Hacienda detalló que las necesidades de financiamiento del Gobierno federal serán de 7.5 por ciento del PIB en 2020, como resultado de un déficit estimado en 2.1 por ciento del PIB, amortizaciones de deuda interna por 5.2 por ciento del PIB y amortizaciones de deuda externa por 0.2 por ciento del PIB.

Ciudad de México, 30 de enero (SinEmbargo).- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que México mantendrá el mismo nivel de deuda en 2020.

De acuerdo con un comunicado de la dependencia, con esta medida se garantiza la sostenibilidad de la deuda en el largo plazo y la cobertura de las necesidades de financiamiento del Gobierno federal.

Hacienda señaló que el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público se ubican en 44.7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), al cierre de 2019.

Mientras para 2020 se ubicarán en un nivel muy cercano a 2019, con lo que “se mantiene una trayectoria de deuda estable que garantiza sus sostenibilidad en un horizonte de mediano plazo“.

Por otro lado, apuntó que las necesidades de financiamiento se estiman en 11.8 por ciento del PIB para 2020; dicha cifra, agregó, representa un descenso del 0.7 puntos con respecto al 2019.

El porcentaje, destacó la dependencia, se debe a “una disminución de las amortizaciones del Gobierno federal como resultado de la estrategia de manejo de pasivos implementada”.

Hacienda añadió que las necesidades de financiamiento del Gobierno federal serán de 7.5 por ciento del PIB en 2020, como resultado de un déficit estimado en 2.1 por ciento del PIB, amortizaciones de deuda interna por 5.2 por ciento del PIB y amortizaciones de deuda externa por 0.2 por ciento del PIB.

La dependencia señaló que el manejo de deuda en 2020 tomará como base la cobertura de necesidades de financiamiento del Gobierno federal a un nivel de costo y riesgo adecuados, debido a las características de las finanzas públicas del país.

Así como a mejorar el perfil de vencimiento de deuda y sus características de costo y riesgo; además de realizar un manejo integral de los riesgos del portafolio de deuda pública.

A la par, las acciones de política de deuda se orientarán en cubrir el déficit del Gobierno federal mediante el endeudamiento interno, con énfasis en los instrumentos a largo plazo y a tasa fija.

Sobre el endeudamiento externo, Hacienda señaló que se utilizará de manera estratégica y como complemento de la deuda interna, siempre y cuando existan condiciones favorables en los mercados internacional.

También se realizarán operaciones de manejo de pasivos cuando permitan mejorar el perfil de vencimiento de deuda o la estructura de costo o plazo del portafolio.

Finalmente, la dependencia reiteró que mantendrá una política de comunicación transparente para que los inversionistas, agencias calificadoras y el público en general conozcan los objetivos y líneas de acción en materia de crédito público.