Sofá

Timberlake se convierte en un exjugador de americano quebrado en Palmer, la nueva cinta de Apple TV+

30/01/2021 - 12:02 am

Palmer le exigió Justin Timberlake a que moderara su exuberancia para encarnar a un hombre quebrado, quieto e intenso, que vive en un pueblo donde todos conocen su historia.

NUEVA YORK, 30 de enero (AP).— Justin Timberlake cumple 40 años este domingo y pareciera tener la energía de un adolescente. Recientemente interpretó una nueva canción en la celebración de la investidura del Presidente Joe Biden, tuvo un segundo hijo con su esposa Jessica Biel, y protagoniza la nueva película de Apple TV+, Palmer.

Timberlake interpreta a Eddie Palmer, un exjudador estrella de futbol americano de la escuela secundaria cuyas malas decisiones lo llevaron a prisión y lo dejaron con pocas opciones al ser liberado. Cuando regresa a la casa de su abuela en un pueblito sureño estadounidense para intentar rehacer su vida, conoce a Sam, su carismático vecino de 8 años que es víctima de bullying por vestir a veces como niña y jugar con muñecas y juegos de té.

Cuando la madre de Sam abandona a la familia, Palmer renuentemente empieza a cuidar del menor.

Timberlake había actuado en películas como Friends with Benefits (Amigos con beneficios) e Inside Llewyn Davis (Balada de un hombre común), pero Palmer marca su debut como protagonista central. Desde niño, es ampliamente conocido como cantante con grandes habilidades para el baile.

Palmer le exigió que moderara su exuberancia para encarnar a un hombre quebrado, quieto e intenso, que vive en un pueblo donde todos conocen su historia.

“Creo que doce años en prisión te entumecen un poco… Hemos visto historias sobre el trauma del encarcelamiento y eso incidió en cómo quise interpretar a este personaje”, dijo Timberlake en una entrevista reciente.

“Mis ídolos son Newman, Brando y Dean… actores que eran capaces de contener y casi esforzarse para sacar sus emociones. Más específicamente para Eddie, creo que ese es el tipo de persona y conocí a ese tipo de persona mientras crecía. Mi abuelo era ese tipo de hombre… simplemente creció en una generación diferente”, dijo Timberlake.

Justin Timberlake en una escena de Palmer. Foto: Apple vía AP

El director Fisher Stevens dijo que él y Timberlake conversaron mucho sobre “la quietud y la confianza” mientras filmaban la película. “Como soy un actor, tengo este instinto de hacer, de actuar. Así que tuvimos que luchar contra eso y lo hicimos juntos. Y creo que él realmente comenzó a disfrutarlo”, dijo Stevens. “Pero no creo que fue algo orgánico para él. Creo que es testimonio de sus capacidades como actor”.

La energía de Timberlake impresionó a Stevens, quien destacó que el astro ensayaba incluso de noche y los fines de semana.

“Es una persona extraordinaria. Si piensas en el hecho de que ha sido famoso tanto tiempo, ha tenido éxito en tantas áreas diferentes: música, danza, actuación… tú sabes, cuando él llegaba al plató todos los días, era un operador de maquinaria, era un técnico de iluminación, era uno de nosotros. Y jamás dejaba el set”, dijo Stevens. “Era amable con todo el mundo. Fue como, ‘guao, ¿cómo este tipo puede ser tan equilibrado?’”.

El pequeño coprotagonista del filme, el debutante de 8 años Ryder Allen, dijo que aprendió mucho viendo a Timberlake transformarse de un tipo divertido en el plató a un lúgubre Eddie en sus escenas juntos. “En la primera escena fue realmente asombroso para mí por el modo en que lo hizo… Quedé fascinado”.

Timberlake y Allen establecieron un vínculo durante sus semanas de ensayos, y su afinidad se nota en pantalla, particularmente cuando Palmer comienza a mostrar verdaderos instintos paternales, aconsejando cuidadosamente a Sam y organizándole una fiesta de cumpleaños.

“Dije, sea quien sea el niño que consigamos, tiene que poder improvisar conmigo porque creo que ahí es donde encontraremos las pequeñas joyas y los matices que te harán sentir que estás viendo a personas reales tratando de solucionar sus problemas en lugar de… sentir que estás viendo una película”, dijo Timberlake.

Justin Timberlake, a la izquierda, y Ryder Allen en una escena de Palmer. Foto: Apple vía AP

Sam sobresale en la escuela porque es diferente, pero les da a todos a su alrededor — incluido Palmer— una lección de vida importante. “Se trata de nunca perder la esperanza y de la necesidad de aceptarte a ti mismo”, dijo Allen.

Timberlake apreció el análisis de la película de la masculinidad. Palmer creció con una “idea estereotípica” de lo que significa ser un hombre y tiene que cambiar su mentalidad. “El que un niño de 8 años pueda cambiar eso por completo y elevar la perspectiva de un hombre de ese modo, y que eso sea lo que con el tiempo le da sentido a su vida, lo que le da valor. Ese viaje fue realmente importante para mí”, dijo el actor.

“Todos tenemos estas etiquetas, ¿no? Y con esta película iniciamos la conversación. Destruye las etiquetas, y por eso en parte quise hacerla”, dijo Stevens. “Creo que todo el mundo disfrutará esta película, todos se conmoverán. Y no importa donde vivas, no importa por quién votaste, no importa en qué creas… porque se trata de emociones humanas de seres humanos que están tratando de lograrlo, y que se encuentran uno al otro y se dan tanto”.

Para Timberlake y Stevens el mensaje de la cinta es sumamente relevante ahora.

“Si un tipo como éste puede encontrar redención en su aceptación de algo que de lo que no sabe absolutamente nada y que con el tiempo puede darle autoestima y amor propio, entonces permitamos que este sea un tema para este año, y los años por venir”, dijo Timberlake.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas