Una decena de proveedores acaparó las compras gubernamentales entre enero y octubre de 2019. Entre ellas hay empresas señaladas de supuesto influyentismo y corrupción para obtener contratos y, pese a ello, el 95 por ciento de las contrataciones que les otorgaron fueron por adjudicación directa.

Ciudad de México, 29 de octubre (SinEmbargo).- En lo que va de 2019, uno de cada 10 contratos aprobados por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) terminó en las manos de 10 empresas, de acuerdo con datos del portal CompraNet. De ellas, dos fueron señaladas –por AMLO– de incurrir en actos “inmorales”, y tres fueron incluidas –por la Secretaría de Hacienda de Carlos Urzúa Macías– en la lista de proveedores beneficiados por el Gobierno del ex Presidente Enrique Peña Nieto.

La información oficial indica que Summa Company, Dentilab, Molinos Azteca, Grupo Fármacos Especializados, Farmacéuticos Maypo, Fábrica de Jabón La Corona, Alen del Norte, Marcas Nestlé, Procter & Gamble México y Molinera de México acumularon ganancias por más de 16.4 mil millones de pesos en 10 meses de 2019, a través de 11 mil 139 contratos gubernamentales.

El 20 de marzo de este año, López Obrador giró una carta dirigida a la Oficial Mayor de la Secretaría de la Función Pública (SFP) Raquel Buenrostro Sánchez, en la que externó que Grupo Fármacos Especializados, Farmacéuticos Maypo y la Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico acapararon el 62.4 por ciento de todas las compras de medicinas y materiales de curación del Gobierno federal en 2018.

Según la misiva, “este hecho resulta, a todas luces, inmoral y violatorio del Artículo 28 de la Constitución, que prohíbe la existencia de monopolios”. En razón de lo anterior, AMLO solicitó a la SFP que “se impida la participación en licitaciones o adjudicaciones directas a dichas empresas hasta que sepamos, a ciencia cierta, si hubo en estas operaciones corrupción y tráfico de influencias”.

AMLO-URZUA

De acuerdo con AMLO y Urzúa, entre 2012 y 2018, 10 empresas concentraron el 79.6 por ciento de todas las contrataciones gubernamentales. El monto que se embolsaron durante ese periodo fue superior a 335.3 mil millones de pesos. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro.

Pese a los señalamientos, las cifras de CompraNet arrojan que entre enero y octubre de este año, la administración de López Obrador le concedió al menos 1 mil 035 contratos (891 por adjudicación directa) a Grupo Fármacos Especializados, así como 992 contratos (870 por adjudicación directa) a Farmacéuticos Maypo.

Lo anterior fue posible gracias a un amparo promovido por las empresas (incidente de suspensión 573/2019) para impedir “el veto” del Presidente AMLO, por tratarse de una medida sin sustento legal o documental que podría ocasionar “daños y perjuicios de difícil reparación” a las empresas.

Grupo Fármacos Especializados y Farmacéuticos Maypo no sólo fueron acusadas por AMLO. En marzo de este año, la Secretaría de Hacienda las incluyó entre los proveedores “favoritos” del Gobierno de Enrique Peña Nieto, entre las que también apareció Dentilab.

De acuerdo con el informe dado a conocer por el Gobierno federal, entre 2012 y 2018, Grupo Fármacos Especializados y Farmacéuticos Maypo acapararon el 35.2 y el 11.6 por ciento de las compras totales de medicamentos. En el caso de Dentilab, la Secretaría de Hacienda informó que obtuvo el 9.6 por ciento de las compras correspondientes a materiales de curación.

Pese a que la administración de AMLO ha reiterado que “cuidará mucho lo de las entregas de contratos” por adjudicación directa para evitar pérdida de recursos y corrupción, el 95 por ciento de los contratos otorgados a sus 10 principales proveedoras (en lo que va de 2019) fueron por adjudicación directa.

