Protestas contra el proyecto minero Tía María de Grupo México. Foto: EFE

Protestas contra el proyecto minero Tía María de Grupo México. Foto: EFE

Lima, 30 may (EFE).- El presidente de Perú, Ollanta Humala, pidió hoy a la compañía Southern Copper, filial del Grupo México, conocer las medidas emprendidas para resolver las protestas contra el proyecto minero Tía María, situado en la provincia de Islay, en el sur del país, que registran cuatro muertos y más de 300 heridos.

Tras supervisar la ampliación de un hospital en Lima, Humala instó a Southern a explicar su estrategia de acercamiento con la población de Islay después de que la minera anunciara una pausa de sesenta días en el proyecto para poder informar a la población de la zona.

El anuncio de la filial del Grupo México se produjo después de que Humala les pidiera ejecutar acciones para generar entendimiento con la población de Islay, en huelga contra el proyecto, que consideran que contaminará con polvo ácido sus cultivos y el agua del río Tambo.

“Los días corren y queremos saber qué están haciendo para llegar a las poblaciones y lograr algún tipo de acercamiento”, dijo hoy Humala.

El mandatario peruano solicitó a la empresa “ser lo más transparente posible para absolver las dudas que se han generado en este proceso de años, ya que es importante para el proyecto vaya en buena marcha”.

Humala valoró que el paro convocado entre el 27 y 28 de mayo contra Tía María en las regiones sureñas de Cuzco, Puno y Arequipa, donde se encuentra Islay, se celebrara con manifestaciones pacíficas.

“Saludo la madurez de los dirigentes sociales que participaron en el paro y no fueron por el camino de la violencia. Si logramos trabajar este clima de entendimiento social, le hará mucho bien a Perú”, sentenció.

La provincia de Islay se encuentra actualmente en estado de emergencia, decretado la semana pasada por el Gobierno cuando se cumplieron dos meses de paro indefinido en la provincia.

Southern Copper contempla la inversión de unos 1.200 millones de dólares para la construcción de Tía María, que tendrá una producción estimada a partir del inicio de sus operaciones de 120.000 toneladas métricas anuales de cátodos de cobre. EFE