El padre de Enrique Capitaine, quien en 2015 fue acusado de haber agredido sexualmente a la menor Daphne Fernández, cuestiona: “¿La disculpa quiere que se la dé él o nosotros?”, luego de que Javier Fernández, papá de la joven, le informó sobre lo sucedido y de sus condiciones para no denunciar al agresor. Por su parte, los padres de los otros tres implicados en la violación aceptaron, en la reunión que sostuvieron con Fernández en abril de 2015 la culpabilidad de sus hijos e incluso aseguraron que los castigarían, según el audio.

Ciudad de México, 30 marzo (SinEmbargo).- Javier Fernández, papá de Daphne Fernández, la menor de edad víctima de abuso sexual por parte de cuatro jóvenes mayores de 18 años de Boca del Río,Veracruz, difundió una grabación de la reunión que sostuvo con los padres de los agresores donde ellos aceptaban la culpa de sus hijos y también las condiciones que él les puso para no presentar una denuncia.

En la segunda parte del audio subido a YouTube, de unos 40 minutos de duración, Javier Hernández grabó una de las reuniones que sostuvo el 29 pasado de abril de 2015 con los padres de Enrique Capitain, quien violó a su hija, en la que incluso estuvo presente el joven.

Ahí, Ricardo Fernández, amigo de Javier, expone a Enrique Capitaine y Jacky Marin, padres del joven: “La noche del 3 y 2 de enero, Enrique violó a la hija de Javier, en tu casa”.

A lo que el matrimonio Capitaine piden que les diga cómo fue. Sin embargo, Javier Fernández interviene y recrimina: “Yo creo que más allá de decirnos cómo fue, digo, hay demasiados elementos, testimonios. He hecho una investigación de cuatro meses, porque eso no fue ayer […] Es un hecho real donde se llevaron a una niña saliendo de un antro, que no quería, y la metieron a su casa, y la violaron”.

El padre de Daphne dejó en claro que esa reunión tenía el objetivo de informarles lo sucedido y no para cuestionar la agresión a su hija.

“Aquí esta reunión no es para cuestionar si sí o no pasó. Sí pasó y hay evidencia suficiente como para poder comprobar los hechos […] No hay nada que me regrese la sonrisa de mi hija, no hay nada que me regrese su inocencia, su virginidad. Nada”.

En la reunión, Javier Fernández impidió que Enrique hablara, sin embargo le dijo que arruinó la vida de su hija Daphne por una “estupidez”. Ahí planteó a los padres las condiciones que exigía para no denunciar a los jóvenes ante las autoridades. Las exigencias fueron tres: pedir una disculpa a la menor, no acercarse a ella y tomar una terapia psicológica.

El padre de Enrique Capitaine cuestiona: “¿La disculpa quiere que se la dé él o nosotros?”.

“Él”, responde Javier Fernández y reitera que su hija no entiende el motivo de la agresión, “mi hija quiere saber por qué lo hicieron”.

“Cómo quiere que sea esa disculpa”, pregunta Capitain padre.

“En video. Quiero que te dirijas a mi hija y le pidas una disculpa”, finaliza Fernández.

Durante la conversación, Javier Fernández reitera en diversas ocasiones que tienen investigado a Enrique Capitaine, y que si no procedieron en su contra fue porque Ricardo Fernández conoce a los padres de los otros tres jóvenes que participaron en la agresión e intercedió por ellos.

En la primera parte de la grabación, se escucha a los padres de los otros tres jóvenes, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta, quienes parecen aceptar la culpabilidad de sus hijos, incluso afirman que los castigarán.

Promo-Los-Porkys

Alicia Cabrales, madre de Jorge Cotaita, dice que no puede creer que su hijo haya actuado de esa forma en contra de Daphne y se dice decepcionada de él:

“No lo puedo creer, en serio mi hijo, vaya. No sé. No puedo creer que haya actuado así. Mi hijo es una persona caballerosa, lo ves en su trato diario; no lo puedo pensar, ya ahorita entiendo que no es así […]. ¿Cómo puedo entender que es el monstruo que se está armando si yo convivo con él? Imagínate la decepción que tengo, de que me dedico al cien para ellos. Mi hijo tiene 17 años y está en el ojo del huracán”.

