El fentanilo surgió luego de que en los últimos años distintos grupos poblacionales de Estados Unidos se hiciesen adictos a los opioides a través de recetas médicas expedidas por farmacéuticos.

“Se creó todo un grupo social enormemente grande con adicción a los opioides y ahí es donde aparece el fentanilo, un producto químico procesado que se utiliza también en medicina y se usa como un anestésico”, dijo el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell.

México, 29 oct (EFE).- El fentanilo, una droga muy popular en Estados Unidos, aumentó su consumo en México en los últimos tiempos, advirtió este martes el Gobierno mexicano.

En la conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, el Subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía, advirtió que “es una droga 100 veces más tóxica que la morfina y 50 veces más dañina que la heroína” y que “está invadiendo el mercado norteamericano, pero también cada vez más nuestro país“.

El fentanilo surgió luego de que en los últimos años distintos grupos poblacionales de Estados Unidos se hiciesen adictos a los opioides a través de recetas médicas expedidas por farmacéuticos.

“Se creó todo un grupo social enormemente grande con adicción a los opioides y ahí es donde aparece el fentanilo, un producto químico procesado que se utiliza también en medicina y se usa como un anestésico”, dijo el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell.

Y advirtió que esta droga “ya se fugó hacia los mercados ilegales” de Estados Unidos y ahora se ven “señales de su uso en México”.

A nivel de consumo de drogas en general, el experto apuntó que México ha tenido “un crecimiento aceleradísimo” desde los años 90, cuando pasó de ser un país productor para su vecino del norte a ser un país consumidor.

“Hay más que duplicacones por año en el consumo, con varios fenómenos preocupantes”, aseveró.

Por ello, el Gobierno detalló este martes su Plan Nacional de Prevención de Adicciones.

Buscando diferenciarse de otras estrategias ejecutadas por otros Gobiernos, ahora se busca un plan integral que atienda causas pero también advierta de las consecuencias.

Según dijo López-Gatell, se buscará solucionar problemáticas sociales que derivan en las adicciones, al mismo tiempo que se realizará una campaña mediática que advierta de los peligros de las drogas.

También se plantea mejorar la atención médica enfocada a las adicciones y la salud mental, la cual está relacionada con la dependencia a algunas sustancias.

En algunos municipios del país ya se están realizando actividades que ahuyenten el consumo de drogas en los jóvenes, entre ellas charlas en comunidades vulnerables sobre estilos de vida saludable, deporte, cultura y psicoeducación acerca de sustancias nocivas.

“Es crucial que el bienestar sea el mecanismo más efectivo de prevención. Donde no hay bienestar, donde hay pobreza, donde hay falta de oportunidades (…) se crean elementos fértiles para el consumo, la adicción, la penetración de sustancias adictivas””, aseguró López-Gatell justificando la estrategia.

A esto se suma una campaña de comunicación sin precedentes, pues según aseguró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, esta acaparará toda la publicidad que haga el Gobierno en medios de comunicación.

“Destinar todos los tiempos, los espacios de la publicidad del Gobierno y los tiempos oficiales para este propósito. Se genera una sobresaturación pero sí lo queremos internalizar en la sociedad el tema, para que sea un tema de debate y sobre todo para dar conocer esta realidad y transformarla entre todos”, dijo el mandatario.

López Obrador fue cuestionado sobre si en la estrategia nacional se planteaba la legalización de algunas drogas como la marihuana, algo que no descartó.

“No descartamos ninguna opción otras posibilidad. Se puede decir: esto no va a funcionar y lo que hay que hacer es legalizar la marihuana y otras drogas, pues eso no se descarta pero estamos viendo otras opciones”, apuntó.

Asimismo, el Gobierno anunció que para el año 2020 se aumentará la cobertura para el tratamiento de la hepatitis C, vinculada a las sustancias inyectables.

“La hepatitis C, por su dimensión masiva y su conexión con algunas adicciones como las inyectables, requiere de un abordaje de salud publica”, apuntó López-Gatell.