La niñez es un tema desdeñado por los últimos dos sexenios y, al parecer, también quedará en segundo término para la nueva administración federal, coincidieron organizaciones civiles. Juan Martín Pérez García, director de Redim, lamentó la respuesta que brindó el Presidente Andrés Manuel López Obrador ante las cifras de violencia y asesinatos de menores de edad: “Nosotros llamamos a que asuma su rol de Jefe de Estado mexicano”.

Ciudad de México, 30 de abril (SinEmbargo).- Las políticas públicas para proteger a niñas, niños y adolescentes mexicanos han quedado fuera de los temas prioritarios en los tres últimos sexenios, mientras que las cifras de violencia contra menores de edad, desapariciones, feminicidios y pobreza se han incrementado hasta alcanzar niveles históricos, coincidieron especialistas y organizaciones civiles.

En esta nueva administración, encabezada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el tema de la niñez mexicana también parece encaminarse a quedar en segundo término, de acuerdo con activistas y expertos. Opinaron que hasta el momento no se han visto acciones,ni un posicionamiento contundente del Ejecutivo que muestre un interés por este sector, al contrario, “ha dado respuestas inquietantes y preocupantes”.

“La agenda de los derechos de niños y niñas, no es una prioridad y está sufriendo el desdén político de los funcionarios y funcionarias”, afirmó Juan Martín Pérez García, director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

Silvia Novoa, directora de la organización civil World Vision México, aunque reconoció que el nuevo Gobierno ha realizado importantes esfuerzos en algunos temas, como integrar a los jóvenes al trabajo, señaló que la infancia no se visibiliza en los planes de la nueva administración federal.

“Yo creo que hace falta que los niños sean más visibles en la agenda de este Gobierno, que la política contemple en los diferentes temas a los niños como prioridad, […] hemos visto también como en el tema de educación, con la Reforma Educativa, los esfuerzos están enfocándolos más a la parte laboral antes que a las competencias que requieren los niños y niñas para el futuro”, expresó.

LAS CIFRAS DE VIOLENCIA 

La violencia contra los niños, niñas y adolescentes se ha recrudecido en al menos los últimos tres años: durante 2018, el número de menores de edad asesinados –1 mil 238 casos– subió 9.4 por ciento con relación al 2017, periodo en que 1 mil 131 menores de edad fueron víctimas. En 2017, creció 28.81 por ciento con respecto al 2016, que registró un total de 878 casos; ese año ascendió 14.47 por ciento con relación al año 2015, que reportó 767 asesinatos de menores, de acuerdo a cifras presentadas por la Redim.

El pasado viernes, Redim resaltó que en México al menos 4 mil 299 niños, niñas y adolescentes fueron asesinados desde 2015 a marzo de 2019. La asociación destacó que un total de 285 niños, niñas y adolescentes fueron víctimas de homicidio doloso durante el primer trimestre de 2019, es decir, que diariamente 3 niños, niñas y adolescentes son asesinados en promedio.

Además, al menos 6 mil 614 niñas, niños y adolescentes están oficialmente desaparecidos en México y, de 2015 a marzo de 2019, 254 niñas y adolescentes fueron víctimas de feminicidio. Uno de cada 10 feminicidios registrados en el país entre 2015 y 2018 afectó a niñas y adolescentes.

La organización civil lanzó un llamado urgente “a que aparezca el Estado mexicano para construir una estrategia sólida y fuerte para frenar la violencia”, pues reprochó que las autoridades sólo recuerdan a la niñez el día de su conmemoración.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador negó las cifras presentadas por la organización Redim: “afortunadamente no es así, pero lo vamos a revisar”, dijo López Obrador en su conferencia matutina del lunes.

Y añadió: “Hay ahora mucha desinformación o se distorsionan las cosas, tenemos que ser pacientes para escuchar a todos, pero sí se está apostando en algunos casos a la exageración, al amarillismo”.

