Francisco Domínguez, Gobernador de Querétaro, informó que dio positivo a la prueba del COVID-19, por lo que ya son tres mandatarios estatales contagiados de coronavirus en los últimos dos días.

Ciudad de México, 30 de marzo (SinEmbargo).– El Gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, dio positivo a la prueba del COVID-19, por lo que ya suman tres mandatarios estatales contagiados de coronavirus en México.

“Les informo que este fin de semana inicié con síntomas compatibles con el #COVID19, por lo que acudí al servicio médico de salud pública a realizarme la prueba correspondiente”, informó este lunes a través de sus redes sociales.

El Gobernador explicó que el fin de semana inició con síntomas compatibles con el COVID19, por lo que acudió servicio médico de salud pública a realizarse la prueba. Este lunes le confirmaron que su resultado fue positivo.

Francisco Domínguez señaló que se está atendiendo conforme a los protocolos y permanecería aislado.

En menos de dos días, tres gobernadores han dado positivo al COVID-19. El primero fue el de Hidalgo, Omar Fayad, quien lo anunció el sábado, mientras que el de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, lo hizo el domingo. Los tres afirman que su salud es estable y que seguirán al pendiente de sus estados guardando las recomendaciones de aislamiento.

Estos contagios, los de más alto perfil político en México hasta ahora, ocurren cuando el país está en la fase 2 de la epidemia al registrar 28 muertos, 1 mil 094 casos confirmados y 5 mil 635 sospechosos.

La mayor cantidad de defunciones se han dado en la Ciudad de México, con ocho; Jalisco, con tres; Sinaloa, con tres; Hidalgo, con dos; San Luis Potosí, con dos; y Coahuila, Durango, Estado de México, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo y Veracruz, con un caso cada uno.

La cifra de contagios en México ha llevado al Gobierno federal a implementar siete medidas urgentes para que la población se quede en su casa. Este lunes se informó que el periodo de confinamiento se extendía hasta el 30 de abril y se suspenden todas las actividades no esenciales, tanto en el sector público como el privado, además, las personas mayores de 60 años deberán permanecer en sus casas.