos lados”, destacó.

El Presidente explicó que su administración está a favor de la ciencia y la cultura, pero no de los privilegios ni de la corrupción. “Que no se confunda nadie; por eso está en proceso porque todavía está por aprobarse la cancelación de los fideicomisos”.

-Con información de EFE