Cada mes, en promedio, al menos 1 mil 92 menores de edad son víctimas de lesiones graves que requirieron atención hospitalaria, de acuerdo a los datos destacados por Redim previo a la conmemoración del Día del Niño. Foto: Cuartoscuro.

Juan Martín Pérez, director de Redim, expuso que la respuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador es inquietante y preocupante porque pone en evidencia que el Jefe de Estado está desinformado sobre lo que le ocurre a la población menor de edad, que representa al menos un tercio de la población mexicana.

“La respuesta que emitió el Presidente no es una respuesta de un Jefe de Estado […] nosotros llamamos a que asuma su rol de Jefe de Estado mexicano. Estamos seguros que leer ayuda, leer siempre ayuda. Creo que si se hace de un buen equipo que le pase los datos oficiales tendrá más elementos para poder emitir una opinión informada”, aseguró.

Aclaró que las cifras presentadas por su organización se efectúan con base en estadísticas oficiales y que Redim tiene 18 años trabajando con datos públicos: “hemos trabajado en la misma tónica con distintas administraciones –partidos políticos diferentes-, así fue con Felipe Calderón (PAN), Enrique Peña Nieto (PRI) y ahora con Andrés Manuel López Obrador (Morena)”, agregó.

El director de Redim reiteró que al menos tres menores son asesinados al día, pues recalcó que de diciembre de 2018 a marzo de 2019 suman 360 homicidios dolosos de menores de 18 años.

“Estos son datos públicos, de sus instituciones y el adjetivo de amarillismo, de exageración es lamentable de un Jefe de Estado”, apuntó.

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR 

Cada mes, en promedio, al menos 1 mil 92 menores de edad son víctimas de lesiones graves que requirieron atención hospitalaria, de acuerdo a los datos destacados por Redim en el marco de la conmemoración del Día del Niño.

“No sólo es la violencia de alto impacto, también las lesiones. Eso nos dice de la normalización e impunidad que hay al castigo corporal. Les siguen pegando a niños y niñas hasta llevarlos al hospital y eso sigue normalizando, no pasa nada”, indicó el director de Redim.

Gabriela Ruiz Serrano, especialista Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), coincidió que la violencia doméstica se ha recrudecido en México.

La experta en atención a niños y adolescentes destacó –con base en el Informe Anual 2017 de UNICEF México– que al menos el 60 por ciento de los menores mexicanos han sido víctimas de violencia doméstica.

“Sabemos que los niños y las niñas, siguen teniendo dentro de los hogares, algunas prácticas de crianza donde se utiliza el abuso corporal”, indicó en entrevista con SinEmbargo.

Se define como maltrato infantil, explicó la maestra, cuando un menor de edad sufre de algún tipo de abuso, ya sea físico, psicológico o de tipo sexual.

En promedio, al menos 1 mil 92 menores de edad son víctimas de lesiones graves al mes. Foto: Cuartoscuro

La catedrática alertó que además del maltrato dentro de su hogar, los menores de edad están en una condición de vulnerabilidad ante otras violencias externas como la migración, la trata de personas y el trabajo infantil.

Desde 2010 a mayo de 2018, el Gobierno de México ha detenido al menos 156 mil 146 niñas, niños y adolescentes migrantes, la mayoría provenientes de el Salvador, Guatemala y Honduras, de acuerdo a cifras presentadas por Redim con base a estadísticas de la Secretaría de Gobernación.

En este mismo periodo (2010-2018), de las 53 mil 382 niñas y adolescentes mujeres presentadas ante la autoridad migratoria, se han devuelto a sus países de origen a 48 mi 436 de ellas, lo que significa que 9 de cada 10 niñas y adolescentes detenidas son repatriadas.

La pobreza es otro de los aspectos que violenta a la niñez, comentaron los analistas.

