Gustavo Madero, líder nacional del PAN. Foto: Cuartoscuro

Gustavo Madero, líder nacional del PAN. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 30 de abril (SinEmbargo).– Tal como sucedió hace dos años en medio del proceso electoral de 2013, el Partido Acción nacional (PAN) presentó dos denuncias penales en contra de funcionarios públicos de la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Veracruz. En esta ocasión por el presunto desvío de recursos por aproximadamente 800 millones de pesos.

La información llegó de forma anónima a la oficina del Diputado Juan Bueno Torio hace tres semanas, tiempo que sirvió a los panistas para corroborar la información en donde se expone una red de complicidades desde la citada delegación de Sedesol para utilizar recursos públicos.

Los panistas suponen que los cerca de 800 millones de pesos que se han sustraído de forma ilegal de los programas públicos de Sedesol tendrían dos fines: uno podría ser para financiar las campañas electorales de los candidatos priistas a una diputación federal o para el propio enriquecimiento de los servidores públicos.

La denuncia anónima señala que por instrucciones del delegado federal de Sedesol en Veracruz, Marcelo Montiel Montiel, los propios trabajadores de la dependencia cobraron cheques y sacaron dinero de cajeros electrónicos, en lugar de los beneficiarios, a quienes solo se le entregó parte de los recursos que les correspondían.

Por ejemplo, tan solo en el programa de jornaleros agrícolas la Sedesol de Veracruz entregó dos millones de pesos en lugar de los ocho millones que les correspondían. Se afirmó que 10 funcionarios de Sedesol y 15 trabajadores externos se dedican a cobrar cheques con firmas falsas y con tarjetas bancarias no personalizadas.

Para sustentar la denuncia, se exponen los comprobantes 627 acuses de recibos falsos, así como testimonios videograbados de veracruzanos que aseguran que recibieron menos dinero del que deberían haber recibido. Ejemplo es el caso de la señora

Esta no es la primera acusación al respecto, cabe recordar que el pasado lunes, el Senador de izquierda Alejandro Encinas Rodríguez informó que había recibido una carta dirigida a su persona, suscrito por “Funcionarios Honestos de la Sedesol de Veracruz”, con información, documentos y testimonios de los que se presume el desvío de recursos públicos por un monto de 500 millones de  pesos en la misma Sedesol.

“NO TE PREOCUPES ROSARIO” 

Luego de dar a conocer dos denuncias penales que El PAN presentó contra funcionarios de Sedesol en Veracruz, el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, responsabilizó a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, por los constantes desvíos de recursos públicos hacia las campañas de candidatos priistas en la entidad.

Situación que también fue denunciada en el proceso electoral de 2013 y que hace dos años no fue sancionada por el Presidente Enrique Peña Nieto. Por el contrario el mandatario lanzó la frase “No te preocupes, Rosario”, que será recordada durante su sexenio y que según los panistas es un recordatorio constante de que en México se premia la impunidad en lugar de castigarla.

“’No te preocupes Rosario’ sigue siendo una frase lapidaria para blindar la impunidad de este gobierno y perpetuar el fraude, el desvío de recursos. Nosotros decimos que se debe de preocupar Rosario Robles, el Presidente de la República y todos los funcionarios que no actúen para impedir que estos desvíos y estas prácticas se presenten en nuestro país”, sostuvo Gustavo Madero.

Hace dos años el propio Madero presentó la denuncia por el caso “ladrones de elecciones”, en donde funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social delegación Veracruz beneficiaban con dinero público las campañas electorales del PRI.

Madero recordó que los funcionarios públicos no solo no fueron destituidos sino que fueron premiados.

“Y esto habla entonces de que [la frase] ‘No te preocupes, Rosario’ iba en serio. No debería de preocuparse Rosario, los que nos debemos de preocupar somos los ciudadanos”, afirmó.

El líder nacional panista exigió a la Procuraduría General de la República, la Auditoría Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública y el Instituto Nacional Electoral a actuar hasta las últimas consecuencias contra los servidores públicos que cometan ilícitos.

“Hoy la imagen del gobierno es una imagen de mucho descrédito y estamos insistiendo en que el gobierno debe mantenerse al margen como un gobierno federal de todos los mexicanos y no actuar con un sentido utilitario para favorecer a un solo partido político en este proceso electoral”, dijo.