GRANDES TEMAS

Asesinatos de menores crecen 5.27% en 2020. Edomex, Guanajuato y Chihuahua, los más peligrosos

30/04/2021 - 10:38 pm

Tan sólo en el primer trimestre del presente año, 246 menores de edad fueron privados de la vida de forma violenta. Se trata de 226 homicidios dolosos cometidos en contra de niños, niñas y adolescentes, así como 20 casos reconocidos como feminicidios.

Ciudad de México, 30 de abril (SinEmbargo).- Al menos seis mil 714 menores de edad fueron asesinados en México desde el año 2015 a marzo de 2021, de los cuales cinco mil 048 fueron cometidos contra varones y mil 666 contra mujeres. De estos últimos asesinatos de niñas y adolescentes, sólo 485 casos fueron clasificados y son investigados como feminicidios, revelan cifras oficiales.

Las entidades más peligrosas para los menores —según los mismos datos— son: el Estado de México, con 727 casos entre homicidios dolosos y feminicidios registrados en los últimos cinco años; seguido de Guanajuato, con 667; Chihuahua, 467; Guerrero, 422; Michoacán, 403; Jalisco; 389 y Baja California, 332.

La cifras refieren que al menos 246 personas menores de 18 años de edad fueron privadas de la vida tan sólo en el primer trimestre del presente año. Se trata de 226 homicidios dolosos cometidos en contra de niños, niñas y adolescentes, así como 20 casos reconocidos como feminicidios.

De acuerdo con un conteo realizado por SinEmbargo con base a los datos abiertos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el asesinato de menores de edad durante el año pasado creció un 5.27 por ciento en comparación con el 2019.

En el 2020, el número de menores de edad privados de la vida ascendió a mil 217 víctimas entre homicidios dolosos y feminicidios; en tanto que, en el 2019, la cifra fue de mil 156 víctimas.

Juan Martín Pérez, titular de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), señaló que los crímenes contra la infancia y adolescencia (desde homicidios, desapariciones y feminicidios) empezaron a dispararse a partir de la guerra contra el crimen organizado y la militarización de la seguridad ciudadana que emprendió el expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

“Desde el 2007 se declaró la guerra contra el crimen organizado, militarizando la seguridad pública y llevando a que los militares controlaran varios segmentos del país; esta situación no cambió con Peña Nieto y a partir de 2012 todos los indicadores de violencia se han mantenido al alza. Es absurdo que estamos en una guerra desde hace más de 14 años, de la cual no hablamos. Es un monstruo en la habitación que nos lleva a tener estos indicadores de violencia que son propios de un país en guerra”, dijo en entrevista con SinEmbargo.

La niñez en México, uno de los grupos en vulnerabilidad que más se han visto afectados por la violencia. Foto: Cuartoscuro

El activista por los derechos de la infancia agregó que las cifras y los ataques contra los niños siguen al alza debido a un “abandono del Estado” y al desinterés para proteger sus derechos, ya que se han debilitado las instituciones para impartir justicia.

“Las condiciones se han agravado en esta administración (federal) que ha ampliado la militarización en muchos sectores del país, al mismo tiempo en que se han recortado presupuestos en el sistema judicial y la procuración de justicia […] Eso nos ha llevado a un estado muy delicado porque los indicadores van a continuar creciendo y esto no va a cambiar porque se está fragilizando la procuración de justicia. Tampoco se ha logrado cambiar los altos niveles de corrupción en todo el aparato del Estado”, comentó.

FEMINICIDIO INFANTIL

De enero a marzo del presente año se registraron al menos 20 feminicidios de niñas y adolescentes en todo el país: tres en enero, seis en febrero y 11 en marzo, de acuerdo con la información oficial.

Las cifras de feminicidios infantiles, es decir, cometidos en contra de mujeres menores de edad, han ido al alza durante los últimos cinco años. En el 2020, los feminicidios (116) crecieron un 22.10 por ciento en comparación con 2019, cuando se registraron 95 víctimas. En ese año, ya había un aumento de 14.45 por ciento con respecto al 2018, cuando se reportaron 83 víctimas.

Los estados que concentran el mayor número de niñas y adolescentes víctimas de feminicidio en el periodo de 2015 a marzo de 2021 son: Estado de México, 85; Veracruz, 44; Jalisco, 35; Chiapas, 32 y Nuevo León con 28 casos.

HOMICIDIOS DOLOSOS

Al menos seis mil 229 menores han sido víctimas de homicidio doloso a nivel nacional en los últimos cinco años, esta cifra incluye también a niñas y adolescentes cuyos casos son investigados como homicidio y no feminicidio.

Tan sólo en el primer trimestre del 2021 se han registrado al menos 276 homicidios dolosos de menores de edad en México: 82 en enero, 103 en febrero y 91 en marzo.

Guanajuato es la entidad con el mayor número de homicidios dolosos en contra de menores de edad en los últimos cinco años, con un total de 650 víctimas. Le siguen, el Estado de México, con 642; Chihuahua, 453; Guerrero, 414 y Michoacán, 390 y Jalisco 354.

Yucatán, Campeche y Tlaxcala, en tanto, son los estados con el menor número de asesinatos de menores al reportar 10, 10 y 14 víctimas, respectivamente, en los últimos cinco años.

Juan Martín Pérez destacó que es urgente el fortalecimiento en la investigación del delito, pues señaló que hay una impunidad del 97 por ciento en los delitos contra la niñez, situación que está directamente vinculada a las fallas iniciales en la investigación del Ministerio Público.

DESAPARECIDOS

En México, en promedio, nueve personas de entre nueve y 17 años de edad fueron reportadas como desaparecidas durante este 2021, informó la Redim.

A menos 14 mil 805 personas, de las que aún se desconoce su paradero, desaparecieron cuando eran menores de edad, es decir entre los 0 a los 17 años, de acuerdo con los datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas, al corte del 28 de abril.

El Estado de México no sólo cuenta con el mayor número de menores de edad desaparecidos, con un total de tres mil 434 registros, también es el lugar en el que más mujeres desaparecen, la mayoría jovencitas, puesto que al menos dos mil 278 tenían entre los 0 a 17 años de edad.

Tamaulipas es el segundo estado con más reportes de personas que desaparecieron cuando eran menores de edad, con un total de mil 655 casos; seguido de Jalisco, con mil siete víctimas.

La Redim ha denunciado que, aunque México cuenta con herramientas de búsqueda como la Alerta Amber, el uso de estos mecanismos es discrecional y desordenado por parte de cada una de las fiscalías estatales, lo que hace que la búsqueda sea ineficaz.

“La mayoría de las autoridades siguen exigiendo a las familias esperar entre 24 a 48 horas para iniciar las búsquedas, lo que va en contra de la integridad de la niñez desaparecida”, denunció la organización civil el pasado jueves 15 de abril durante la Primera Sesión Ordinaria del “Sistema Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas” del 2021, donde se aprobó por mayoría el Protocolo Adicional para la Búsqueda de Niñas, Niños y Adolescentes.

Más de 14 mil personas desaparecieron en México cuando eran menores de edad.

VIOLENCIA SEXUAL

Al menos 992 niñas, niños y adolescentes han sido atendidas y atendidos en hospitales del país por violencia sexual durante el periodo del 1 de enero al 11 de abril de 2021, de acuerdo con datos de Redim. El 93.4 por ciento de los casos correspondía a mujeres.

En el mismo lapso de tiempo, se registraron un total de 333 personas en edades entre 0 a 17 años, en hospitales del país por situaciones de violencia sexual cometidas por parte de un conocido sin parentesco o un desconocido; “esto corresponde al 33.6 por ciento del total de las víctimas de violencia sexual de entre 0 y 17 años”, detalló la asociación civil.

Juan Pérez, titular de Redim, destacó que es necesario que se avance con urgencia en las tareas del Grupo de Trabajo para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes ante la Violencia Armada presentada el pasado 15 de febrero, a solicitud de REDIM y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Sin acciones concretas desde el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), todas las iniciativas presentadas quedarán en papel, profundizando las violencias e impunidad que tanto afectan a millones de niñas, niños y adolescentes en México”.