Es una elección apretada. Y cuando son así, pueden dar la vuelta. Eso dice la lección en Estados Unidos. Pero en esta ocasión, es el demócrata Joe Biden el que puede fortalecerse siendo el puntero mientras que el actual Presidente Donald Trump se puede hundir más.

Ciudad de México, 29 de septiembre (EFE/SinEmbargo).– El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó al hijo del candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, de corrupción, ante lo que su rival perdió los papeles y le llamó “payaso”, aunque se disculpó de inmediato, en el debate entre ambos que tiene lugar este martes en Cleveland de cara a las presidenciales de noviembre.

“¿Por qué la mujer del alcalde de Moscú le dio a su hijo (Hunter) 3,5 millones de dólares? ¿Qué hizo para merecer eso?”, preguntó el mandatario, ante lo que Biden aseguró que eso es “mentira”. Ante las acusaciones de Trump y sus múltiples interrupciones, Biden respondió: “Bueno, es difícil hablar con este payaso. Discúlpeme”.

El aspirante presidencial demócrata, Joe Biden, llamó este martes “mentiroso” al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, después de que éste lo acusara de “socialista” al hablar de los seguros sanitarios.

“El hecho es que todo lo que ha dicho hasta ahora es simplemente una mentira. No estoy aquí para retar sus mentiras. Todo el mundo lo sabe, es un mentiroso”, dijo Biden en el primer bloque del debate en el que hablaron sobre el futuro del Tribunal Supremo.

El primero de los tres debates entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su rival demócrata a la Casa Blanca, el exvicepresidente Joe Biden, acaba de empezar este martes en Cleveland (Ohio).

Es la primera ocasión en la que Trump y Biden se ven las caras desde que comenzó la campaña, lo que, sumado a la escasez de actos electorales presenciales debido a la pandemia, ha disparado la expectación para el debate.

Sobre los impuestos de Trump, Wallace le preguntó por los años que el ahora Presidente no pagó impuestos, como publicó The New York Times. “Yo he pagado millones de impuestos y tengo cuentas claras”, dijo Trump. Biden sonreía, mientras el Presidente argumentaba.

“Yo antes de estar aquí era un empresario, una persona privada, y he entregado mis cuentas”, afirmó. Biden dijo que Trump paga menos impuestos que un maestro de primaria, y prometió cambiar el sistema impositivo. Eso se va a acabar y remató: “Usted es el peor Presidente que ha tenido Estados Unidos”.

Al explicar su plan económico, Biden planteó que se crearían 7 millones de empleos más que con el plan de Trump, y además se propondrá elevar impuestos a los más ricos. “¿Por qué no lo hizo cuando fue Vicepresidente de Obama?”, lo interrumpió Trump.

Trump y Biden. Imagen especial.

Sobre las diferencias y la crisis racial en Estados Unidos, Biden dijo que se necesita la igualdad para todo el país. La meta por la que me postulé, añadió, es que comencé a ver antorchas en las manos de gente vestida como el Ku Klux Klan.

Biden también se refirió a las declaraciones de Trump sobre los afroamericanos asesinados incluso a manos de policías blancos. Él no hará nada por ustedes, dijo. Trump respondió que él es el Presidente que más afroamericanos ha sacado dela cárcel, “donde ustedes los pusieron”, le dijo a Biden.

Biden destacó que en Estados Unidos hay un sistema de justicia diferente para blancos y para las minorías, especialmente contra los afroamericanos. También expuso que las autoridades han sido parciales, y por eso creará un sistema que llame a cuentas a esas personas. Trump interrumpió y dijo que las manifestaciones no son de gente pacífica, son violentos.

Sobre la capacitación para concientizar sobre el racismo, Trump dijo que enseñaban ideas locas y a odiar este país. “Él es el racista”, le interrumpió Biden.

Trump argumentó que durante la administración de Obama el país era más violento. “Eso es ridículo”, le respondió Biden. El Presidente insistió en que Biden no puede decir “Ley y Orden” porque perderá el apoyo de la izquierda radical.

Biden dijo que él creció en los suburbios y sabe que ahí se puede vivir entre personas de todas las razas, sin necesidad de atacarse.

Wallace, moderador del debate, preguntó a Biden sobre el financiamiento de la policía local y dijo que Trump propone recortes de millones de dólares a los cuerpos policiacos. No es cierto, dijo Trump, no vamos a hacer eso.

Sobre las ciudades donde las manifestaciones se han vuelto violentas, como Portland, Oregon, Biden planteó que el vocero personal de Trump dijo que la violencia ayuda a su causa.

Wallace pidió a Trump no interrumpir. “Si quiere ocupar mi lugar venga acá”, le dijo. Trump gritó: “¡Tienen que llamar a la Guardia Nacional y acabar con el problema!”.

