El Observatorio de Arecibo ha representado una relevancia científica significativa, tanto para investigación como para propósitos académicos, por lo que Wanda Vázquez destacó que decomisar es una tarea complicada, considerando los requisitos ambientales, culturales e históricos que deben tomarse en cuenta a la hora de hacerlo, además del costo de la demolición controladas que tendría que hacerse, similar al costo para modernizarlo.

San Juan, 29 de noviembre (EFE).- La Gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, remitió una carta al director de la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF, en inglés) y propietaria de la instalación, Sethuraman Panchanathan, para que se reconsidere la decisión anunciada la semana pasada de desmantelar el Observatorio de Arecibo, centro mundial para la astronomía.

Vázquez, a través de una carta divulgada este sábado, pidió que se vuelva a evaluar la decisión la NSF, que anunció la desmantelación del radiotelescopio debido a fallos estructurales en dos cables que soportan la plataforma de una de las torres.

La carta de la Gobernadora recuerda que desde que se construyó el Observatorio de Arecibo, hace casi seis décadas, Puerto Rico, la NSF y la comunidad científica han colaborado de manera exitosa.

Destaca la carta además que es un lugar emblemático de la historia moderna de Puerto Rico.

“Como tiene conocimiento, la economía de Puerto Rico ha sufrido enormes retos en estos pasados años debido a la crisis fiscal, huracanes, terremotos y más reciente por la pandemia de la COVID-19. El Observatorio de Arecibo ha representado una relevancia científica significativa, tanto para investigación como para propósitos académicos, por lo que es crítico mantener operacional esta facilidad, siendo el radiotelescopio más grande del mundo”, lee la carta.

“La industria turística es una de nuestras fuentes primarias de desarrollo económico. Habiendo sido impactada por todas las incidencias de la naturaleza es importante destacar que el observatorio por décadas ha sido una de nuestras atracciones principales para los turistas a nivel mundial”, destaca la misiva.

CONSECUENCIAS PARA LA ECONOMÍA LOCAL

“El decomisar el radar, seguido por el abandono y falta de interés de las agencias ‘auspiciadoras’, tendría serias consecuencias para nuestra economía local”, destaca la primera ejecutiva.

“Comprendo las preocupaciones expresadas con la seguridad del personal del Observatorio y los empleados de construcción. Sin embargo, confío en el esfuerzo para proveer soluciones de seguridad y económicas viables que permitan restaurar la facilidad y devolverla a su valor científico y cultural de siempre”, añadió.

Vázquez destacó que decomisar la facilidad es una tarea complicada, considerando los requisitos ambientales, culturales e históricos que deben tomarse en cuenta a la hora de hacerlo, además del costo de la demolición controladas que tendría que hacerse, similar al costo para modernizarlo.

El radiotelescopio Arecibo, construido hace 57 años, era considerado uno de los más grandes del mundo. Foto: EFE

PIDEN CONSIDERAR UNA OPCIÓN POSITIVA

“Debemos considerar una opción positiva en vez de abandonar la instalación. Otras opciones podrían incluir iniciativas de aspectos de seguridad, como monitorear asteroides y otra actividad espacial. Tenga en consideración que Puerto Rico tiene los recursos humanos y naturales para mantener y promover la relación con la comunidad científica como todos estos años”, lee la carta.

“Espero poder explorar opciones con ustedes para poder mantener el Observatorio de Arecibo abierto para beneficio de la ciencia, de Estados Unidos y el pueblo de Puerto Rico”, concluye.

El NSF estadounidense, entidad propietaria de la histórica instalación, referencia mundial para la astronomía, informó el pasado día 19 de que ante el inminente colapso no hubo más opción.

El radiotelescopio Arecibo, construido hace 57 años, era uno de los más grandes del mundo de un solo plato, de 305 metros de longitud y soportaba 900 toneladas de peso, lo que da idea de su magnitud.