Con la bajada de las temperaturas que caracteriza estos meses de otoño e invierno, es importante ingerir alimentos que mantengan el cuerpo caliente, nutrido y que ayuden tanto a prevenir resfriados como a dormir mejor o potenciar el sistema inmunitario.

Ciudad de México, 29 de noviembre (TICbeat).– En plena ola de frío, seguro que el cuerpo te pide alimentos agradables, calentitos y sabrosos como los siguientes. Te harán entrar en calor, te servirán para reponer en energía y además, son típicos del otoño y del invierno.

Con la bajada de las temperaturas que caracteriza estos meses de otoño e invierno, es importante ingerir alimentos que mantengan el cuerpo caliente, nutrido y que ayuden tanto a prevenir resfriados como a dormir mejor o potenciar el sistema inmunitario.

Mientras que en verano apetecen ensaladas, ceviches, bocadillos frescos, platos crudos o sopas frías, en este reverso del año no buscamos refrescarnos sino todo lo contrario: aportar calor al cuerpo a través de la alimentación. Estas son algunas de las opciones más recomendables.

5 ALIMENTOS CALIENTES PARA LOS MESES DE FRÍO 

Bebidas calientes: Ya que al cuerpo le cuesta más mantener la temperatura corporal normal cuando hace mucho frío, puedes ayudar al organismo a entrar en calor con té, infusiones, café solo o chocolate caliente.

En plena ola de frío, seguro que el cuerpo te pide alimentos agradables, calentitos y sabrosos. Foto: Pixabay.

Sopas y caldos: Es fundamental que lleven una abundante cantidad de vegetales y hortalizas de temporada como los puerros, las calabazas, las acelgas o las zanahorias que favorecen la hidratación y contribuyen al mantenimiento de la temperatura corporal.

Estos alimentos te harán entrar en calor, te servirán para reponer en energía y además, son típicos del otoño y del invierno. Foto: Pixabay.

Cebolla y ajo: Son alimentos clave por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Tómalos a diario, y no te olvides de las especias con propiedades antigripales o que estimulan la quema de grasas y la buena digestión.

Con la bajada de las temperaturas que caracteriza estos meses de otoño e invierno, es importante ingerir alimentos que mantengan el cuerpo caliente. Foto: Pixabay.

Legumbres: Un buen plato de lentejas o garbanzos te aportan proteínas de alto valor biológico, fibra alimentaria y múltiples vitaminas y minerales como el hierro o el zinc. Son ideales para platos calientes que degustar despacio.

Mientras que en verano apetecen alimentos frescos, en este reverso del año buscamos aportar calor al cuerpo a través de la alimentación. Foto: Pixabay.

Pasta y arroz integral: Hidratos de carbono que te aportarán la energía necesaria para combatir el frío. Al ser complejos, su liberación es lenta: son más sanos, te procuran mejor digestión y te cargan las pilas durante horas.

Estos alimentos no solo mantendrán tu cuerpo caliente y nutrido, sino que además te ayudarán a prevenir resfriados. Foto: EFE.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE TICBEAT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.