El dictamen será turnado a la Mesa Directiva para que sea discutido y votado por el Pleno del Senado la próxima semana.

Ciudad de México, 29 de octubre (SinEmbargo).- El proyecto de reformas al Artículo 41 constitucional fue aprobado por la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados; dicha reforma propone disminuir en un 50 por ciento el financiamiento público de los partidos políticos.

Con 17 votos a favor por parte del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y del Partido Encuentro Social (PES), y con 14 votos en contra, de parte del PAN, PRI, PRD, PVEM, MC y PT, fue aprobado el proyecto presentado que tiene como objetivo reducir el financiamiento público.

Pese a que el Partido del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano (MC) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) son aliados de Morena, votaron en contra a la reforma al Artículo 41 constitucional; pues en caso de que sus recursos sean reducidos, la situación de los partidos se dificultaría.

El dictamen será turnado a la Mesa Directiva para que sea discutido y votado por el Pleno del Senado la próxima semana.

“La comisión dictaminadora coincide en que el costo de los partidos políticos en México ha crecido progresivamente sin que medie un tope a ese financiamiento, por lo que es necesario una reforma constitucional que permita un cambio de fórmula para una eventual reducción del financiamiento público que se otorga a los partidos políticos”, señala el dictamen.

Por su parte, el morenista Mario Delgado, presidente de la Junta del Coordinación Política (Jucopo), informó vía Twitter sobre la resolución de la Cámara de Diputados.

Según las cifras emitidas por la Dirección de Servicios de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados, el financiamiento público para los partidos políticos del país alcanzó la suma de 6 mil 745.5 millones de pesos en el año 2018; para el siguiente año (2019), sumó 4 mil 965.8 millones de pesos.

Después de la aprobación, el Diputado morenista Pablo Gómez señalo que se puede hablar de cómo podría ajustarse para lograr un acuerdo que sea suficiente y permita el financiamiento público, siempre y cuando parta de la idea de que el presupuesto debe ser reducido.

Además, señaló que el financiamiento público no debe de desaparecer por completo, pues deja la puerta abierta a que los grupos de poder actúen sobre los partidos.

“Tendríamos que los grandes millonarios se van a dedicar a comprar partidos. Al fin que muy caro no les ha de salir. Es un riesgo, es seguro algo que ocurriría y que afectaría mucho a México”, expresó el Diputado.