Durante la emergencia sanitaria internacional, más de ocho mil mexicanos han obtenido apoyo del Gobierno mexicano para su repatriación, indicó la SRE en un comunicado.

México, 30 de marzo (EFE).- La Fuerza Aérea Mexicana repatrió este lunes a una conciudadana con COVID-19 que estaba varada en Cusco, Perú, donde su esposo falleció el martes pasado por la misma enfermedad, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El vuelo ocurrió por orden del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, para repatriar a la mujer, de nombre Estela Trujillo, una profesora jubilada de casi 80 años del suroriental estado de Yucatán que había viajado a Perú con su marido dentro de un grupo de 25 personas.

“Este operativo, coordinado entre el Gobierno de México y el de Perú, se logró por repatriación humanitaria y bajo las disposiciones sanitarias de ambos países. México agradece el apoyo del Gobierno de Perú, ya que se realizó en condiciones de emergencia nacional”, indicó la SRE en Twitter.

Al confirmar la muerte del hombre, el martes pasado, la SRE y la Embajada de México en Perú detallaron que el mexicano estuvo en cuarentena impuesta por las autoridades sanitarias peruanas el viernes 20 de marzo.

Después, ingresó a un hospital local donde estuvo acompañado de su esposa, quien tenía “buenas condiciones de salud”, según la Cancillería, que añadió que el resto del grupo volvió a México sin problemas de salud.

Sin embargo, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard, confirmó el sábado que Trujillo también tiene COVID-19, por lo que pidió la intervención de la Fuerza Aérea y la Secretaría de Salud federal para realizar la “operación con complejidades sanitarias”.

“No está grave, pero está sola, su marido falleció, ha sido una tragedia impresionante en términos humanos y por esa razón va a ir por ella ese avión con apoyo de la Secretaría de Salud”, declaró Ebrard en la rueda de prensa oficial de coronavirus del sábado.

Por ello, la SRE afirmó este lunes en Twitter que el traslado se haría “con estrictas medidas de bioseguridad”, y que las autoridades sanitarias monitorearán la salud de Trujillo cuando aterrice en el país.

Durante la emergencia sanitaria internacional, más de ocho mil mexicanos han obtenido apoyo del Gobierno mexicano para su repatriación, indicó la SRE en un comunicado.

El canciller expuso que los vuelos se han reducido en un 70 por ciento y que los mexicanos quedaron varados en países que han cerrado sus fronteras, una medida que México no ha aplicado.

“El criterio es, primero, ya se cerraron las posibilidades de las líneas aéreas, ya no podemos llegar vía chárters, entonces ya lo único que nos queda es llegar por vía Fuerza Aérea Mexicana o Secretaría de Marina”, dijo en la rueda de prensa.

Tras un mes de la llegada de la COVID-19, oficialmente México se encuentra en la fase de 2 de la pandemia ocasionada por el coronavirus y acumula 993 casos y 20 muertes hasta el momento.