Sus trajes coloridos y sus guantes peculiares, en la Universidad Alcalá de Henares: Foto. efe

Sus trajes coloridos y sus guantes peculiares, en la Universidad Alcalá de Henares: Foto. efe

Viaje de novelista más que viaje erudito, el flamante Premio Cervantes emprende en este libro un recorrido en el que coteja su propia experiencia de lector del Quijote. Las observaciones y sorpresas que le depara ese recorrido, lleno de “bellezas, honduras y enigmas insospechados” arman una visión fresca, siempre necesaria, de la obra cumbre de las letras hispanas.

Ciudad de México, 30 de abril (SinEmbargo).- “Ya lo sabíamos, maestro, pero igual es un chingón,  escribió el joven Emiliano Monge en las redes sociales, un reflejo de cómo el célebre escritor Fernando del Paso iluminó el oscuro panorama nacional, a través de un discurso de protesta y amor por su patria, digno de un joven que recién naciera a la vida política y cultural.

El flamante ganador del Premio Cervantes siente la sangre arder y el corazón desbocarse frente a una vida que lo llama, a una literatura que lo conmina. Y como no tiene tiempo que perder, lo aprovecha, entre otras cosas para presentar su libro Viaje alrededor de El Quijote en la mismísima Universidad de Alcalá de Henares.

Editado por el Fondo de Cultura Económica y la célebre institución educativa, se trata de la primera reimpresión de un libro dado a conocer en 2004, donde el entrañable autor de Palinuro de México “recoge mucho de lo esencial de lo que han escrito otros del Quijote, como, con humildad, insiste a lo largo del libro. Pero hay que ver la forma en que él encuadra, critica y con frecuencia reprende y corrige a estos autores que han escrito sobre esta obra o ironiza sobre ellos sin piedad, aun si se trata de Dostoievski, Unamuno, Nabokov o Graham Greene. Del Paso  nos aporta una serie de lúcidos y reveladores hallazgos propios a la obra de Cervantes”, dijo José Carreño, el titular del FCE, durante la presentación.

Fernando conoció El Quijote cuando tenía 15 años de edad. “Salí de su lectura muy enriquecido y muy contento de haber aprendido que la literatura y el humor podían hacer buenas migas”, dijo al recibir el Cervantes y recordar que supo de las aventuras del caballero andante, gracias a una “gran biblioteca virgen” que tenía un hermano de su padre.

Desde entonces ha venido leyendo también el nutrido catálogo de autores que en todos los tiempos se ocupó de esta pieza fundacional de nuestro idioma.

“Se trata de contribuciones que parecen hoy indispensables para un mejor entendimiento, o como lo escribe Fernando, para un mejor y mayor goce” de la magna obra de Cervantes, apuntó Carreño.

La reimpresión de un libro sustancial. Foto: Especial

La reimpresión de un libro sustancial. Foto: Especial

LOS SIETE ENSAYOS QUIJOTESCOS

Por medio de siete ensayos, Fernando del Paso da cuenta de diversos aspectos encontrados en El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Esta obra es el resultado de años de estudio, ya que el autor ha tratado temas sobre la novela de Miguel de Cervantes en diferentes coloquios durante toda su trayectoria literaria, con un deseo de desvirtuar un poco a la crítica cervantina.

“Ante esta disección que hace aquí Del Paso del Quijote —e incluso, de Cervantes— se antoja que, en el curso de los siguientes cuatro siglos, aparezca por allí un nuevo  Fernando Del Paso —con su agudeza, su inteligencia, su cultura— que diseccione la obra del actual Fernando Del Paso, el que tienen ustedes enfrente y les aseste a las siguiente generaciones, por ejemplo, un viaje alrededor de Palinuro o alrededor  de José Trigo y otros viajes más alrededor del Maximiliano y la Carlota de sus Noticias del Imperio”, dijo José Carreño.

Un ensayo que se lee como “una novela, un retrato poliédrico del Quijote, lleno de frescura, que alienta a una nueva lectura”, dijo de la obra el periodista español Juan Cruz, quien durante la presentación del libro en la Universidad Alcalá de Henares recordó la voz de Fernando del Paso en la BBC, donde trabajó a los 40 años: “Una voz de sosiego y de esperanza que nos hacía preguntarnos cuándo España sería un país normal”.

El rector de la Universidad de Alcalá, Fernando Galván, tildó a Del Paso de “cosmopolita, artista total y de estirpe cervantina”, y Rafael de la Madrid, consejero de Cultura de la Embajada de México, precisó que este libro “polifónico dialoga con los opuestos, con distintas voces, creando tensión”, informa la agencia efe.

“Del Paso se pregunta por la identidad de España, por un don Quijote crucificado, por las meditaciones del Hidalgo y lo hace a través de Unamuno, Pío Baroja, planteándose su significado en la literatura universal”, explicó De la Madrid.

"Nunca escribí para recibir premios, pero por suerte han llegado", dijo Del Paso. Foto: efe

“Nunca escribí para recibir premios, pero por suerte han llegado”, dijo Del Paso. Foto: efe

“Para disfrutar el Quijote en toda su grandeza no hace falta leer ni una sola palabra de lo que sobre él se ha dicho”, afirmó con su habitual desparpajo el genial Del Paso.

Viaje alrededor del Quijote se completa con siete ilustraciones de artistas españoles:  Ajubel, Miguel Ángel Pacheco, Aitana Carrasco, Iban Barreenetxea, Óscar Villán, Ulises Wensell, Laura Pérez Vernetti y tres del propio Del Paso.

En el marco de la presentación, el director del Fondo anunció que la editorial que dirige publicará próximamente, en edición por separado de su Obra Reunida, Linda 67, historia de un crimen y La cocina mexicana, de Socorro Gordillo —esposa del escritor-.