Muchas compañías han probado los condones en animales como conejos o caballos para obtener el certificado correspondiente. Aquí es donde entran los condones veganos Eve: no tienen componentes animales y no son probados en animales.

Por Junhyup Kwon. Artículo publicado originalmente por VICE Asia.

Corea, 29 de diciembre (VICE).- Con nuevos documentales como The Game Changers en Netflix, cada vez más personas se sienten inspiradas a probar una dieta a base de plantas. Dado que el veganismo goza de una mayor popularidad, no es sorprendente que surjan nuevos productos para satisfacer a esa clientela cada vez más numerosa: desde los artículos de moda hasta ropa de cama, sin materiales derivados de animales.

LOS CONDONES VEGANOS

Aquí hay un hecho divertido: la mayoría de los condones no son veganos. Los condones son probados en animales porque son un dispositivo médico en la mayoría de los países, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), así que las organizaciones gubernamentales requieren pruebas estrictas. Muchas compañías han probado los condones en animales como conejos o caballos para obtener el certificado correspondiente.

Aquí es donde entran los condones veganos Eve: no tienen componentes animales y no son probados en animales.

“Se insertan fragmentos de condones en conejos para una prueba de irritación vaginal. Los conejos se sacrifican y se extraen sus úteros para determinar la utilidad de los condones para las personas”, contó a VICE, Gina Park, cofundadora de la empresa social Instinctus con sede en Corea del Sur.

La sudcoreana Gina Park, cofundadora de Eve. Foto: Junhyup Kwon, VICE.

Instinctus vende productos de salud sexual, incluidos los primeros condones veganos, copas menstruales y lubricantes personales de Corea.

La joven de 27 años, junto con los cofundadores Minhyun Seong y Seokjung Kim, comenzó con la clara motivación de hacer que la vida sexual de los coreanos sea más saludable y más natural. La gente se está dando cuenta: Park y sus cofundadores llegaron a la lista “30 menor de 30” de Forbes Asia del año pasado. Ahora están poniendo la vista en otros mercados asiáticos para expandir aún más su negocio.

Park cree que no es necesario probar productos para el cuidado de la salud sexual en animales y que existen formas alternativas de realizar las pruebas sin dañarlos. Ella se enorgullece de la distinción PETA Cruelty-Free and Vegan otorgada por la asociación Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA, por sus siglas en inglés), una garantía de que sus productos no son probados en animales.

“Tenemos una forma alternativa [de hacer las pruebas] que evita sacrificar animales. Si podemos hacerlo, ¿por qué no? Veo esto [una medida amistosa con los veganos] como una necesidad”, dijo. “Para mí, la sostenibilidad es algo así como el espíritu de los tiempos. Creo que no preocuparse es retrógrada y frena el crecimiento de las empresas”.

La estrategia ha demostrado ser exitosa. Park dijo que “las ventas de Instinctus han crecido 50 veces en cuatro años desde su lanzamiento en 2015”. Actualmente, los consumidores no compran productos, sino valores. Las marcas internacionales están prestando más atención y promoviendo sus estrategias amigables con los veganos, como KFC, que ha creado pollo frito vegano usando Beyond Meat o las marcas de cosméticos y moda que destacan sus políticas veganas.

“Hacemos un esfuerzo adicional para que nuestro negocio crezca al demostrar que nuestros valores son rentables y significativos. Sabemos que todavía hay muchas personas que están en contra de los valores con los que estamos comprometidos. Pero lo que no pueden debatir son los estados financieros y el éxito en el mercado”, contó.

Park también ha utilizado su compañía para promover otros valores que consideran importantes, particularmente en defensa de las comunidades LGBTQ.

Hay una frase en la portada de Eve Condoms: “Independientemente de la edad, género, orientación sexual, ocupación, ubicación, nacionalidad y sexualidad, cada persona de este planeta tiene derecho a tener relaciones sexuales más seguras”.

“Los fuertes tienen la responsabilidad de tratar de hacer algo por los débiles”, dijo Park, al explicar los valores de la compañía. Esto, dijo, es la visión compartida de su promoción del veganismo y su defensa de las minorías sexuales.

Tomar una postura no es fácil. Hacer condones libres de crueldad, por ejemplo, es inusual y costoso. “Es muy difícil”, dijo. “Hemos tenido superar numerosos obstáculos. Es lento y costoso. Estamos obligados a realizar más investigaciones y encontrar formas alternativas de probar nuestros productos”.

Lo mismo ocurre con sus puntos de vista sobre las comunidades LGBTQ, especialmente en una sociedad tradicional y patriarcal como Corea del Sur. “Recibimos correos electrónicos de nuestros fans. Escriben que están contentos con nuestros productos, pero se preguntan por qué tenemos que apoyar a las personas homosexuales”, explicó. Instinctus fue uno de los principales patrocinadores del Festival de Cultura Queer de Seúl y recibió críticas de sus clientes conservadores.

Gina Park, empresaria sudcoreana creadora de Eve. Foto: Junhyup Kwon, VICE.

Park sin embargo, no se inmuta.

“Es importante tener éxito en los negocios, pero también a largo plazo”, dijo. “Creo que esta es la dirección correcta y tengo que estar del lado correcto de la historia”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VICE. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.