Laura se encuentra grave  después de haber recibido 15 puñaladas de su esposo “El Diablo”, teme por su vida y la de su hija, ya que aunque ha denunciado en repetidas ocasiones a su agresor las autoridades de Monclova no han hecho nada.

Coahuila, 29 diciembre (Vanguardia).- Recostada en una cama de hospital, una mujer de 40 años de edad apenas y puede hablar, solo mueve lentamente sus manos y siente un inmenso dolor en su cuerpo.

Pero no es esta sensación que le aterra, si no el regreso del “Diablo”, su esposo, quien intentó asesinarla el fin de semana propinándole 15 puñaladas que casi la matan.

Tras 19 años de matrimonio y otros 10 de noviazgo, Cesar Picasso conocido en Monclova como “El Diablo” cumplió su amenaza lanzada constantemente a la madre de su hija, con una navaja intentó matar a Laura en su propia casa y aprovechando la distracción de esta.

Llegó a la privada San Martín de la zona centro y gritó desde la puerta de la casa marcada con el número 814 “¿dónde está la niña? la voy a llevar a comer”, Laura le respondió que Melissa no se encontraba y fue cuando “El Diablo” ingresó al domicilio.

Pidió un par de zapatos, pues al suscitarse una separación dos meses atrás, este se habría llevado ya casi todas sus pertenencias y tomó una bolsa y se dirigió a la puerta.

Su esposa se encontraba en el segundo cuarto lavando ropa, esperaba que saliera para poder cerrar la puerta y así regresar a sus quehaceres, pero no fue así.

Casi al salir de la vivienda, él se detuvo y comenzó a cuestionar a Laura “¿con quién andas?” a lo que ella negaba tener una relación y de pronto la jaló del cabello y la comenzó a golpear.

De entre su ropa saco una navaja y comenzó el ataque cegado de la furia, en la primer puñalada que intentó darle, ella metió su mano para impedir la acuchillara, esto causó un fuerte herida en la palma de su mano y muñeca del brazo izquierdo, pero el no tuvo remordimiento y no paró. Después dirigió la navaja al cuello y luego el abdomen donde se ensañó perforando los intestinos de su mujer.

“Te dije que si no ibas a ser para mí, para nadie” decía “El Diablo” a Laura quien le suplicaba parara la agresión por la hija que ambos habían procreado.

En cuestión de segundos su víctima quedó envuelta en un charco de sangre, “El Diablo” quien no mostró remordimiento pensó que ella moriría y se fue de la casa. Por fortuna, ella pudo ponerse de pie y salió a pedir auxilio a sus vecinos.

“Pedí auxilio, ellos (vecinos) me trajeron al Seguro”, dijo Laura.

CONTINÚA GRAVE

Al llegar a un hospital en esa localidad, ella estaba consciente, pero los médicos advirtieron que estaba muy grave, las puñaladas ponían en riesgo su vida, por ello la ingresaron con urgencia al quirófano.

Lograron reconstruirle el intestino, sin embargo su estado de salud es crítico y sigue bajo observación, pero la historia no termina ahí, ahora el temor es más grande pues “El Diablo” está prófugo y Laura asegura que regresará a matarla o hacerle daño a su hija Melissa.

“Tengo seguridad pero si tengo miedo, mi hija esta con un hermano mío, le dieron la custodia a él mientras yo me recupero. Ella no vio nada, pero yo lo conozco, él es muy astuto.

“Si Dios quiere y salgo de aquí me iré a la casa de un hermano mío, porque me da miedo de que llegue a mi casa, pero si me ayudan yo me voy a un refugio por el tiempo que así se necesite para que las autoridades lo encierren y me quiten el riesgo de morir asesinada”, suplica Laura.

ANDA PRÓFUGO

La Fiscalía General del Estado al momento ha girado una orden de aprehensión en contra de Cesar Picasso, pese a ello no se ha dado con su rastro, se creó una campaña en redes sociales para saber su ubicación, pero solo se ha comentado a la familia que le vieron en Sabinas. Laura asegura que él tiene familiares en Acuña y Saltillo, pero no se sabe dónde se encuentra actualmente.

“Les pido a las autoridades que lo busquen y lo detengan porque él va regresar y me va a matar (…) Él es muy hábil, lo podía echar a la cárcel a las dos o tres horas salía”, señala.

AÑOS EN EL TERROR

Por años Laura y Melissa vivieron en medio de las agresiones, pero estas empeoraron cuando falleció la hermana de Laura el 28 de noviembre.

Al velorio llegó un compañero de la papelería donde trabaja Laura, él llevaba un arreglo floral que la empresa habría enviado para la familia.

“El Diablo” comenzó a agredirla asegurando que era su pareja, que ya tenía una pareja y por eso ella habría solicitado el divorcio.

El día 8 de diciembre la agredió hasta el centro de trabajo. “Ahí me golpeó, me asuste y mis compañeras me dijeron que fuera en el Centro de Empoderamiento, solo que me dan dos horas para comer y no alcancé.

“Un compañero me dijo que ahí estaba, le hable a la Policía Rosa a que me dieran auxilio para poder llegar a mi trabajo, ahí estaba esperándome, me miraba muy feo”, señaló.

Aunque solicitó la presencia de la Policía Rosa que se “encargan de cuidar a la mujer” estos dijeron saldrían de turno y era mejor que pidiera apoyo a sus vecinos.

“Los policías me dijeron que ellos no podían cuidarme porque salían a las 7 y me dijeron la va a estar esperando en su casa, llegue y dígales a los vecinos que le den auxilio.

“Llegué a mi casa y no me dio tiempo de nada, me metió y me golpeó, yo me asusté mucho y corrí a la casa de una vecina ella me dio auxilio y le hablé a la policía, se lo llevaron en ese momento y me fui al Centro de Empoderamiento”, recuerda la víctima.

NEGLIGENCIA POLICIAL

En los separos se le dijo a Laura que harían todo lo posible para retenerlo, pero no fue así, salió libre antes de que ella pudiera interponer su denuncia formal y fuera consignado por violencia familiar y amenazas.

Después de días, “El Diablo” volvió a ir a casa de su ex pareja, una de esas ocasiones se llevó sus muebles y sus pertenencias, pero al final la intentó atropellar, aunque Laura cansada de los abusos acudió a la policía de nueva cuenta, estos dijeron no podían hacer más por ella, pues debió de haber llamado al momento que ocurrieron los hechos.

“Fue cuando me sentí impotente, fui otra vez al Centro de Empoderamiento a poner otra denuncia por amenazas de muerte, fue el miércoles pasado y ahora el domingo fue a buscar a la niña que la iba a llevar a comer, yo estaba adentro de mi casa y el nomás se asomó y me dijo ‘¿Está Melissa?’ yo le dije que no y me fui a lavar al cuarto de atrás. Y entró diciendo que quería sus zapatos, se llevó la bolsa y me fui detrás de él para cerrar la puerta, empezó a decirme que yo andaba con otra persona, siempre me había amenazado de muerte, pero no pensé que lo fuera a hacer, me agarró y fue cuando me acuchillo”, narró la mujer.

RIESGO LATENTE

“El Diablo”, inhala solventes lo que ocasiona aún más su agresividad, al momento se encuentra prófugo de la justicia, el día que intentó matar a su esposa huyó y nadie sabe dónde se encuentra.

Entre las preocupaciones de Laura se encuentra su hija Melissa, “El Diablo”, su padre, siempre le ha asegurado que se la llevará y le hará daño, ella tendrá que volver a clases en enero y pide el apoyo de la Policía para que no suceda otra tragedia.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE VANGUARDIA. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.