El pasado 16 de septiembre, México apareció en una lista de más de una docena de países de Latinoamérica y el Caribe a los que Estados Unidos identifica como los mayores productores de droga de todo el mundo.

Ciudad de México, 29 de octubre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, le consultó si nombrar o no a los cárteles de la droga como organizaciones terroristas, lo que habría permitido a ese país intervenir en suelo mexicano.

El Jefe del Estado mexicano reveló que él mismo le dijo a Trump que no.

Dijo que México tiene la autoridad política para hacer valer los principios de no intervención, ya que es una nación independiente y soberana.

Durante su conferencia de prensa matutina, López Obrador expuso que su administración no ha hecho ningún acuerdo o trato secreto con gobiernos extranjeros para que estos participen en la política y gobernabilidad mexicana.

Precisó que en sexenios anteriores ocurrieron ese tipo de prácticas. Sin embargo, ahora se ha evitado eso, lo cual ha sido respetado por el mandatario estadounidense.

“Nosotros no hemos permitido ningún acuerdo como lo hicieron los gobiernos anteriores, acuerdos secretos para que agentes de gobiernos extranjeros, y en particular agentes de Estados Unidos, participaron en asuntos que sólo corresponden atender a los mexicanos. Hasta el mismo Presidente Trump cada vez que hemos hablado y se toca el tema a actuado con respeto a nuestra soberanía”, apuntó.

El Jefe del Ejecutivo federal ejemplificó la situación destacando que en la situación de violencia con el crimen organizado en Sinaloa, Trump ofreció su apoyo diciendo que alguna agencia de EU podría intervenir y solucionar la situación, pero el Presidente mexicano no aceptó.

También enfatizó que cuando su homologo le pidió su opinión sobre clasificar como terroristas a miembros del crimen organizado en México, López Obrador le dijo que no lo hiciera, y por ello se frenó la decisión.

Si Estados Unidos hubiera clasificado a criminales mexicanos como terroristas, el país vecino hubiera tenido la autorización legal de intervenir, incluso con ataques armados, para lograr las detenciones.

“Cuando lo de Sinaloa que se habló del tema y ofreció apoyo, que podría significar el que actuara un grupo de alguna agencia de Estados Unidos en el país, le di las gracias. Y entendió que es un asunto nuestro. Cuando querían darle la clasificación de terroristas a los que participan en las bandas de la delincuencia en México y me pidió mi opinión dije que no y afortunadamente al día siguiente dio a conocer que por el planteamiento nuestro no se iba a tomar esa decisión”, finalizó.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Foto: AP.

La conversación sobre la intervención de Estados Unidos en México surgió luego de que esta mañana el Canciller Marcelo Ebrard Casaubón revelara que México protestó formalmente ante el Gobierno de Washington por no haber informado sobre la investigación que llevó al arresto del General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional con Enrique Peña Nieto y quien, según la DEA, era conocido como “El Padrino” o “Zepeda” en el bajo mundo.

Desde Palacio Nacional, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) detalló que dicho descontento se manifestó al Gobierno de Estados Unidos de manera verbal hace una semana y a través de un formato escrito ayer.

Asimismo, reiteró que en cuanto Cienfuegos Zepeda fue detenido el pasado 15 de octubre en el Aeropuerto de Los Ángeles, California, se le brindó asistencia consular por parte de las autoridades mexicanas, ya que “tenemos que garantizar que tenga un debido proceso y su defensa, que no se cometan atropellos y abusos”.

TRUMP FRENA NOMBRAMIENTO DE TERRORISTAS

El pasado 6 de diciembre, Donald Trump aseguró que no declaró como organizaciones terroristas a los cárteles mexicanos por pedido de Andrés Manuel López Obrador, su homólogo mexicano.

“Se ha completado todo el trabajo necesario para declarar organizaciones terroristas a los cárteles mexicanos. Estatutariamente estamos listos para hacerlo”, escribió en su cuenta de Twitter el mandatario estadounidense.

“Sin embargo, a pedido de un hombre que me gusta y respeto, y que ha trabajado tan bien con nosotros, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, nosotros retrasaremos temporalmente esta designación e intensificaremos nuestros esfuerzos conjuntos para tratar decisivamente con estas organizaciones viciosas y en constante crecimiento”, agregó.

¿QUÉ IMPLICACIONES TIENE ESA DESIGNACIÓN?

En caso de que los cárteles de la droga sean designados como grupos terroristas, Estados Unidos podría desplegar operaciones militares en México.

1. El Departamento del Tesoro estadounidense puede confiscar o bloquear los activos relacionados con los cárteles.

2. Ninguna entidad ni individuo en Estados Unidos les podría proporcionar “apoyo material o recursos”.

3. Se prohíbe la entrada a Estados Unidos de todos los integrantes de esas organizaciones.

4. Se incrementa la capacidad del Gobierno estadounidense de ir tras los sospechosos de estar apoyando a los cárteles, incluyendo quienes les proporcionen entrenamiento, transporte, apoyo financiero.

5. Bajo la justificación de que son terroristas, Estados Unidos podría lanzar una operación militar, al considerarse acciones de legítima defensa.

El pasado 26 de noviembre de 2019, Donald Trump anunció que designaría a los cárteles de la droga mexicanos como grupos terroristas.

Dos días antes, el 24 de noviembre, la familia LeBarón solicitó formalmente a la Casa Blanca que designe a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas extranjeras, luego del asesinato de nueve miembros de esta comunidad en Sonora.

La petición, difundida a través de la página web Petitions White House, acusa que los grupos del crimen organizado buscan crear un narco-Estado en México y asegura que los cárteles mexicanos “son terroristas y es hora de reconocerlo”.

Estados Unidos tiene una larga lista de organizaciones designadas como terroristas, en su mayoría de tendencia islamista, marxista o separatista.

Entre estas organizaciones se encuentran la palestina Hamás y la libanesa Hezbollah, la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), los iraníes Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica o el grupo yihadista Estado Islámico (EI).