El piloto mexicano estaba en tercer lugar y muy cerca de su segundo podio consecutivo.

Ciudad de México, 29 de noviembre (Vanguardia).– Sergio “Checo” Pérez estaba muy cerca de conquistar su segundo podio consecutivo en la Fórmula Uno, pero un problema técnico ocasionó que su auto comenzara a quemarse a tres vueltas de finalizar el Gran Premio de Bahrein.

El mexicano inició en el quinto sitio, pero luego del accidente de Romain Grosjean y su compañero de equipo, Lance Stroll, Pérez ocupó la tercera posición.

Durante toda la carrera, el mexicano mantuvo su posición y mantuvo a raya a Alex Albon de Red Bull.

Sin embargo, a tres vueltas del final su motor colapsó y comenzó a humear de gran manera, después empezó a incendiarse y tuvo que abandonar la competencia.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.