Biden dijo que los supremacistas blancos se han alimentado con ese discurso. Trump dijo: “No es cierto, no es cierto”.

Joe Biden. Foto: EFE.

LAS TRAYECTORIAS

Trump dijo que el electorado debe votar por él porque ha sido el Presidente que más ha hecho por EU en sólo 3 años. Antes de la COVID había empleado, unidad, y se habían arreglado los líos que dejó la administración pasada, señaló.

Biden dijo que los estadounidenses deben votar por él porque dejaron una administración fuerte, con una economía con viabilidad. Y expuso que él no dejaría que Valdimir Putin mandara sobre Estados Unidos.

Además, dijo, Estados Unidos es más pobre hoy con Trump.“Con Trump estamos más divididos, además de la forma en que habla de las fuerzas armadas, la forma en que los llama bobos y perdedores, y eso es inadmisible”, dijo.

Trump atacó a Biden por su hijo y dijo que consiguió empleos y negocios en Rusia, donde ganó 3 millones de dólares de Moscú. Biden le dijo que era una mentira, que el reportaje que lo menciona ya ha sido desmentido.

INTEGRIDAD DE LA ELECCIÓN

¿Qué están dispuestos a hacer para que los estadounidense sepan que son legítimas las elecciones?, preguntó Wallace.

Biden dijo que hay que asegurarse que el correo funcione con toda la seguridad, y las que quieran salir lo hagan con protección. “Él quiere meter miedo, no quiere que voten de forma anticipada”, por ello el Vicepresidente llamó a votar: “Ustedes tienen en su poder el control, hay que terminar con estas mentiras”.

En tanto, Trump respondió que el sistema electoral es un desastre porque hay votos que no son solicitados. Hay votos que han aparecido en basureros, y están enviando papeletas dobles, dijo. “Es el fraude que se está desarrollando”, afirmó. “Por meses no sabremos quién será el ganador, es un fraude y es una vergüenza”, afirmó.

Biden dijo que no hay prueba alguna de boletas en ríos o basureros. Y recordó que hay un sistema claro y seguro, pero Trump insiste en desestimarlo.

Trump dijo que está llamando a sus seguidores a tomarlo con calma, pero no les permiten, como en Filadelfia, ni observar el proceso. Luego llamó a que miles de patriotas tomen las calles, porque ellos, los demócratas, aseguró, hacen trampa.

Donald Trump. Foto: EFE.

Biden dijo que se necesitan contar todas las papeletas, aunque se tarden días. Nadie ha probado que hay fraude con ese sistema, añadió. “Yo voy a aceptar los resultados una vez que se haga el cómputo”, dijo.

Tras llegar a Cleveland esta tarde, Trump cuestionó en Twitter las encuestas que indican que Biden tiene ventaja en Ohio, estado que el presidente ganó en 2016 por ocho puntos.

“Recién llegado al gran estado de Ohio. Los sondeos reales nos ponen en cabeza incluso más que en 2016. Con Biden en contra del ‘fracking’ (fracturación hidráulica) y de vuestra Segunda Enmienda, ¡Deberíamos estar en muy buena forma!”, dijo.

Biden, por su parte, bromeó sobre las acusaciones que ha lanzado Trump acerca del supuesto uso de un auricular inalámbrico por parte del demócrata para recibir ayuda de su campaña y también sobre el consumo de narcóticos para mejorar su rendimiento.

“Es la noche del debate, así que tengo mi auricular y mi estimulante”, apuntó en Twitter al compartir una fotografía de unos audífonos ordinarios para celular y un tarro de helado de manteca de cacahuete con virutas de chocolate.

El cara a cara estará dividido en seis bloques temáticos, durará 90 minutos y no tendrá pausas publicitarias.

Trump y Biden debaten desde sendos podios situados a una distancia superior a la habitual debido a la COVID-19, no se han dado la mano -como es costumbre en este tipo de debates-, y compiten ante un público limitado, de unas 80 o 90 personas, todas ellas sometidas previamente a tests de coronavirus.

Para acceder al recinto de la Universidad de Case Western Reserve donde se celebra, los miembros de las campañas, invitados y periodistas también han debido superar pruebas rápidas para descartar que puedan ser portadores del nuevo coronavirus.

Aunque el Servicio Secreto de Estados Unidos se encarga de la seguridad en el lugar del debate, las autoridades de Cleveland han cerrado al tráfico un perímetro de varias cuadras alrededor de la universidad, y han activado a los reservistas de la Guardia Nacional de Ohio por si surgieran disturbios.

Al menos 400 manifestantes contrarios a Trump se congregaron en un parque cercano al lugar del debate unas tres horas antes de su inicio y poco después de que el presidente aterrizase en Cleveland.