Gabriela Ruiz Serrano destacó que la tercera parte de la población está en el rango de 0 a 18 años de edad y de esta población, la mitad vive en condiciones de pobreza: “y estas condiciones de carencia para satisfacer las necesidades básicas, se puede considerar en sí mismo una omisión, pero que no está centrada solamente en la familia, sino que nos habla de un Estado fallido y de una estructura social que no ha logrado generar las condiciones adecuadas para el desarrollo de los niños”, señaló.

Durante 2015 había 2 millones 475, 989 niñas, niños y adolescentes de entre 5 y 17 años que realizaban alguna actividad económica y 2 millones 217, 648 en ocupaciones no permitidas, señaló la CNDH. Foto: Cuartoscuro.

LA INDIFERENCIA DE LOS GOBIERNOS

Juan Martín García Pérez insistió que el tema de la niñez ha tenido un desdén permanente por parte de las autoridades y afirmó que todo parece indicar que continuará así.

Recordó que México firmó hace 30 años la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés), un tratado internacional de las Naciones Unidas que obliga a los Estados a legislar y desarrollar políticas públicas, así como a reconocer a los menores de edad como ciudadanos del pleno derecho, sin embargo, esto no ha sucedido en México “durante los últimos 30 años”.

Pérez García resaltó que tuvieron que pasar 11 años –desde 1989 cuando se firmó el Tratado hasta 2000– en que las autoridades mexicanos comenzaron a discutir y a legislar a favor de la niñez, y aún así, se realizaron leyes “bastante malas y desorganizadas”.

El especialista recordó que fue hasta el año 2011 cuando se logró una modificación constitucional para avanzar en la creación de una Ley General de Niños, Niñas y Adolescentes, promulgada en 2014, y de ella emanó, en 2015, la instalación Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), de coordinación de amplio nivel, el cual es necesario para la creación de políticas públicas para proteger a la niñez mexicana.

El SIPINNA es presidido por el Presidente de la República y cuenta con la participación de ocho secretarías de Estado, los gobernadores de los 32 entidades, representantes de la sociedad, así como invitados del poder judicial y poder legislativo.

Sin embargo, enfatizó el activista, el SIPINNA sólo ha tenido “desdén de manera permanente por parte de las autoridades”, pues sólo ha sesionado en cuatro ocasiones en cuatro años: tres en el sexenio de Enrique Peña Nieto y la cuarta sesión, que será este 30 de abril, la primera del nuevo Gobierno, no contará con la presencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, advirtió Pérez García.

“Es muy grave que el Presidente no vaya a asistir a esta sesión como lo mandaba la Ley […] ¿Qué hay más importante para el Jefe del Ejecutivo que atender los altos índices de violencia contra niños y niñas? Es la cuarta sesión de este sistema, la primera en su administración, no encontramos explicación. Esto vuelve a ratificar que la agenda de los derechos de niños y niños no es una prioridad y está sufriendo el desdén político de los funcionarios y funcionarias”, destacó Juan Martín Pérez.

Silvia Novoa, directora de World Vision México, explicó que es muy importante que los niños y niñas sean vistos como sujetos de derechos, tras la aprobación de la Ley General en 2015.

Sin embargo, dijo, los recursos designados al SIPINNA no son suficientes para que sea un órgano que realmente logre su función de coordinación y protección.

Al menos uno de cada 10 niñas, niños y adolescentes no asiste a la escuela. Del total de adolescentes de 15 a 17 años que no asisten a la escuela, solo 56 por ciento completó su educación básica que incluye la secundaria terminada, 41 por ciento no concluyó sus estudios básicos y 2.8 por ciento no completaron ningún año escolar, de acuerdo a datos de la Encuesta Intercensal del Inegi.

Silvia Novoa sostuvo que es urgente que las autoridades realmente volteen a ver a los niños y sus necesidades: “es necesario que realmente se asignen los presupuestos que se requieren para la protección de la niñez, al acceso y cobertura de sus derechos y que se vea con mayor enfoque una estrategia para lograr cerrar las brechas de desigualdad”.