En marzo del año pasado, María de la Luz Mijangos Borja, hoy titular de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción del Gobierno federal, afirmó en entrevista con Aristegui Noticias que el abuso de adjudicaciones directas contraviene al Artículo 134 constitucional, que establece que el gobierno debe de privilegiar las licitaciones públicas.

Por esa misma fecha, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) publicó un informe que indica que, entre 2012 y 2017, a 1 mil empresas proveedoras se les asignó el 71 por ciento de los contratos por la vía de la adjudicación directa. En la opinión de Mijangos Borja, los resultados del Imco revelaron “un abuso de las excepciones legales para favorecer a empresas”, según lo publicado por Aristegui Noticias.

Entre los proveedores señalados por el Imco por tener exceso de adjudicaciones directas estuvieron Summa Company (4 mil 107 adjudicaciones), Grupo Fármacos Especializados (2 mil 660 adjudicaciones), Farmacéuticos Maypo (2 mil 553 adjudicaciones), Marcas Nestlé (2 mil 800 adjudicaciones), Fábrica de Jabón La Corona (2 mil 500 adjudicaciones), Procter & Gamble México (2 mil 250 adjudicaciones) y Alen del Norte (1 mil 300 adjudicaciones).

JUGOSOS CONTRATOS

Summa Company fue la proveedora con más contratos registrados ante CompraNet, entre enero y octubre de 2019. En total obtuvo 2 mil 198 contratos, todos por adjudicación directa, que le supusieron ingresos por casi 206.9 millones de pesos.

De acuerdo con el sitio oficial de la compañía, se trata de una empresa especializada en la comercialización directa de productos industriales que “ha desarrollado una estructura organizacional especializada a servir los canales institucionales del gobierno”. Entre los productos que distribuye están perecederos y artículos de cuidado personal de marcas como Encendedores Gil, Leche Liconsa, Salsas del Primo, Gel Xtreme, San Marcos y otras.

Entre las empresas con más contratos gubernamentales también estuvieron Dentilab (1 mil 461), Molinos Azteca (1 mil 384), Grupo Fármacos Especializados (1 mil 035), Farmacéuticos Maypo (992), Fábrica de Jabón La Corona (928), Alen del Norte (829), Marcas Nestlé (807), Procter & Gamble México (769) y Molinera de México (736).

De esta decena de empresas, Grupo Fármacos Especializados fue la que registró mayores ingresos. En ocho meses de administración de López Obrador, el Gobierno federal le autorizó más de 10 mil millones de pesos en compras de medicamentos.

En segundo lugar estuvieron los Farmacéuticos Maypo (4.5 mil mdp), Molinos Azteca (689 mdp), Fábrica de Jabón La Corona (231.3 mdp), Dentilab (220.5 mdp), Summa Company (206.9 mdp), Marcas Nestlé (178.2 mdp), Molinera de México (165.3 mdp), Alen del Norte (113.9 mdp) y Procter & Gamble México (60.3 mdp).

CompraNet indica que además de Summa Company, los proveedores Alen del Norte, Fábrica de Jabón La Corona, Molinera de México, Molinos Azteca y Procter & Gamble México obtuvieron la totalidad de sus contratos por adjudicación directa.

Las cuatro empresas restantes, aunque obtuvieron contratos por licitación pública e invitación a cuando menos tres personas, en su mayoría obtuvieron contratos sin concursar.

Marcas Nestlé obtuvo el 97.4 por ciento de sus contratos sin concurso alguno. Le siguieron Farmacéuticos Maypo, Grupo Fármacos Especializados y Dentilab con 87.7, 85.9 y 78.8 por ciento de contratos adjudicados de manera directa, respectivamente.

Para la Fiscal de Combate a la Corrupción María de la Luz Mijangos Borja, existen compras que por ser de un monto económicamente bajo, “permiten hacer adjudicación directa para no perjudicar la fluidez del ejercicio público; sin embargo, no es el caso de los datos revelados por el Imco, donde refiere contratos que suman 2.3 billones de pesos”, se lee en una entrevista con Aristegui Noticias.

AMLO

Una de las grandes promesas de AMLO es que en su Gobierno no habrá corrupción. Como parte de su estrategia dijo que revisarán los mecanismos de contratación, sobre todo las adjudicaciones. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) corrobora lo dicho por la funcionaria del Gobierno federal.

“Permitir las invitaciones a cuando menos tres o las adjudicaciones directas mediante supuestos amplios, como se hace actualmente, abre la puerta para que se abuse de estos métodos y favorece la colusión. Por eso la posibilidad de utilizar estas excepciones debe reducirse a lo mínimo indispensable”, se lee en la “Agenda de Competencia para un Ejercicio Íntegro en las Contrataciones Públicas” (2018) de la Cofece.

Aunque la Comisión asegura que las adjudicaciones directas reducen los costos administrativos, “su utilización no asegura que el Estado esté comprando en las mejores condiciones posibles de precio, calidad y oportunidad”. Y con respecto a las invitaciones a cuando menos tres personas, indica que “además de restringir la concurrencia, en ocasiones, se utilizan para disfrazar adjudicaciones directas, por medio de propuestas de cortesía, lo que constituye un acuerdo colusorio”.

Pese a los probables abusos, las adjudicaciones directas no necesariamente implican corrupción. En algunos sectores como el médico, el alto grado de especialización de bienes y servicios muchas veces conlleva la necesidad de contratación de una determinada empresa, dada la falta de competencia económica en el rubro.

EL GASTO

Las cifras de CompraNet indican que la mayor parte del dinero entregado (90 por ciento) a 10 empresas en lo que va de 2019, fue destinado a la compra de bienes médicos y de laboratorio. En total, el Gobierno federal invirtió 14 mil 786 millones 456 mil 920.67 pesos.

Los proveedores de dichos bienes fueron Dentilab, Farmacéuticos Maypo y Grupo Fármacos Especializados.

El segundo rubro de gasto más importante durante los últimos ocho meses (5.2 por ciento de las compras totales) fue el de harinas, aceites comestibles y productos pecuarios a cargo de las empresas Molinera de México y Molinos Azteca. Las erogaciones implicaron un acumulado de 854 millones 369 mil 376.36 pesos.

En tercer lugar (2.7 por ciento) estuvieron los productos perecederos –sobre todo enlatados– y los artículos de cuidado personal distribuidos por las Marcas Nestlé, Procter & Gamble México y Summa Company, que sumaron un total de 445 millones 419 mil 337.69 pesos de ingresos.

En último lugar (2.1 por ciento) estuvieron los productos de limpieza, entre ellos aceites, detergentes, jabones y/o suavizantes de las empresas Alen del Norte y Fábrica de Jabón La Corona, que en conjunto se embolsaron 345 millones 246 mil 409.44 pesos.

De las empresas mencionadas, dos aparecen en la lista de condonaciones fiscales del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Entre 2007 y 2015, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, la Fábrica de Jabón La Corona se ahorró el pago de multas y/o cargos por un monto total de 641 millones 015 mil 385 pesos. Asimismo, el Grupo Fármacos Especializados dejó de pagar 1 mil 426 millones 830 mil 255 pesos durante el periodo, refieren datos del SAT en el portal “Privilegios Fiscales” del centro de análisis e investigación Fundar.

El dinero erogado en los cuatro rubros mencionados fue utilizado por 27 dependencias federales entre las que destaca, por número de contratos emitidos, el Sistema de Distribuidoras de la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (Diconsa) con 7 mil 455 registros.

Asimismo destacaron los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) con 3 mil 255 contratos, de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) con 121, y Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán con 94.

En cambio, las dependencias que más dinero le dieron a las 10 principales contratistas gubernamentales fueron el IMSS (8.3 mil mdp), ISSSTE (5.8 mil mdp) y Diconsa (1.6 mil mdp), además de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud (245 mdp), el Hospital Regional de Alta Especilidad del Bajío (85.7 mdp) y el Instituto Nacional de Pediatría (72.9 mdp).