A su vez, la persona identificada como Héctor Cruz, padre de Diego Cruz, dice que castigará a su hijo.

“Yo creo que aquí los chamacos, uno como hombre es más fuerte, aguanta más; las mujeres son más susceptibles, reaccionan de diferentes formas […], pero había que ver el restaurar esto, el darle una resanadita de alguna manera. Sabemos ya bien cómo estuvo todo el asunto, escarbarle por ahí está más cañón […], pero yo voy a castigar a mi hijo”.

El padre de Daphne señala que todos los jóvenes participaron en la agresión a la joven:

“Lo que no podemos dejar a un lado es que participaron todos, si participaron manosearon, metieron mano, maltrataron […] En particular Diego y Jorge”.

Javier Fernández Gómez dice también que él no procederá legalmente mientras se cumplan los acuerdos a los que llegaron, entre ellos que los jóvenes acudan un tratamiento terapéutico.

Ahí mismo refiere que no deseaba revictimizar a su hija denunciando ante las autoridades veracruzanas, donde, acusa, tendría que pagar un soborno para que su caso avanzara.

En un segundo audio, de la primera reunión que sostuvo Javier Fernández con los padres de tres de los jóvenes involucrados en la agresión, entregada a MVS Noticias, se exhibe cómo los padres aceptaron desde el inicio las condiciones del papá de Daphne e incluso algunos la responsabilidad de sus hijos en los hechos.

En una parte de la grabación se escucha a Jorge Cotaita, papá de uno de los jóvenes señalados por la agresión, que dice: “Es que su actitud no es esa. ¿Cómo pudieron hacer eso? Llegan a las 3 de la mañana a la casa, van con 9 de promedio, cabrón. No es posible. ¿Dónde tienen esa malicia? Y decir que no, que nada más estuvieron que acompañaron, que hicieron, no es posible. Son unos chales, eso es ser chacal”.

Incluso uno de los padres pregunta a los jóvenes si su versión no es la verdadera, a lo que Javier Fernández responde: “Es una versión maquillada, minimizada”.

Posteriormente, Cotaita habla de enviarlos a una escuela militar para que ahí los eduquen. Y les recrimina: “¿En qué momento les di mala educación? En ningún momento se les educó mal”.

“Se atienden a las consecuencias y hacen lo que el padre dice […] Si no van a la cárcel cabrones, esa madre no se hace. […] No hay castigo para eso porque ni la cárcel lo soluciona, el daño está hecho y eso no tiene vuelta de hoja”, advierte Cotaita.

Javier Fernández dice a los padres de los agresores que incluso en la escuela de Daphne se sabe de al menos tres caso más de abusos a estudiantes, sin embargo, aclaró, que no se sabe si en ellos están involucrados los jóvenes.

La imagen compartida por le mandatario veracruzano. Foto: Vía Twitter @Javier_Duarte

La imagen compartida por le mandatario veracruzano. Foto: Vía Twitter @Javier_Duarte

A su vez, el Gobernador Javier Duarte dio a conocer que se reunió con los familiares de la joven Daphne, a quienes, dijo, prometió que habrá justicia.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario compartió una foto en la que se le observa sentado junto a la abuela de la joven, imagen que acompañó con el mensaje “Hoy me reuní con familiares de la joven Daphne, a quienes les garanticé que habrá justicia en su caso”.

Ayer, Daphne Fernández difundió una carta en su perfil de Facebook en la que lamentó los comentarios y agresiones en su contra, y en la que dijo que sus agresores “no son inocentes […] ellos saben lo que pasó esa noche y aun así siguen mintiendo”.

“He leído muchos comentarios, de todo tipo, acepto que la mayoría son apoyándome, gracias a Dios, de lo que me pude dar cuenta es que la mayoría de las personas que me apoyan o se atreven a comentar, compartir, son gente que no conozco, me siento triste por que me siento sola, sé que no es así pero así lo siento, muchos de mis ‘amigos’ y muchos de mis ‘conocidos’ dudaron y me juzgaron [antes de que salieran los videos] y aun con los videos siguieron o siguen criticando”, relata Daphne en su carta.

