El cine de Babak Jalali con cintas como Radio Dreams (2016), Frontier Blues (2009) o Heydar, An Afghan in Tehran (2005) es un filmografía marcada por temas como la migración, la identidad y la asimilación cultural.

Este viernes llega a las salas de cine Land, su nuevo largometraje que estrena en las salas de cine comerciales e independientes.

Ciudad de México, 30 de enero (SinEmbargo).– Una cultura poco representada en el cine y llena de carencias en la vida real es retratada en el filme de ficción Land, del director iraní Babak Jalali. La cinta producida por Piano, que se adentra a una comunidad nativa en Estados Unidos, y que llega a las salas de cine este viernes.

Land lleva a la pantalla la historia de una familia nativo-americana que habita en una reserva en el estado de Illinois, en Estados Unidos. Todos aparentan llevar una vida “tranquila” a pesar de las jordanas extenuantes de trabajo que son sobrellevadas con altas dosis de alcohol.

Todo parece una rutina en sus días: trabajar y regresar a casa para descansar un poco frente a un sencillo televisor en donde degustan una modesta cena.

El golpe a su rutina llega cuando un aviso toca la puerta de su casa: uno de los hermanos de la familia, Floy – quien realizaba su servicio militar en Afganistan y al que fue obligado – ha muerto. Este episodio contrasta aun más el racismo del que son víctimas constantes y muestra la discriminación a la que es sometida esta comunidad.

“Tenía el conocimiento sobre la historia de la población indígena, los nativos americanos, pero no sabía sobre la situación actual, como ahora. Sólo sabía sobre la historia, entonces lo que sucedió es que leí el artículo de un periódico en Inglaterra hace muchos años que habla sobre la vida en la población nativa americana y me sorprendió mucho lo que leí de las estadísticas de las condiciones de vida sobre los muchos de los problemas del alcohol, la pobreza y que suceda en medio del mundo un país como ese, Estados Unidos”, contó el director Babak Jalali, en entrevista para SinEmbargo.

“La historia de la cinta fue sobre la población en los Estados Unidos, pero de hecho hay muchas historias que también pueden ser cercanas a las comunidades en México, Colombia, Chile y en cualquier lugar, en todo el mundo”, aseguró.

El director acentúa que aunque el guión de su cinta es ficción, lo que sucede en la trama está basado en hechos reales que muestran la exposición de estas comunidades ante el racismo, la falta de derechos y la impunidad. Algo que el mismo comprobó durante el trabajo de investigación que realizó a lo largo de siete años.

“Pienso en la población indígena de donde sea que esté: Canadá, Estados Unidos, México, Chile, Perú, Brasil, en todo el mundo. Pienso en la situación de los derechos indígenas y cómo la población indígena ha sido olvidada por el sistema. Creo que esta cinta puede ser vistos por todos”, agrega Jalali.

La cinta llega a cines este 31 de enero. Foto: Piano

El director acentúa que aunque el guión de su cinta es ficción, lo que sucede en la trama está basado en hechos reales. Foto: Piano

Land representa para el director su tercer largometraje. Una coproducción entre Francia, Italia, Países Bajos y México.

Babak Jalali cuenta a este medio que se buscó el apoyo de dinero de Estados Unidos para filme, sin embargo no hubo respuesta favorable. En cambio Europa financió gran parte de la cinta, además de México que colaboró con una porción más, y siendo parte del rodaje.

“Decidimos trasladar el proyecto a través de la frontera con México y fingir que es nuevo México, así que todo el acceso provino de América, de los pueblos indígenas de los Estados Unidos, pero la ubicación era que la frontera de México en Tecate y las áreas circundantes”.

El cine de Babak Jalali con cintas como Radio Dreams (2016), Frontier Blues (2009) o Heydar, An Afghan in Tehran (2005) es un filmografía marcada por temas como la migración, la identidad y la asimilación cultural.

“Pienso que las fronteras –quiero decir que mi primer tema fue sobre las fronteras en el mundo–, ya sean reales o imaginarias, son muy importantes porque veo donde sea que estén las fronteras que te envían al aislamiento, lo cual es casi como un paradoja porque un borde te permite crear y prevenir cosas diferentes, cosas que tienes que hacer contigo y cosas que tienen que ver con el otro, y los otros son probablemente diferentes a ti, es bueno que te consulten sobre las cosas que son diferentes para ti, si es normal, se vuelve más, ya sabes, consciente de sí mismo”.

“Al mismo tiempo, las fronteras siempre han estado allí para aislar los lugares que tienden a ser olvidados. Y para mí, personalmente, siempre me gustan los lugares de cine que hablan de lugares que aislaron comunidades o personas que han sido olvidadas, así que creo que, al menos, en mi experiencia personal, siempre es bueno pensar en las comunidades de las que la gente realmente no escucha nada”.

Babak Jalali presentó para SinEmbargo su tercer largometraje. Foto: Piano

Babak Jalali trabajó para Land con actores profesionales y no profesionales –todos los raíces indigenas– para dar un balance a la historia, y así mostrarla más natural.

Algo que además cabe a destacar de la cinta es que la fotografía estuvo a cargo de la cineasta francesa Agnés Godard.