Los diputados se tomarán unos días con motivo de la Semana Santa. Foto: Cuartoscuro.

Los diputados y los senadores se tomarán 11 días de descanso con motivo de la Semana Santa, mientras que la mayoría de los mexicanos sólo tendrá dos. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 30 de marzo (SinEmbargo).– Diputados y senadores gozarán de un puente vacacional de 11 días con motivo de la llamada Semana Santa, cuando la mayoría de los mexicanos sólo tienen derecho a descansar dos días: jueves y viernes.

Aunque el jueves 2 y viernes 3 de abril no son considerados como días de descanso obligatorio, la mayoría de los mexicanos sólo laboran lunes, martes y miércoles en la llamada “Semana Mayor”. Pero eso no es un tema que toque a los legisladores quienes regresarán a trabajar hasta el próximo 7 de abril, luego de su puente de 11 días contando sábados y domingos.

Pero este receso vacacional no es el único que disfrutaron ni disfrutarán diputados y senadores en el presente “año legislativo”.

En total del primero de septiembre de 2014 al 30 de abril de 2015, fecha en que concluirán las sesiones ordinarias, los legisladores habrán gozado, sólo con cinco puentes vacacionales, de 27 días de descanso efectivos.

En el mismo periodo la mayoría de los mexicanos gozaron de 16 días de descanso efectivo, contando sábados y domingos.

El número de descansos de diputados y senadores ni siquiera es superado por los maestros del país, quienes en el mismo periodo tendrían 22 días de descanso efectivo por puentes vacacionales.

Otro caso es el del periodo vacacional de fin de año. En esta ocasión los legisladores gozaron de 45 días sin la obligación de presentarse a laborar al Congreso, salvo 37 de ellos (19 diputados y 18 senadores) que integraron la Comisión Permanente.

Esto a pesar de que el calendario oficial de descansos obligatorios solo marca como días no laborales el 25 de diciembre y el primero de enero.

En esta ocasión tampoco el magisterio contó con un periodo tan amplio para no presentarse en las aulas, pues según el calendario oficial el periodo vacacional de fin de año constó de 18 días efectivos y abarcó del 22 de diciembre del 2014 al 6 de enero de 2015.

LOS PUENTES DE DIPUTADOS Y SENADORES

El primer puente del presente año legislativo ocurrió con motivo de las “fiestas patrias”. No bien habían regresado del receso de cuatro meses cuando los legisladores se tomaron el 16 de septiembre de pausa, por lo que se tomaron cinco días de descanso efectivo al recorrer la sesión al miércoles 17.

El segundo puente ocurrió con motivo de un aniversario más de la Revolución Mexicana. Los legisladores gozaron de cinco días de descanso efectivo del viernes 14 al martes 18 de noviembre, por lo que recorrieron la sesión ordinaria al miércoles 19 de noviembre.

Caso curioso ocurrió en la Cámara de Diputados por esas fechas. Aunque el calendario legislativo marca el 15 de noviembre como la fecha límite para aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF 2015), los legisladores acomodaron los tiempos para que éste fuera aprobado en la sesión del 13 de noviembre.

Los diputados calificaron en el discurso que se trató de un éxito legislativo contar con el PEF antes de que venciera el plazo legal.

Aunque la Constitución marca el 15 de diciembre como el último día del periodo ordinario, los legisladores prefirieron adelantar el calendario y concluir sus labores el jueves 11 de diciembre, cuatro días antes del cierre oficial.

Tras clausurar el periodo ordinario de sesiones en diciembre de 2014, diputados y senadores se fueron a gozar de 45 días de vacaciones hasta el inicio del nuevo periodo, el primero de febrero del 2015.

Los legisladores disfrutaron de las fiestas decembrinas y de fin de año, dejando tras de sí una nube de pendientes que en esa ocasión incluyeron la Reforma Política del Distrito Federal; la desindexación del salario mínimo o las iniciativas en materia de seguridad pública del Presidente Enrique Peña Nieto, temas que no se han resuelto hasta la fecha.

En febrero de 2015, los diputados y senadores repitieron la maniobra. No bien había regresado del receso, cuando tomaron el primer puente del año.

El periodo ordinario se abrió el domingo primero de febrero, pero el lunes 2 fueron cerradas todas las instalaciones de ambas cámaras del Congreso con motivo de la celebración de un aniversario más de la Constitución mexicana.

En marzo de este año, diputados y senadores celebraron el aniversario del natalicio de Benito Juárez con un puente de cinco días de descanso efectivo. De la sesión ordinaria del jueves 12 los legisladores regresaron a laborar hasta el miércoles 18 de marzo, aunque el aniversario real del nacimiento del Benemérito de las Américas cayó en sábado.

PUENTE DE SEMANA SANTA

Diputados y senadores acomodaron el calendario legislativo del presente periodo ordinario de sesiones de tal forma que se programaron tres reuniones en lugar de dos en la semana previo y la semana posterior a la Semana Santa.

Los legisladores ya celebraron las sesiones del martes 24, miércoles 25 y jueves 26.

En la primera semana de abril no habrá sesiones y en la siguiente se realizarán el martes 7, miércoles 8 y jueves 9.

El puente de 11 días de diputados y senadores solo es superado por el de los maestros, quienes se tomarán 17 días de descanso efectivo.

Tras regresar del presente puente vacacional, los diputados y senadores tendrán solamente nueve sesiones ordinarias para sacar adelante los temas que están en la mesa.

Según cálculos de las presidencias directivas de ambas cámaras del congreso, en San Lázaro existe un rezago de 150 minutas detenidas, mientras que la cámara alta tiene un rezago de 100 minutas.

A esto se le sumarán las decenas de proyecto de dictamen procedentes de las comisiones legislativas, enlistadas para buscar una oportunidad de desahogo, todo en sólo nueve sesiones que restan del periodo ordinario.

Todo esto sin contar las reformas de gran calado que están empantanadas en las comisiones legislativas.

En la Cámara de Diputados: Sistema Nacional Anticorrupción, Ley General de Aguas,

En el Senado: Ley General de Transparencia, Reforma Política del Distrito Federal, y la iniciativa en materia de seguridad propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto en diciembre del año pasado, que incluye el mando único policiaco y la ley para intervenir municipios infiltrados por el crimen organizado; así como la reforma en materia de desaparición forzada.

El presidente del Senado, el perredista Miguel Barbosa confió en que antes de que concluya el periodo ordinario el 30 de abril podrían salir adelante temas como la desindexación de salarios mínimos y la regulación a las cajas de ahorro y préstamo popular para dar respuesta a los defraudados por Ficrea.

Asimismo esperó que tengan luz verde las reformas en educación en materia de combate al bullying, al Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot), pensión universal y seguro de desempleo, así como derechos de las trabajadoras domésticas, entre otras.