Daphne lamentó que se le cuestione por haber tomado y salido de fiesta: “Si he tomado, si he salido de fiesta, si he usado faldas cortas, como la gran mayoría, por no decir que todas las niñas de mi edad, ¿por eso me van a juzgar?, ¿por eso me lo merecía?, ¿por eso pasó lo que pasó?, ¿por andar de noche con mis amigas? Pregunto a aquellos que criticaron e hicieron páginas para atacarme, entonces yo les pregunto ¿por qué?… ya que al parecer ustedes creen que son ‘jueces’ de lo que sucedió”.

La menor también planteó que aunque muchos han hablado, juzgado, criticado y cuestionado el comportamiento de su padre, “lo que ustedes no saben es que todo lo hizo por mí, muchos dicen ‘aquí hay gato encerrado’, ‘si yo fuera el padre los mato’, si yo fuera ‘esto y lo otro’ , ‘si yo fuera..’ , exacto, no lo son, no saben lo que se siente vivirlo en carne propia y espero nunca tengan que saberlo”.

Promo-Daphne-700

LA AGRESIÓN A DAPHNE

La agresión contra Daphne ocurrió en enero de 2015 en Boca del Río cuando cuatro jóvenes: Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodríguez Acosta, la subieron a un auto en contra de su voluntad y la llevaron al domicilio de uno de ellos en el fraccionamiento residencial Costa de Oro y, en el baño del inmueble, abusaron sexualmente de ella.

Los jóvenes han sido denominados en redes sociales como los “Porkys de Costa de Oro”, en referencia a una banda de criminales conocida como “Los Porkys” hijos de funcionarios de Veracruz que en 2001 mataron a golpes a un menor.

Aunque la violación ocurrió en enero de 2015, la denuncia fue interpuesta en mayo de ese mismo año luego de que la joven decidió contar lo ocurrido a su familia.  El padre de la menor, Javier Arturo Fernández Torres, ha exigido a la Fiscalía General del Estado (FGE) y al gobierno de Javier Duarte de Ochoa que los culpables reciban una consignación penal.

En días pasados, el padre de Daphne dirigió una carta a la opinión pública para informar que las familias de los involucrados se han encargado de difamar a su hija.

“Esta carta la dirijo, a pesar de mi inmensa pena y dolor, a la opinión pública para enterar lo que han hecho las familias de los involucrados que, a pesar de saber lo que sucedió, a pesar de haber hablado conmigo, de haberse consternado por la tragedia, de haber reconocido los hechos, de haber filmado videos donde sus hijos se disculpan con mi hija por el gran daño que le hicieron, a pesar de todo esto, se han encargado de atacar, difamar y calumniar inmisericorde e inmoralmente a la víctima, con tal de evitar que sus hijos asuman su responsabilidad por el delito que cometieron”, expuso el señor Fernández Torres.

El asunto está en manos de las autoridades competentes del estado de Veracruz con el número de averiguación INV. MINIST: 592/15/1ESP/VER/05 MESA I.

En un video que circula en redes sociales se observa a los cuatro jóvenes admitir su responsabilidad en el abuso sexual de la menor.

En el caso de Daphne, aunque existe una acusación en contra de los juniors, las autoridades no han hecho nada, pues los padres son personas con influencias en la zona centro de Veracruz.

“Desafortunadamente a casi un año de haber denunciado y con elementos, evidencias y testimonios suficientes para consignar, no lo han hecho. Me pregunto ¿por qué aún no los han consignado? ¿Serán verdad los rumores de que ‘ya tienen todo arreglado y no les harán nada’ por ser parte de la alta sociedad y estar estrechamente relacionados con la clase política de Veracruz?”, cuestionó el padre de la menor en la misiva.

El día de ayer, el Fiscal General de Veracruz, Luis Ángel Bravo, dijo, como lo ha manifestado en distintas ocasiones, que se apegarán a las leyes para resolver la situación de los presuntos agresores que hace un año violaron a Daphne.

En tanto, la abuela de la menor dijo este lunes, en el marco de la marcha que se llevó a cabo en el puerto de Veracruz en apoyo a Daphne,  que buscará una reunión con personal de la Presidencia de la República y de organizaciones internacionales, pues en Veracruz el caso está detenido.