Los contagios por COVID-19 se aceleraron en la India, país que registró este jueves un nuevo récord diario de muertes. En total, las víctimas del coronavirus ya han superado las 200 mil en el país. Radio Francia Internacional conversó con una mexicana residente de la región de Nueva Delhi, quien relató un panorama preocupante.

India, 30 de abril (Radio Francia Internacional).– India es el cuarto país del mundo con mayor número de muertos totales, detrás de Estados Unidos, Brasil y México. Se registraron en las últimas 24 horas más de 3 mil 500, muertos, llevando el total a 208 mil.

En medio de esta realidad apocalíptica, el país registró 386 mil 452 nuevos contagios en las últimas 24 horas, elevando el total a más de 18.7 millones de casos desde el inicio de la pandemia, unos datos globales solo superados hasta ahora por Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense anunció la víspera el envío de una ayuda de emergencia de 100 millones de dólares a India, donde ha colapsado el sistema de salud. “Se empezó el bloqueo en Nueva Delhi hace dos semanas. Empezaron con el fin de semana. A medida que los casos se fueron incrementando, vieron que las cosas seguían mal y lo aumentaron unas semanas más”, cuenta Vianney Jiménez, mexicana y residente de Gurgaon, una ciudad en la periferia de la capital.

“En la ciudad donde estoy, la gente no puede llegar ni salir. Por eso vemos esta situación tan complicada: no se da abasto a los hospitales ya que nadie puede salir”, explica. Por el crecimiento de su población, Nueva Delhi es una región con ciudades connurbadas. “Al estar esas ciudades encerradas no se da abasto a los hospitales que tienen allí”, lo cual ha contribuido a la saturación de muchos centros de salud.

CORTAR ÁRBOLES PARA INCINERAR A MUERTOS

Las imágenes son escalofriantes. Patios de crematorios y zonas públicas son usadas para incinerar a los fallecidos.

“Los crematorios tenían solo capacidad para 50 personas. En Nueva Delhi, se están registrando más de de 300 muertes al día”, cuenta Jiménez. “Los musulmanes están enterrando pero ya no tienen más espacios para hacerlo. A los hindúes los están incinerando entonces están improvisando en las calles. Han mandado incluso una petición a las autoridades de Nueva Delhi para cortar los árboles de los parques porque no alcanza la leña”, precisa.

Los enfermos de COVID-19 y sus familiares están en una carrera desenfrenada por medicamentos, especialmente Remdesivir. Las farmacias están desabastecidas. “Muchas personas compraron y las están revendiendo a un precio más caro. India es uno de los países con más pobreza en el mundo entonces muchas personas no tienen dinero para poder conseguirlo”, cuenta Jiménez.

Los hospitales por su parte colocan afiches en los que precisan que no tienen suministros de oxígeno.”El Gobierno está mandando a traer de otros estados de India en trenes, pero están tardando en llegar”, agrega.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RFI. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.