Ciudad de México, 30 abr (dpa) – El canciller mexicano, José Antonio Meade, considera que México y Estados Unidos deben ser capaces de “hablar de todos los elementos que los vinculan y hacen que la relación sea próspera” y no sólo de seguridad, como dijo en una entrevista con el diario El Universal difundida hoy.

“Con un volumen comercial como el que tenemos, con una capacidad de interacción como la que manifiestan estos números tenemos que ser capaces también de que el diálogo recoja logística, infraestructura, inversión, competitividad, que hablemos de otros temas al tiempo que seguimos hablando de seguridad y migración”, señaló Meade.

Las relaciones entre México y Estados Unidos se han caracterizado por el énfasis que han dado al tema de seguridad. Durante la presidencia del ex gobernante mexicano Felipe Calderón (2006-2012) este aspecto se reforzó en el marco de la estrategia de lucha contra el narcotráfico y los grupos del crimen organizado que promovió el gobierno mexicano.

El gobierno de Enrique Peña Nieto, que sumió la presidencia el pasado 1 de diciembre, ha insistido en que quiere una agenda más diversa con Estados Unidos, que no sólo se centre en temas tradicionales como la seguridad.

Meade dijo que el hecho de empezar a hablar de otros temas no significa descuidar aspectos como la seguridad, respecto a lo cual afirmó que “no sólamente en Washington sino en México debe haber certidumbre de que el gobierno está comprometido con generar mejores condiciones de seguridad en el país”.

En la entrevista con el diario mexicano el canciller también destacó que la visita que hará a México el próximo 2 y 3 de mayo el presidente estadounidense, Barack Obama, se dé en medio de la coyuntura de que empieza su segundo mandato y la administración de Peña Nieto.

“Es una buena oportunidad para marcar los temas que ambos presidentes habrán de tratar de desarrollar en sus administraciones, poner un acento en el diálogo para favorecer los temas económicos, de inversión, de generación de empleos, de oportunidades logísticas, en el ánimo de hacer de Norteamérica una región muy dinámica y muy competitiva”, señaló.