De las 36 personas que han dado positivo por coronavirus, 10 se han recuperado de la infección -dieron negativo en pruebas posteriores-, uno ha fallecido -un paciente de 85 años- y uno más (57 años) se encuentra en estado delicado con pronóstico “reservado” desde hace un par de días, a decir del propio Presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei.

Guatemala, 30 de marzo (EFE).- Guatemala alcanzó este domingo los 36 casos del coronavirus con dos casos en las últimas 24 horas, uno de los cuales llegó procedente de Mesa, Arizona, en un vuelo de deportados que envió EU el pasado jueves, aseguró una fuente oficial.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social confirmó que el contagio de la persona deportada es un hombre de 29 años de edad que, al llegar en el vuelo que aterrizó en la Fuerza Aérea Guatemalteca, fue trasladado a su domicilio en el municipio de Momostenango, a unos 206 kilómetros de la capital del país.

Al igual que los otros 40 pasajeros del vuelo, el hombre de 29 años de edad que dio positivo a la prueba del SARS-Cov-2 (coronavirus) no presentó síntomas de la enfermedad COVID-19 al abordar el avión en EU ni al arribar a Guatemala.

Según la portavoz del Ministerio de Salud, Ana Lucía Gudiel, los otros 40 deportados, entre quienes había 30 hombres, siete niñas y tres niños, fueron enviados a “cuarentena domiciliar”, mientras que el hombre que este domingo engrosó el total de contagiados fue “aislado” y posteriormente llevado al hospital.

La Cancillería guatemalteca aseguró que los vuelos continúan “al momento”, aunque admitió que “puede haber algún cambio repentino”, pues se encuentran en un diálogo con las agencias estadounidenses involucradas en los procesos de deportación.

Las autoridades guatemaltecas registraron el año pasado un total de 48 mil 686 deportados procedentes de México vía terrestre y 54 mil 160 desde EU por vía aérea en 2019, un 11 por ciento más a los registros de 2018.

De las 36 personas que han dado positivo por coronavirus, 10 se han recuperado de la infección -dieron negativo en pruebas posteriores-, uno ha fallecido -un paciente de 85 años- y uno más (57 años) se encuentra en estado delicado con pronóstico “reservado” desde hace un par de días, a decir del propio Presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei.

El mandatario comentó además, en cadena nacional la noche de este domingo, que más de mil 400 personas están en cuarentena domiciliar y se ha evacuado a unas 300 personas que dieron negativo a las pruebas y no presentaron ningún síntoma.

De las personas en cuarentena hay además 400 personas con vigilancia policial “para que nadie entre o salga de la casa, lo cual ha servido para mantener contenida a la enfermedad”, sostuvo Giammattei, quien enfatizó que “lo peor no ha pasado” y la crisis sanitaria arreciará “probablemente en las próximas semanas producto de que algún caso se haya salido de control”.

El mandatario subrayó que “no estamos escondiendo casos”, pues “no ganamos nada disminuyendo los casos. Lo que necesitamos es que la población esté consciente de que es una enfermedad seria (la COVID-19) y que la logramos contener (con tratamiento) médico hospitalario y desde el punto social con aislamiento”.

Adelantó que en las próximas semanas el Gobierno repartirá apoyos de 130 dólares a 200 mil familias por medio de un fondo de emergencia aprobado por el Congreso, con el fin de que los beneficiados “paguen la luz, el agua y un extra para ir al mercado”.

Otras 72 mil familias serán beneficiadas con la misma cantidad, pero con el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social, reveló Giammattei, como parte de los anuncios de esta noche relacionados a la crisis económica derivada de las medidas de contención del SARS-COV-2.